¡Usted se ha registrado con éxito!
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo
Internacional
Todas las noticias mundiales en un mismo portal informativo. Sigue de cerca lo que pasa en diferentes regiones del mundo.

Encuentran en Alaska un fuerte indígena para repeler a los rusos

© AP Photo / Chris MillerLa ciudad de Sitka, Alaska
La ciudad de Sitka, Alaska - Sputnik Mundo
Síguenos en
Un grupo de arqueólogos ha logrado encontrar los vestigios de la existencia de una fortificación de madera de cerca de 200 años en el sureste de Alaska. El fuerte fue construido por pueblos indígenas de la región para resistir un avance de la Rusia imperial.
"La ubicación física definitiva del fuerte había eludido a los investigadores durante un siglo", dijo Thomas Urban, arqueólogo de la Universidad de Cornell y coautor del estudio que detalla el descubrimiento.
La fortificación, ubicada en la ciudad de Sitka, tiene gran importancia cultural para el pueblo tlingit, particularmente para aquellos del clan Kiks.adi, cuyos ancestros defendieron la localidad. El fuerte es considerado un símbolo de la "resistencia de los indígenas al colonialismo", detalló NBC News.
El mapa de Alaska - Sputnik Mundo
Internacional
¿Solo 4 km separan EEUU de Rusia? Tan lejanos a primera vista, a tiro de piedra en realidad
A lo largo de décadas, los especialistas habían encontrado solamente pistas de la ubicación del fuerte. El equipo de científicos liderado por Urban utilizó georradares e inducción electromagnética para confirmar el verdadero lugar en donde se encontraba y descartar otros sitios potenciales en el área circundante que se habían propuesto en los últimos años.
Los hallazgos confirman los relatos históricos de ambas partes de la batalla de Sitka —el conflicto bélico entre los rusos y los indígenas locales que tuvo lugar allí, en 1804—, explicó al medio el arqueólogo Brinnen Carter, coautor del estudio.
Los rusos establecieron un asentamiento en la región en 1799, pero cerca de tres años más tarde, tras algunas disputas con los tlingit, el asentamiento fue destruido y los rusos fueron repelidos. En 1804, cerca de 1.500 representantes del Imperio ruso volvieron a la región.
Según estimaciones del lado ruso, el fuerte fue defendido por, al menos, 800 personas. Los locales relatan que las mujeres también participaron de la batalla. Los indígenas, pese a que eran minoría, lograron resistir los ataques durante varios días, en parte, gracias a sus fortificaciones.
"El fuerte estaba estratégicamente situado detrás de las marismas y fuera del alcance de los cañones navales rusos. Estaba rodeado por gruesos muros de árboles jóvenes en forma trapezoidal de unos 73 metros de largo y 50 metros de ancho", detalló el medio.
Como resultado, tierras de Alaska se convirtieron en una parte integral del Imperio ruso por poco más de seis décadas, hasta que el país vendió el territorio a Estados Unidos en 1867.
LA OPINIÓN DEL AUTOR NO COINCIDE NECESARIAMENTE CON LA DE SPUTNIK
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
EN VIVO
Заголовок открываемого материала
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала