Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo
Internacional
Todas las noticias mundiales en un mismo portal informativo. Sigue de cerca lo que pasa en diferentes regiones del planeta.

Fracasa la misión para poner en órbita el satélite español Ingenio

© Foto : Cortesía de ESA/CNES/Arianespace / S MartinCohete Vega antes del lanzamiento
Cohete Vega antes del lanzamiento - Sputnik Mundo
Síguenos en
Un problema en el despegue del propulsor que cargaba con el satélite español Ingenio ha acabado con la pérdida de este. Un aparato fabricado y diseñado completamente en España y que tenía la misión de tomar imágenes de alta resolución.

El satélite español SEOSAT-Ingenio no ha llegado a su destino en el espacio. El cohete Vega de la Agencia Espacial Europea (ESA) en el que viajaba sufrió una desviación de la trayectoria prevista solo ocho minutos después de su lanzamiento desde el complejo espacial de Kurú, en la Guayana Francesa. En su última comunicación, la ESA ha confirmado que el problema se detectó nada más encenderse el primer motor.

Lanzamiento de satélite (imagen referencial) - Sputnik Mundo
Se desvía de su trayectoria el cohete Vega con un satélite español y otro francés
Un fallo que ya analizan los técnicos de la organización y que ha supuesto "la pérdida de la misión". Además del Ingenio, el propulsor también transportaba al satélite francés TARANIS. Según los planes de vuelo, el artefacto español se tendría que haber separado del cohete a los 54 minutos de despegar. El aparato galo tenía previsto soltarse una hora y 42 minutos tras el lanzamiento, programado a las 02:52 horas.

Un golpe para la industria aeroespacial española que pierde uno de sus mayores proyectos de los últimos años y el primer sistema espacial diseñado, desarrollado y manipulado íntegramente desde el país. Fabricar y lanzar el Ingenio ha costado 200 millones de euros y ha supuesto unas 500.000 horas de trabajo para científicos e ingenieros de centros españoles. El 80% de la financiación provenía de España. "Nuestra idea era crear un satélite con grandes prestaciones, pero con un precio no muy alto, de ahí el nombre de Ingenio", explicó Jorge Lomba, jefe de Programas Aeroespaciales del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial del Ministerio de Ciencia.

El objetivo del satélite era fotografiar la Tierra a una altitud de 670 kilómetros para realizar mapas, ayudar a gestionar catástrofes, monitorizar la contaminación o vigilar el uso del suelo y del agua y de los flujos migratorios. A pesar de que podía tomar imágenes de cualquier parte del planeta, se iba a centrar en España, el resto de Europa, América Latina y el norte de África. Ingenio tenía la capacidad de recoger hasta 600 fotografías diarias con una resolución de 2,5 metros.

Esta máquina hubiera completado el Programa Nacional de Observación de la Tierra por Satélite, en el que ya se encontraba el satélite PAZ, lanzado en 2018. La información proporcionada por Ingenio hubiera estado al alcance de usuarios civiles, institucionales y gubernamentales de España, aunque también de agentes europeos a través del marco del programa Copernicus de la Unión Europea del Sistema Mundial de Sistemas de Observación de la Tierra (GEOSS).

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала