Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
América Latina
Desde el Río Bravo hasta Tierra del Fuego, noticias, reportajes y análisis sobre la realidad latinoamericana

La mujer que casi fue la primera presidenta de Perú

© Foto : Gentileza Rocío Silva SantistebanRocío Silva Santisteban, congresista peruana
Rocío Silva Santisteban, congresista peruana - Sputnik Mundo
Síguenos en
El sistema político peruano atraviesa una crisis sistémica. Así lo afirma Rocío Silva Santisteban, congresista, quien estuvo a punto de convertirse en la primera mujer presidenta de Perú el 15 de noviembre, luego de la renuncia de Manuel Merino. En diálogo con Sputnik, cuenta sobre la situación inédita del país.

Rocío Silva Santisteban podría haberse convertido en la primera presidenta de Perú. La posibilidad se dio entre la renuncia de Manuel Merino, el 15 de noviembre, y la asunción de Francisco Sagasti el día siguiente. En ese lapso Silva Santisteban, feminista, de la bancada del Frente Amplio (FA), encabezó una lista que finalmente no tuvo la mayoría de votos en el Congreso.

Mural pintado por el colectivo Plasma - Sputnik Mundo
La resistencia a la crisis en los barrios populares de Lima
El episodio fue parte de los días del estallido social que tomaron por sorpresa a la mayoría de los partidos y representantes políticos. Las movilizaciones se dieron luego de que el Congreso destituyera a Martín Vizcarra de la Presidencia de Perú, el 9 de noviembre, bajo la acusación de "incapacidad moral permanente".

Silva Santisteban fue parte de los 19 votos que se opusieron a la destitución. "Era un salto al vacío", explica, refiriéndose al acto de vacar al presidente. Se opuso y votó contra los 105 votos a favor, dentro de los cuales estaban también los de su bancada del FA, a excepción de Mirtha Vásquez Chuquilín, quien es ahora presidenta del Congreso.

También participó de las movilizaciones: "Estuvimos en las calles movilizadas, nos pusimos nuestras medallas para que supieran que sí había congresistas que estaban ahí, y no nos chiflaron, la gente se había dado cuenta que habíamos votado en contra y estaban con nosotros", cuenta a Sputnik.

Su figura logró así mantenerse con legitimidad en medio de lo que denomina "la crisis política más profunda que se haya dado en Perú". La relativa calma que existe en las calles en estos días en el país no es reflejo de la dimensión de la crisis: "el sistema político peruano ha reventado en mil pedazos".

La gota de más

Con las movilizaciones que forzaron la salida de Merino quedó sobre la mesa la magnitud de una crisis que ya estaba en estado avanzado, lo que Silva Santisteban califica como "desprestigio" de todas las instituciones: el Congreso, el Poder Judicial, el Ministerio Público, incluida la Presidencia de la República.

Protestas en Perú - Sputnik Mundo
América Latina
Ex primer ministro peruano niega responsabilidad en muertes durante las protestas
"La Presidencia resulta que ahora se ha convertido en un espacio donde llegan personas corruptas a un nivel muy alto", afirma. Todos los presidentes desde el año 2000 han sido acusados de actos de corrupción, y en los últimos dos años hubo cuatro presidentes diferentes: Pedro Pablo Kuczynski, quien renunció en 2018 por causas de corrupción; Vizcarra, vacado bajo señalamientos de corrupción el 9 de noviembre; Merino, que renunció en menos de una semana ante las protestas; y Sagasti, quien está al frente del Ejecutivo desde el 16 de noviembre.

En el caso de Vizcarra, ocurre además que era "un presidente que enarbolaba la lucha contra la corrupción", y finalmente se descubrió que "probablemente haya recibido 1,3 millones de soles [360.000 dólares] por coimas para proyectos de infraestructura cuando era gobernador".

Se trata, según Silva Santisteban, tanto de una crisis del orden político, como de lo moral: una corrupción que llega a todos niveles, incluido 68 parlamentarios actuales, un desprestigio de los poderes y el choque entre ellos, y un reflejo en el orden de los partidos políticos.

"Los partidos aquí son cascarones, vientres de alquiler, como empresas que tienen un dueño, un gerente y clientes, y así funcionan los partidos, no como funcionaban antes, donde la militancia era de ideas y eso te hacía diferencias".

La vacancia de Vizcarra fue la gota que rebalsó el vaso: los congresistas, en un juego de ajedrez de poder e impunidad, no anticiparon lo que podrían desencadenar, evidenciando una distancia grande entre el palacio y las mayorías sociales atrapadas en la resistencia ante la recesión económica, la pandemia. Sucedió entonces el estallido, la respuesta represiva que asesinó a dos jóvenes, dejó heridos graves, seguido de la renuncia de Merino.

Entre lo necesario y lo posible

© Foto : Gentileza Rocío Silva SantistebanRocío Silva Santisteban, congresista peruana
La mujer que casi fue la primera presidenta de Perú - Sputnik Mundo
Rocío Silva Santisteban, congresista peruana

"Estamos ante una crisis sistémica y se tiene que enfrentar con una solución sistémica", afirma Silva Santisteban. "Lo que pasa es que esa solución no va a poder darse de la noche a la mañana, ni en estas circunstancias de pandemia, tenemos que esperar, fortalecernos, y pensar esa solución que pienso yo es un cambio constitucional".

El pedido de cambio constitucional ha tomado fuerza en días recientes. La Constitución en Perú es de 1993, aprobada durante el gobierno de Alberto Fujimori (1990-2000), quien renunció en el 2000 vía fax desde Japón. Poco antes de su renuncia había tenido lugar la movilización más grande —conocida como la Marcha de los Cuatro Suyos— anterior a la que sucedió frente a la vacancia de Vizcarra.

"Si la Constitución es la Carta Magna a partir de la cual vamos a hacer un nuevo pacto político entre todos los peruanos, esta Constitución es muy limitada para ese nuevo pacto político que se requiere hoy en día en el año 2020", afirma Silva Santisteban.

Según ella, se deberían incluir varios cambios, como abordar las cuestiones de la exclusión, el racismo, o "las desigualdades profundas que hay en nuestro país y por qué quiénes tienen acceso a salud privada pueden sobrevivir a la pandemia, y quiénes tienen acceso a la salud pública no, porque la salud pública es un desastre".

También deberían incorporarse los derechos de la naturaleza, construir una "epistemología propia, que tiene que ver con la cultura occidental, pero que junto con eso podamos recoger de las otras culturas que hay en el Perú, como es la cultura quechua, un reconocimiento a esas otredades que no se reconocen en una Constitución que es básicamente pensada en los hombres criollos de mediana edad y urbanos".

El congresista peruano Francisco Sagasti, del Partido Morado, al asumir la Presidencia interina de Perú - Sputnik Mundo
América Latina
El meteórico ascenso del Partido Morado ¿puede cambiar el escenario en Perú?
Silva Santisteban sostiene que es el momento de "explorar el camino" en esa dirección: "Se podría plantear un referéndum como lo están planteando varios sectores de la izquierda peruana para el mismo día de las elecciones para presidente y Congreso, hacer otro voto en el que digamos sí o no a una asamblea constituyente, y si gana el sí, hacer un camino y una propuesta encaminada hacia el 2022".

Esa posibilidad no es por el momento parte de la agenda del Gobierno encabezado por Sagasti. Sin embargo, Julio Guzmán, presidente del partido Morado —del cual es parte Sagasti—, afirmó que en caso de ganar el gobierno evaluarán la posibilidad de un referéndum "para que voten si es que desean o no una nueva Constitución".

Según Silva Santisteban, "se tiene que empezar a debatir porque la calle lo está pidiendo". Y esa capacidad de leer lo sucede fuera de los palacios políticos será clave, afirma, para las elecciones de abril del 2021.

La calle y las urnas

Son 24 los partidos que han presentado candidaturas para las elecciones presidenciales. "Quienes puedan conversar, dialogar y aceptar las propuestas, las demandas y la agenda de esta joven generación, será quien tenga mejores resultados en las elecciones, y eso depende de los liderazgos", explica Silva Santisteban.

Intervención artística en los alrededores de la plaza San Martín - Sputnik Mundo
América Latina
La nueva generación que tomó las calles en Perú
Esa capacidad parece ausente en diversas formaciones. Silva Santisteban recuerda como en "los días fatales", el ex primer ministro de Merino, Antero Flores-Aráoz, afirmó no comprender por qué se daban las movilizaciones multitudinarias: "Hay que ver qué es lo que desean, hasta ahora no lo entiendo".

Esa misma incomprensión fue expuesta por Merino en una rueda de prensa el día domingo 22, quien, explica Silva Santisteban, afirmó las movilizaciones fueron "azuzadas" por los medios de comunicación:

"Pensar que esa movilización masiva, que ha sido en todas las ciudades, incluso en los pequeños pueblos, pensar que todo eso ha sido articulado porque alguien lo ha estado azuzando es realmente tener una idea absolutamente errónea de lo que es el Perú hoy, y esos políticos no van a poder conectarse con las nuevas ideas", explica Silva Santisteban, quien señala que, además, esa nueva juventud no se informa por los medios tradicionales, sino por redes sociales.

Habrá varias candidaturas progresistas, de izquierda en las elecciones de abril: "Espero que puedan conectarse con esas nuevas ideas", afirma Silva Santisteban. Esa capacidad de conexión será central de cara a un tiempo político que seguirá marcado por la crisis sistémica señalada.

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала