Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo
Defensa
Últimas noticias e información relevante sobre defensa y todas las novedades de la industria militar.

Una nueva era: hace 70 años la URSS recibió su primer misil balístico

© Foto : Russian Space SystemsEl primer misil balístico soviético R-1
El primer misil balístico soviético R-1 - Sputnik Mundo
Síguenos en
Hace exactamente 70 años, el 28 de noviembre de 1950, entró en servicio de la URSS el primer misil balístico R-1. Este hito supuso para las Fuerzas Armadas el comienzo de una nueva era, cuyo principal logro es el surgimiento del escudo nuclear del país.

El legendario Serguéi Korolev, el padre del programa espacial de la URSS, lideró el proyecto para crear un nuevo tipo de arma. El grupo de diseñadores encabezado por él tomó como base el misil alemán A4 —Fau 2— de Werner von Braun. Sin embargo, el problema era que los ingenieros soviéticos no tenían acceso a un ejemplar de dicho misil. 

El sistema S-400 ruso (imagen referencial) - Sputnik Mundo
Defensa
Estos son los mejores sistemas de defensa aérea del mundo
Ello se debió a que los militares estadounidenses fueron los primeros en llegar a la fábrica de Turingia, el lugar donde estos misiles eran producidos por los alemanes. Así, en 1945 los especialistas de EEUU sacaron todo el equipo, la documentación y las copias restantes de los misiles. Además de ello, capturaron al cerebro del proyecto alemán, al propio Von Braun. Por lo tanto, el misil soviético fue creado basado solo en datos fragmentarios y mucho se tuvo que hacer desde cero.

Los primeros misiles fueron ensamblados principalmente con componentes alemanes. Las pruebas en tierra mostraron que todos los sistemas funcionaban correctamente, así que en octubre de 1947 los militares comenzaron los lanzamientos en el polígono de pruebas de Kapustin Yar

No obstante, el principal problema era que esos misiles resultaron ser unas armas de muy baja precisión. Así, con un alcance de unos 200-230 kilómetros, la desviación del blanco llegaba a alcanzar los 180 kilómetros. Esto no es sorprendente, puesto que su ancestro era el Fau-2, que tampoco destacaba por su precisión. Hitler siempre apuró a sus científicos, con la esperanza de conseguir una súper arma que cambiara el rumbo de la guerra. Pero lograr un resultado perfecto en tan poco tiempo fue extremadamente difícil.

Lanzamiento de un misil balístico intercontinental R-36M (archivo) - Sputnik Mundo
Defensa
R-36M: un misil soviético tan temido, que lo bautizaron Satán | Fotos
Al darse cuenta de que copiar los misiles alemanes no produce el resultado deseado, los dirigentes soviéticos decidieron empezar a crear una versión mejorada del sistema, hecha con componentes de fabricación nacional. De tal modo, todo el proceso de diseño y producción fue llevado a cabo en la Unión Soviética. Precisamente este misil fue el que finalmente obtuvo el nombre de R-1.

En el R-1 ya se utilizaron otros metales y aleaciones y también cambió la forma de los compartimentos de equipos electrónicos y de la cola. Además, se desarrolló un nuevo motor: el RD-100 / 8D51. Como combustible se usaba alcohol etílico, el oxidante era el oxígeno líquido. 

Los sistemas de guía fueron sustituidos por giroscopios y equipos de radio de producción nacional. El R-1 podía llevar una ojiva explosiva inseparable de 1.075 kilogramos, en la cual el peso del material explosivo ascendía a unos 785 kilogramos.

Los primeros lanzamientos del nuevo misil tuvieron lugar entre septiembre y octubre de 1948. Tras varios fracasos en las etapas iniciales, se produjo un lanzamiento relativamente exitoso. El misil voló a una distancia de 288 kilómetros, pero se desvió del objetivo por cinco kilómetros. 

Submarino soviético K-278 Komsomolets - Sputnik Mundo
Defensa
Los cazadores de los submarinos: la fuerza con la que la URSS dominó el océano
Esta desviación era sustancialmente menor que los 180 kilómetros del misil ensamblado con componentes alemanes, pero aún así el proyecto fue enviado de vuelta para su revisión. Un año más tarde, el resultado fue mucho mejor: de los 20 proyectiles que fueron lanzados, 17 cumplieron con su misión. Los ensayos estatales fueron superados.

Como resultado, el 28 de noviembre de 1950, el primer misil balístico de fabricación nacional fue aceptado en servicio de la URSS, y unos seis meses después comenzó su producción en masa, que duró hasta 1955.

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала