Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
América Latina
Desde el Río Bravo hasta Tierra del Fuego, noticias, reportajes y análisis sobre la realidad latinoamericana

Uruguay usa imágenes satelitales de NASA y ESA para detectar algas tóxicas en ríos

Síguenos en
MONTEVIDEO (Sputnik) — Uruguay usa imágenes satelitales de la NASA y de la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés) para detectar floraciones algales en cursos de agua del país, dijo a Sputnik la directora de la División Información Ambiental de la Dinama, Virginia Fernández.
"El trabajo que hacemos en la Dinama (Dirección Nacional de Medio Ambiente) en lo relativo a floraciones algales es todo con imágenes satelitales de libre acceso así como también en lo referente al procesamiento; las imágenes son las que dispone la NASA (EEUU) y la ESA", informó Fernández a Sputnik.

La Dinama, perteneciente al Ministerio de Ambiente, realiza reportes diarios desde diciembre de 2019 sobre la detección de floraciones algales, en especial de cianobacterias, en los lagos del río Negro (centro), las lagunas costeras, el río Uruguay (al oeste y recorre el país de norte a sur) y el Río de la Plata (sur).

Las cianobacterias planctónicas son un tema de preocupación para la calidad del agua y la salud humana, explica un manual de la estatal Facultad de Ciencias de Uruguay.

Agua potable, imagen referencial - Sputnik Mundo
Algas tóxicas encarecen procesos de potabilización del agua en Paraguay y Uruguay
Son preocupantes "especialmente en los ecosistemas límnicos (de aguas dulces), ya que pueden crecer masivamente (floraciones) y producir peligrosas toxinas para el ser humano", añade el manual "Cianobactéricas Plantónicas del Uruguay".

Las floraciones algales surgen por el aumento de nutrientes en el agua, en especial de fósforo y nitrógeno, explicó Fernández.

El viceministro de Ambiente, Gerardo Amarilla, dijo a Sputnik que es necesario detectar estas floraciones porque son "un indicador de la calidad de las aguas y de la cantidad de nutrientes que recibe el cauce o la cuenca y del grado de contaminación que tienen".

El jerarca informó que con las imágenes satelitales se ha detectado su presencia en el río Negro y en la cuenca alta del Río Uruguay.

Amarilla anunció que tienen un proyecto concreto para el río Negro con el que "se va a mejorar la capacidad de almacenaje de imágenes satelitales y la contratación de dos técnicos especialistas de monitoreo a distancia, uno para agua y otro para las zonas próximas a la cuenca".

Sobre el río Negro, en el departamento de Durazno (centro), se construye la segunda planta de celulosa de la empresa finlandesa UPM en el país, está previsto que comience a funcionar en el segundo semestre de 2022.

Esa producción genera efluentes de fósforo, que serán fiscalizados por la Dinama.

Proceso de detección

Para la detección de las algas, primero se hace una visualización general del país a través de las imágenes satelitales.

"Se analizan a través de algoritmos globales, algunos entrenados con valores locales provenientes de datos tomados in situ con espectroradiómetro y muestras de agua", detalló Fernández.

Las imágenes son procesadas a través de la plataforma de Google Earth Engine y publicadas en la aplicación del Observatorio Ambiental Nacional del Ministerio de Ambiente.

Una vez detectadas las floraciones algales se realizan los informes diarios que se envían a autoridades y técnicos involucrados en el tema.

Ultrasonido y ozono para eliminar algas

El Ministerio de Ambiente está estudiando dos tecnologías para combatir las floraciones algales.

Amarilla indicó que una de ellas es mediante "unas boyas que tienen un efecto que genera una sonda de ultrasonido en el agua y eso impide que las algas suban a la superficie y al no tener acceso a la luz no pueden hacer el proceso de clorofila y mueren".

Un especialista de Greenpeace en Kamchatka - Sputnik Mundo
El florecimiento de algas tóxicas causó la contaminación de las aguas en Kamchatka
Esa tecnología tiene ciertos cuestionamientos académicos como la poca superficie que abarca cada boya, unos 500 metros cuadrados, admitió el viceministro.

Científicos aseguran que el ultrasonido daña otros organismos de los cursos de agua; sin embargo, Amarilla afirmó que no hay estudios que tengan pruebas contundentes de afectaciones.

Además, indicó que "aparentemente no es muy contundente la eficacia" del ultrasonido para terminar con las floraciones algales, pero dijo que "habría que probarlo en un lugar determinado".

La otra tecnología es con ozono, que se esparce a través de una embarcación que circula por el embalse.

El ministro informó que aún no está definido en qué lugar se probarán estas tecnologías.

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала