¡Usted se ha registrado con éxito!
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo
Internacional
Todas las noticias mundiales en un mismo portal informativo. Sigue de cerca lo que pasa en diferentes regiones del mundo.

Bogotá, entre el escepticismo y el alivio del regreso a clases en colegios pese a pandemia

© Foto : Pixabay/WokandapixUna escuela, imagen referencial
Una escuela, imagen referencial - Sputnik Mundo, 1920, 04.02.2021
Síguenos en
BOGOTÁ (Sputnik) — Entre dimes y diretes del Gobierno y la Alcaldía de Bogotá, temores y expectativa de docentes, y cansancio y alegrías de padres de familia, miles de estudiantes de colegios públicos de la capital de Colombia se alistan para regresar a clases en un ambiente que por ahora se debate entre estudiar sí, pero no así.
La noticia fue anunciada el pasado martes en rueda de prensa por la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, quien después de una reunión con el Comité Epidemiológico y el Ministerio de Salud señaló que el retorno -desde el lunes 15 de febrero- será gradual, progresivo y seguro en los colegios públicos de la ciudad.
Sin embargo, su confianza no es compartida por otros sectores, que aún ven con recelo el regreso a clases de los niños.
"Sobre la presencialidad en colegios y universidades en Bogotá, con aforos reducidos, desde el Ministerio de Salud queremos precisar que en el comité asesor del pasado 2 de febrero no fue aprobada esta medida", dijo esa cartera a través de Twitter, lo que sumió en la confusión a padres de familia y estudiantes bogotanos, que no supieron a quién creerle.
Sobre la presencialidad en colegios y universidades en Bogotá, con aforos reducidos, desde el @MinSaludCol queremos precisar que en el comité asesor del pasado 2 de febrero no fue aprobada esta medida.
Tras el anuncio, el propio ministro de Salud, Fernando Ruiz, debió salir a plantar cara al asunto y, también en redes, señaló que "según las normas de bioseguridad vigentes en el país no debe haber porcentajes de aforo en los colegios", lo cual permitirá "ampliar el número de niños que puedan acceder a la educación presencial en alternancia".

Estudio con distanciamiento

Así las cosas, desde el lunes el distanciamiento, la ventilación de salones, el uso de tapabocas y el lavado de manos serán la constante en las instituciones que tengan la autorización de la Secretaría de Educación para proceder, algo que si bien reconforta a algunos, también atormenta a otros.
"Los colegios son espacios para socializar, un ambiente que ahora los niños no pueden disfrutar justamente por la pandemia. Por ese motivo no le veo caso mandar a mi hija a la escuela. ¿Para qué la mandaría? ¿Para que no pueda abrazar ni jugar con sus amiguitos, para que deba estar alejada de ellos dos metros y andar con tapabocas? Eso no tiene sentido. Para esa gracia que siga más bien viendo clases por computador", dice a esta agencia María Helena García, cuya hija, de 8 años, estudia en un colegio distrital.
Un niño con una mascarilla - Sputnik Mundo, 1920, 10.11.2020
Economía
Cuatro veces menos clases que el resto del mundo: educación endémica en Latinoamérica
Para otros padres de familia la noticia de López es un respiro al agotamiento que arrastran desde hace meses, cuando debieron compaginar sus trabajos en casa con el cuidado de los menores.
"En mi caso el anuncio (del regreso a clases) es un alivio, porque entre el teletrabajo, las labores domésticas y cuidar a los niños en casa me estoy volviendo loco", señala Roberto Buitrago, quien trabaja como prestador de servicios desde su casa, en la localidad de Usme, una de las cuales fue objeto de una estricta cuarentena durante enero debido al segundo pico de la pandemia, que azoto con virulencia ese sector de Bogotá.
Justamente el martes Bogotá pasó de alerta roja a naranja tras haber superado dicho pico, lo que se refleja en la paulatina disminución de contagios de COVID-19 y de ocupación en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI).

¿Regreso prematuro?

Según datos del Distrito de Bogotá al día miércoles, la ciudad tiene 394,1 casos activos de COVID-19 por cada 100.000 habitantes, y del total de UCI destinadas para pacientes con el virus el 76,9% están ocupadas, un porcentaje que aunque aún es alto resulta más alentador que hace un mes, cuando la ciudad estaba sumida en alerta roja y la ocupación de UCI alcanzaba el 88,9%.
Debido a ese panorama, aún hay quienes piensan que el segundo pico aún está fresco, por lo que es muy prematuro para enviar a los niños a clases presenciales, una medida que no es obligatoria y que permite tomar la decisión en familia... siempre que la tecnología esté a la mano.
"En mi caso, me toca enviarlo al colegio, porque no lo puedo tener en la casa haciendo nada. Yo no tengo computador, así que sí o sí hay que arriesgarse y que vaya a clases en persona", dice a esta agencia Rosa María Arango, una abuela de 56 años de edad que vive en el populoso sector de Kennedy (suroccidente) y que cuida de su nieto de 7 años, luego de que la madre del pequeño emigró a España en busca de oportunidades laborales.
Como ella, cientos de miles de padres y acudientes no tienen la posibilidad de concertar en familia la asistencia presencial a los colegios, pues la falta de tecnología no les da esa opción.
Agentes de la Policía militar de Colombia - Sputnik Mundo, 1920, 05.08.2020
Internacional
¿Por qué Colombia no ha podido contener la pandemia?
Ante eso, el Distrito ha debido comprar computadores para beneficiar, por ahora, a 105.686 estudiantes acreditados en el plan de disminución de brechas digitales en Bogotá, ciudad en la que cuatro de cada diez niños no tienen acceso a dispositivos ni a internet.
El modelo de alternancia ha supuesto una inversión millonaria, pues aparte de los computadores la Alcaldía también debió adquirir 1.151 termómetros digitales, 11.202 bases para dispensadores de gel, 4.999 dispensadores de toallas de manos, 4.801 tapetes de bioseguridad y 1.1031.896 tapabocas lavables para los estudiantes de los colegios distritales.
Por lo pronto, 23.871 maestros y directivos de alrededor de 120 colegios del distrito se alistan para impartir clases presenciales desde el lunes, mientras que 10.535 lo harán a través de la virtualidad impuesta por una pandemia que, para bien o para mal, resulta ser toda una lección de vida para las nuevas generaciones en edad escolar.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
EN VIVO
Заголовок открываемого материала
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала