Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo
Internacional
Todas las noticias mundiales en un mismo portal informativo. Sigue de cerca lo que pasa en diferentes regiones del planeta.

Érase un 25 de noviembre: la pandemia que todavía no tiene cura

© AFP 2021 / Miguel SchincariolMujer en una protesta contra la violencia machista en Sao Paulo (Brasil)
Mujer en una protesta contra la violencia machista en Sao Paulo (Brasil) - Sputnik Mundo
Síguenos en
La pandemia reduce, pero no detiene las protestas en el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres. El 25 de noviembre se denuncia un mal que afecta a millones de personas en todo el planeta.

Es 25 de noviembre. Si el calendario no se viese sometido a las voluntades de la pandemia, un día como este, las calles de todo el mundo se llenarían de personas. Sobre todo, de mujeres. Las consignas silenciarían el tráfico y los carteles cubrirían el asfalto de las ciudades. Se clamaría contra la violencia que sufren las mujeres. Se celebraría a todo volumen el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres.

Una mujer triste (imagen referencial) - Sputnik Mundo
América Latina
Aumentan 57% consultas telefónicas por violencia de género en Uruguay respecto a 2019
En 2020, el coronavirus y las restricciones para combatirlo rebajan la asistencia y el número de actos convocados. Sin embargo, no significa que el morado no tiña las urbes. Asociaciones feministas han organizado para el 25 de noviembre todo tipo de eventos. Desde concentraciones en Madrid hasta caceroladas en Barcelona. Bilbao contará con una cadena humana, Valencia con dos perfomance, Sevilla con una comida popular y Granada con un recorrido por el centro de la ciudad. Además, los balcones e Internet se convertirán en dos escenarios de las protestas en tiempos de pandemia. Al otro lado del océano Atlántico, en Latinoamérica, Quito, Montevideo o Ciudad de México también se vestirán de morado.

Una jornada que sirve para denunciar. Alzarse contra la violencia que padecen las mujeres, de la que el asesinato es solo una de sus manifestaciones. El control económico y de las relaciones sociales, los insultos, las violaciones en pareja, la explotación sexual, la pobreza, la desigualdad laboral, la trata o las mutilaciones genitales son algunas de las múltiples formas que adopta.

Un mal que se ve potenciado por la pandemia. Durante el confinamiento de primavera, solo en España, la Policía detuvo a 8.790 personas y se tramitaron 8.412 denuncias. Y es que la imposibilidad de salir a la calle hace que las víctimas tengan que convivir con sus maltratadores, en muchas ocasiones, sin salida alguna. De esta manera, este 25 de noviembre, las organizaciones quieren hacer hincapié en el empeoramiento de la situación de muchas mujeres a raíz del coronavirus. No es baladí que el lema de las concentraciones en Madrid sea "Vecina confinada, aquí están tus hermanas".

"Ponemos énfasis en cómo la pandemia agrava la situación de las mujeres que sufren violencias machistas, porque facilita el control que ejercen los agresores al tiempo que dificulta el acceso de las mujeres a los recursos existentes, más limitados aún en esta situación de crisis sanitaria", reconocen desde la Comisión 8M, arquitecta de las protestas en la capital española.

Respaldo institucional

La política también ha querido dejar su huella en el 25 de noviembre de 2020. El Gobierno de España ha publicado un vídeo institucional. En este, el presidente del ejecutivo, Pedro Sánchez, ha hecho un llamamiento para cerrar "definitivamente las grietas del machismo". "La pandemia nos ha puesto a prueba con nuevas crisis, pero también, desgraciadamente, ha profundizado viejas grietas y nos ha recordado la importancia de cerrarlas definitivamente. Una de ellas, de las más lacerantes, es la del machismo en todas sus formas, pero especialmente, cruelmente, la violencia machista", ha destacado.

Junto al líder de la Moncloa, los cuatro vicepresidentes del Gobierno y los ministros de Igualdad, Justicia e Interior recuerdan a las víctimas que no están solas y que el Estado está "a sus órdenes" para salir de la vorágine de violencia. "Somos objeto de vulneración de nuestros derechos, de agresiones, de asesinatos, particularmente encaminados a ahogar nuestra existencia como mujeres en el mundo", ha remarcado la vicepresidenta primera, Carmen Calvo.

Un documento audiovisual que ha ido acompañado de un minuto de silencio ante la puerta de las principales instituciones o sedes de partidos y sindicatos. Un homenaje a las víctimas que se ha repetido en toda España. Desde el realizado por los diputados frente al Congreso hasta los organizados en ayuntamientos de todo el país. La ministra de Igualdad, Irene Montero, la delegada del Gobierno en Violencia de Género, Victoria Rosell, y la directora del Instituto de la Mujer, Beatriz Gimeno, lo han escenificado ante la sede del ministerio en la calle Alcalá.

"Por las víctimas, es más necesario que nunca reforzar el Pacto de Estado contra la violencia contra las mujeres. Tenemos que estar todas unidas frente a este mal, independientemente del color que llevemos. Nos queremos vivas, frente a la violencia machista", ha sentenciado Montero en la Entrega de reconocimientos en la lucha contra la violencia de género.

Un mensaje al que se han sumado la mayoría de fuerzas políticas. Únicamente Vox ha decidido no participar en el minuto de silencio institucional. En redes sociales, todo tipo de personalidades de la cultura y el deporte han homenajeado a las víctimas de la violencia machista.

Cifras preocupantes

En España, en lo que llevamos de año, 41 mujeres han perdido la vida a manos de sus parejas o exparejas. 1.074 desde 2003, año en el que se iniciaron los registros oficiales de violencia de género. Tan solo el 21% había denunciado a su agresor. De las 41 asesinadas de 2020, 35 no lo habían hecho.

Marcha contra la violencia de género (archivo) - Sputnik Mundo
América Latina
Ecuador y ONU Mujeres firman memorando de entendimiento sobre violencia de género
Viogén, el sistema de seguimiento de las víctimas de violencia de género, tenía registrados 63.944 casos activos, de los cuales 433 correspondían a menores. Y esto hablando de datos oficiales. Esta lacra afecta a un mayor porcentaje de la población, según la Macroencuesta de Violencia sobre la Mujer de 2019. Publicada en septiembre, esta reveló que el 57,3% de las españolas de 16 o más años han sufrido violencia de género en algún momento de su vida. Es decir, 11,6 millones de personas. De estas, más de 4 millones han padecido violencia física; 1,3 millones, violencia sexual fuera de la pareja, y más de 8 millones afirma haber sido víctima de acoso sexual. 

Una problemática vigente en todo el mundo. Según una encuesta realizada en 2014 por la Agencia de Derechos Fundamentales de la Unión Europea, 13 millones de europeas habían experimentado violencia física durante los 12 meses anteriores a la entrevista. En Nigeria y Sudáfrica se disparan las violaciones. En México se registraron 2.874 asesinatos de mujeres y niñas en los nueve primeros meses del año. El Observatorio de Feminicidios de Colombia anotó un total de 508 víctimas mortales, 243 en la cuarentena. En El Salvador, uno de los países más peligrosos para este sector de la sociedad, se perpetraron 112 crímenes contra las mujeres. Alerta en Brasil, donde una mujer es víctima de un feminicidio cada nueve horas. En el primer semestre de 2020, 648 brasileñas habían muerto.

En pleno siglo XXI, uno de cada cuatro países no ha prohibido la violencia doméstica, según la ONU. 37 estados todavía no juzgan los casos de violación si se perpetúa dentro del matrimonio o si después de la agresión, ambos contraen matrimonio. Además, 49 países no tienen ningún tipo de legislación que proteja a sus ciudadanas de este mal. "Todavía queda un largo camino que recorrer a nivel global", admiten desde la ONU.

Origen del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres

La elección del 25 de noviembre como fecha para combatir la violencia machista no es azar. La historia recuerda cada año a las hermanas Maribal, conocidas como Las mariposas. Patria, Minerva y María Teresa fueron tres activistas políticas de la República Dominicana. Ellas fundaron el grupo de izquierda revolucionario 14 de Junio a finales de 1950, incitadas por los triunfos de las revoluciones populares contra las dictaduras que padecían varios países latinoamericanos. Su objetivo era derrocar a Rafael Leónidas Trujillo, quien gobernó el país entre 1930 y 1961.

Violencia (imagen referencial) - Sputnik Mundo
América Latina
Paraguay registra 30 feminicidios en lo que va de 2020
Su activismo hizo que las tres hermanas fueran torturadas y encarceladas en distintas ocasiones. Sin embargo, sería el 25 de noviembre de 1960, cuando agentes del Servicio de Inteligencia militar del régimen las interceptaría tras volver de visitar a los maridos de dos ellas en la cárcel de Puerto Plata. Los agentes las golpearían hasta la muerte, para después colocar sus cadáveres en el coche que viajaban con la intención de simular un accidente.

Su brutal final convertiría a las Maribal en símbolos de la lucha feminista. 20 años más tarde, en 1981, las participantes del Primer Encuentro Feminista de Latinoamérica y el Caribe elevarían al 25 de noviembre como Día contra la violencia de género. En 2000, la ONU oficializó esta fecha como el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

El espíritu de Las mariposas revuela todavía. Eterno. Como parece ser la violencia de género. Una pandemia existente mucho antes de la llegada del coronavirus. Y que también necesita vacuna.

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала