Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
Al contado - Sputnik Mundo
Al contado
Humor, creatividad y sencillez. Tres ingredientes, que sustentados en el rigor del análisis de destacados expertos internacionales, son la clave para acercarte al complejo mundo de la economía y las finanzas. Javier Benítez presenta el programa. 15 minutos, todos los jueves.

Conflictividad social: una bomba de relojería en EEUU y Reino Unido

Conflictividad social: una bomba de relojería en EEUU y Reino Unido
Síguenos en
Mientras la Reserva Federal de EEUU no ve necesario elevar el volumen de compra de activos por el momento, la economía del Reino Unido se enfrenta a la mayor contracción de los últimos 300 años. De fondo, la verdadera gran preocupación en ambos países es la conflictividad social, según el economista Julio César Gambina.

Estados Desunidos

"¡Jugá callado!" Es lo que le dice en voz alta un jugador a su compañero de equipo en el 'truco', un juego de naipes en Argentina y Uruguay, para que no haga ningún envite a sus contrincantes, es decir, que no 'cante' envido, truco, o lo que sea. Eso significa que el jugador pondrá una de sus cartas boca arriba sobre la mesa, en silencio y sin hacer ninguna ola de gestos —como suele hacerse—, todo como parte de una estrategia más global de juego.

El sello del Consejo Superior de la Reserva Federal de EEUU - Sputnik Mundo
Economía
La estrategia que necesita adoptar EEUU para salvar su economía del rebrote
Algo parecido ha hecho por estos días la Reserva Federal de EEUU, y juega 'callado'. Pasan de puntillas por la situación económica actual del país, sin grandes aspavientos, al indicar que no ven necesario subir el volumen de compra de activos mensual del ente. Así se desprende de las actas de la reunión de los miembros del Comité Federal de Mercado Abierto [FOMC]. "En general, los participantes vieron el actual ritmo y composición [de la compra de activos] como efectivo a la hora de lograr unas condiciones financieras acomodaticias", dice el informe.

"El título debería ser 'No hagamos olas'", dice el economista Julio César Gambina respecto a esta decisión de la FOMC.

"La Reserva Federal en ese largo comunicado del 4 y 5 de noviembre dice que sigue mirando con mucha expectativa lo que acontece en la economía mundial y especialmente en la economía estadounidense", advierte.

Gambina explica que cuando se habla de compra de activos financieros, "es que la Reserva Federal lanza dólares al mercado y se hace de títulos de la deuda del Tesoro, por ejemplo. La Reserva Federal no sólo financia al Estado estadounidense, sino que financia también a muchos otros bancos centrales del sistema mundial. Y cuando explotó el problema económico derivado de la pandemia en EEUU en marzo, prácticamente la Reserva Federal duplicó la tenencia de activos".

Maradona y la economía moderna

La señal de Wall Street en Nueva York, EEUU - Sputnik Mundo
Economía
Economista estadounidense: el futuro económico de EEUU es sombrío y el villano es la Fed
A Gabina le llamó la atención en este sentido, un artículo 'muy interesante' de Claire Jones publicado en el Financial Times titulado 'La contribución de Maradona a la teoría monetaria'. "Alude a una reflexión desde los bancos centrales analizando esos dos goles maravillosos que Maradona le convierte a Inglaterra en el Mundial de 1986. Uno, el conocido como 'la mano de Dios', donde alude que es un gol de la innovación, de la creatividad, inesperado, de picardía, de cómo un pequeño jugador, por su altura, se levanta y coloca el gol de una manera inesperada con una mano que el árbitro no ve. Pero en seguida, hace un gol maravilloso que descoloca a todo el equipo inglés, porque dice 'Maradona avanza en línea recta y llega al gol'".

"La reflexión que se hace desde el punto de vista de la toma de decisiones para la teoría monetaria moderna, es que todos los defensores imaginaban que Maradona iba a hacer una finta a izquierda o a derecha, y lo que hizo Maradona fue avanzar: descolocó estratégicamente a todos los jugadores, y sin ningún movimiento, sólo en línea recta, en el sentido que yo digo de 'no hacer olas', llegó con simpleza y con facilidad al gol. Es decir que, es interesante ver cómo la Reserva Federal hoy está planteando una situación parecida: su respuesta a la actual situación es 'vamos bien hasta acá', 'no hagamos olas', tengamos cuidado, si es necesario salgamos a comprar más activos", apunta el economista.

Al contado - Sputnik Mundo
Al contado
Fed y BCE: ¿la timba de la economía global?
En su diagnóstico, los miembros del FOMC convinieron en que la deriva de la economía depende de los 'pasos' que siga dando la pandemia del COVID-19, y de si la crisis sanitaria seguirá afectando a corto plazo a la actividad económica, lo que incluye el empleo y la inflación.

En este sentido, la economía de EEUU mostró un crecimiento del 7,4% en el tercer trimestre de este año —respecto al trimestre anterior en que se produjo una caída del 9%—, lo que implica el primer repunte desde el inicio de la pandemia. Esto se debe a la reapertura de la actividad comercial en el verano ante el descenso de casos. Visto de forma anualizada, de julio a septiembre, la economía estadounidense creció un 33,1%. Pero no todo es color de rosa: el FOMC advierte que cuando la pandemia vuelva a traer restricciones, habrá una nueva caída.

"Lo que el FOMC está señalando es que hay una recuperación de la economía, pero que la economía va a caer este año en torno al 5%", observa Gambina.

Reino Hundido

Mientras, las islas británicas se hunden. El buque del reino que está zarpando de la Unión Europea está zozobrando de manera brutal, haciendo aguas por todos lados como si hubiera chocado contra un iceberg. Y la pandemia no ha sido más que un torpedo en su línea de flotación.

Su propio ministro de Finanzas, Rishi Sunak, dejó constancia de ello: "Nuestra emergencia sanitaria no ha terminado. Nuestra emergencia económica no ha hecho más que empezar", sentenció lapidario.

Coronavirus en el Reino Unido - Sputnik Mundo
El Gobierno británico amplía los subsidios por las restricciones contra el COVID-19
Entre las consecuencias de la pandemia en Reino Unido: una caída del 11,3% del PIB, la minuta del déficit público subirá a unos 4.000 millones de libras esterlinas para el presente año, o dicho de otra forma, el 19% del PIB. Total: es la mayor contracción en más de 300 años, según lo constató el propio Sunak ante la Cámara de los Comunes al presentar las prioridades de los presupuestos para el curso 2021-2022.

"Los datos de Gran Bretaña son elocuentes, son muy preocupantes, y yo te diría que, tanto para EEUU, como para Gran Bretaña, la gran preocupación es la conflictividad social: por un lado por el desempleo, pero por otro lado por el crecimiento de la pobreza y el deterioro de las condiciones de vida de una parte muy importante de la población británica y estadounidense", remata el economista Julio César Gambina.

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала