Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo
Big Bang
Te introducimos en el fascinante mundo de la ciencia y la innovación. Los secretos del universo, de la física y la química, y las últimas innovaciones tecnológicas.

Alergias a los medicamentos: cuando el remedio es peor que la enfermedad

Alergias a los medicamentos: cuando el remedio es peor que la enfermedad
Síguenos en
Las alergias a los medicamentos son poco frecuentes y pueden ocurrir la primera vez que se consumen o después de reiteradas tomas. Pero ¿cómo se producen? ¿Por qué son tan difíciles de diagnosticar? Un médico alergista nos dio las respuestas.

La alergia a un medicamento se produce cuando el sistema inmunitario identifica por error un medicamento como una sustancia perjudicial, como si fuera un virus o bacteria, y se defiende contra él.

"Dentro de las reacciones no deseadas que uno puede tener con un fármaco están las alérgicas, que tienen como característica el presentarse con una pequeña dosis y en forma inmediata. Lo más común es que generen reacciones en la piel: ronchas, picazón, hinchazón de los párpados y labios", explicó Gonzalo Chorzepa, médico argentino, especialista en alergias e inmunología.

Pero también pueden aparecer reacciones en sangre, en el aparato digestivo y las vías respiratorias. En los casos más graves se produce una anafilaxia, que compromete la piel y la respiración, generando silbidos en el pecho o falta de aire.

Una bombilla   - Sputnik Mundo
Hipersensibilidad electromagnética: la historia de una persona 'alérgica' a la electricidad y redes móviles
Las alergias pueden ocurrir la primera vez que se toma un medicamento, pero lo más habitual es que se generen recién después de reiteradas tomas ya que el cuerpo tolera el fármaco hasta que en un momento determinado, "y por motivos que no se conocen", deja de tolerarlo.

Según el alergista, los medicamentos que más provocan alergias son los antibióticos, sobre todo los betalactámicos, entre los cuales se encuentra la penicilina y la amoxicilina. Pero también los analgésicos, en especial los de la familia del ibuprofeno, diclofenaco y aspirina.

Para el médico la dificultad en el diagnóstico radica en poder diferenciarlo de otras patologías, de otros efectos adversos que son esperables en ese medicamento, y de otros fármacos que se hayan consumido al mismo tiempo y puedan haber provocado esa reacción.

"La mayoría de los medicamentos tienen potencialidad de dar alergia y esta depende más de la predisposición de la persona que del fármaco en sí. Pero no tenemos estudios para predecir si una persona va a tener una reacción alérgica si nunca antes la tuvo", concluyó Chorzepa.

Esto y más en Big Bang.

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала