¡Usted se ha registrado con éxito!
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo
Internacional
Todas las noticias mundiales en un mismo portal informativo. Sigue de cerca lo que pasa en diferentes regiones del mundo.

Jorge Ferrer: "La literatura rusa es la música que llevo dentro"

© Foto : Pixabay / rawenergyManuscrito en ruso (imagen referencial)
Manuscrito en ruso (imagen referencial) - Sputnik Mundo
Síguenos en
MOSCÚ (Sputnik) — El escritor cubano Jorge Ferrer acaba de ser reconocido como uno de los más importantes traductores de literatura rusa, al obtener el premio Read Russia por su versión al español de la novela Zuleijá abre los ojos, de Guzel Yájina.
Esta es solo la más reciente estación de un viaje que comenzó hace décadas, cuando llegó a Moscú siendo un adolescente por razones familiares, sin saber "más de una docena de palabras en ruso aprendidas ya con el pie en el estribo del avión de Aeroflot", cuenta a Sputnik. Allí cursó el bachillerato, primero, y, después, estudios de periodismo en el Instituto de Relaciones Internacionales (MGIMO). Pero ya desde antes, sus verdaderas maestras de ruso fueron "nuestras vecinas Svetlana y Marina, que asumieron como un reto que aquel adolescente de pelo revuelto y bastante díscolo aprendiera ruso en un año. La literatura fue la herramienta de la que se sirvieron, tanto de la prosa como de la poesía", rememora.
Así, aún sin conocer el significado de las palabras, pronto fue "capaz de recitar de corrido a Pushkin o a Tsvetáieva, a Esenin o a Lérmontov", cuenta casi cuarenta años después desde su casa en Barcelona. "No era capaz de comprender, pero ya me sonaba la música del ruso en la lengua y la cabeza. Esa música que todavía llevo dentro".

Traducir es compartir

De ese modo, la traducción se convirtió muy pronto en su manera de compartir su pasión y sus hallazgos con amigos que no conocían el ruso o no lo conocían tan bien. "Las canciones de Vladimir Visotski, Bulat Okudzhava o Borís Grebenshikov en ligeras traducciones de sobremesa o medianoche, fueron las primeras que hice".
Mucho más adelante, ya establecido en España, la traducción de libros se fue convirtiendo en una de sus profesiones. Y a partir de cierto punto, "en una de las que me ocupa más tiempo y, como que su esencia es compartir, la que me ofrece más placer y retribuciones", asegura.
Escritores rusos homenajeados en Cuba - Sputnik Mundo
Rusistas cubanos recuerdan 75 años de la Gran Guerra Patria desde la literatura rusa
A lo largo de estos años, por sus manos ha pasado mucho de lo que vale y brilla de la literatura rusa. Ha traducido una veintena de libros, y especialmente los más recientes, los cataloga como "proyectos tan apasionantes, como difíciles de llevar a término".
De ellos, destaca, sin lugar a dudas, El Libro negro, de Vasili Grossman e Ilyá Ehrenburg, un compendio de las atrocidades cometidas por los nazis y sus colaboradores en los territorios ocupados de la Unión Soviética. "El trasiego diario con todo aquel horror es angustioso para el traductor, que se ve obligado a contarlo en su propia lengua como por primera vez", refiere.
En clave distinta, la traducción de las memorias de Aleksandr Herzen, El pasado y las ideas, fue un proyecto que le tomó todo un año y "culminé con gran satisfacción".
Por otra parte Vasili Rózanov y Nikolai Leskov son "dos autores de una complejidad estilística enorme, que traduje con emoción y obligándome a crecer para estar a la altura."
Y, cómo no, tres autoras que han ocupado sus últimos proyectos:
"Todas esas voces resuenan en mi mente y permanecen revoloteando sobre mi mesa de trabajo cada vez que abordo un nuevo proyecto, porque si un lector es todos los libros que ha leído, un traductor, que es alguien obligado a leer de la manera más intensa y profunda que se pueda concebir, es todo lo que ha traducido."

"Excelente recreación de la diversidad social y étnica"

El premio Read Russia, que se entrega desde 2011 a las mejores traducciones de obras literarias rusas a cualquier idioma, lo otorga el Instituto de Traducción Literaria ruso con el apoyo de la Agencia Federal de Prensa y Comunicación Masiva y el Centro Presidencial Boris Yeltsin. De las 176 obras de 30 países presentadas en esta ocasión, el jurado decidió premiar a una decena, entre ellas, en la categoría literatura contemporánea, estuvo el trabajo de Jorge con Zuleijá abre los ojos, la novela con la que Guzel Yájina debutó en 2015.
© Foto : Cortesía de Jorge FerrerJorge Ferrer y Guzel Yájina
Jorge Ferrer y Guzel Yájina - Sputnik Mundo
"Yo acababa de leerla cuando recibí la propuesta de la editorial Acantilado, una de las casas más prestigiosas del mundo de la edición de libros en español. También, por cierto, una que mantiene siempre la vista muy atenta a lo que sucede en las literaturas del Este de Europa y también en Rusia. Naturalmente, acepté de inmediato. Al deslumbramiento de la lectura le siguió el deslumbramiento aún mayor que me produjo viajar enseguida a Tartaristán y Kazán, donde transcurre la primera parte de la novela, para prepararme mejor para el trabajo sobre ella."
La bandera de la URSS en la Plaza Roja - Sputnik Mundo
Internacional
Un consejero de Yeltsin nombra la razón de la disolución de la URSS
La historia que cuenta la novela es la de una mujer tártara deportada a Siberia en los años 30. El viaje que hará sobre la geografía de la URSS será también un viaje al encuentro de sí misma, a través del terror y el hambre, la maternidad y el amor.
"Guzel consiguió con esta historia llena de marcas muy rusas, pero también de pasiones muy universales, llegar al corazón de los lectores de todo el mundo", dice su traductor, aún asombrado por la concesión de este premio, que en esta ocasión fue otorgado ex-aequo a dos traducciones, mientras reconoce que "es probable que el jurado tuviera en cuenta la dificultad de la traducción de una prosa que bebe de la mejor tradición de la literatura clásica rusa y del naturalismo, a la vez que tiene un decidido aire de modernidad".
Pero lo cierto es que el jurado también pudo notar "la excelente recreación de la diversidad de realidades sociales y étnicas de la novela" en español, como hizo constar en el acta de premiación.

Voces genuinas y novedosas en la literatura rusa contemporánea

En tiempos en que se pierden hábitos de lectura y los libros deben competir con el Smartphone y los videojuegos, ante el traductor se presentan retos adicionales a la hora de promover las obras de otras culturas, en especial las contemporáneas. "Los clásicos rusos siempre se han leído mucho, por supuesto. Y se siguen leyendo. Pero los nombres, temas, las realidades nuevas se resisten más", reconoce Ferrer.
Estatua de Emilia Pardo Bazán - Sputnik Mundo
España
Emilia Pardo Bazán: la gran escritora española influida por la literatura rusa
Y, sin embargo, año tras año, muchos autores se van abriendo paso y "encontrando lectores capaces de vibrar con sus obras tanto en España como en todo el territorio de la lengua española en el mundo".
A medida que aumentan las ventas, lo hace también el rumor creciente que va generando la lectura, asegura. "Algunos de los mensajes más conmovedores que recibo a propósito de Zuleijá abre los ojos me llegan de México y Argentina, por ejemplo."
Y es que tanto en España como en otros países de habla española "interesa cada vez más la Rusia contemporánea con sus luces y sus sombras, su tradición cultural, una de las más potentes y vivas del mundo, y la manera en que esa tradición es reescrita, reaprovechada, redibujada por las nuevas voces, las nuevas generaciones."
Los lectores, y los de literatura rusa en particular, "buscan voces genuinas, historias con fuerte color local, pero alcance universal, buscan autenticidad y novedad. Y la literatura rusa contemporánea tiene mucho que dar de todo eso", afirmó.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
EN VIVO
Заголовок открываемого материала
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала