Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo
Internacional
Todas las noticias mundiales en un mismo portal informativo. Sigue de cerca lo que pasa en diferentes regiones del planeta.

Dimite un diplomático español tras decir que "la caja B del PSOE está en Venezuela"

© AFP 2021 / AFPFernando Villalonga (derecha) estrechando la mano con el ya exministro de Asuntos Exteriores de Irán Kamal Kharazi (izquierda)
Fernando Villalonga (derecha) estrechando la mano con el ya exministro de Asuntos Exteriores de Irán Kamal Kharazi (izquierda) - Sputnik Mundo
Síguenos en
Fernando Villalonga presentó su dimisión del cargo de cónsul en Rabat. Decisión tomada días después de que el BOE confirmara su contrato. El motivo podría estar en una entrevista realizada en octubre, en la que atacó al PSOE o a Joe Biden.
"La caja B del PSOE siempre ha estado en Venezuela, en las épocas de González, Zapatero y Ábalos con la vicepresidente venezolana, Delcy Rodríguez. Esa ha sido la financiación y la caja B del PSOE", dijo Fernando Villalonga, elegido para ser el cónsul español en Rabat.

Palabras recogidas en una entrevista el 9 de octubre en Estado de Alarma, el canal del periodista Javier Negre, con motivo de las elecciones de Estados Unidos. Un comentario que supuestamente estaría tras su dimisión por motivos personales, según pudo constatar el medio Vozpópuli.

Venezolanos esperan para participar en un ensayo de votación antes de las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre de 2020 - Sputnik Mundo
"Es muy complicado exigir nada a Venezuela cuando están atravesados por un bloqueo económico"
La aparición televisiva de Villalonga se produjo 10 días antes de que su nombramiento en la capital marroquí figurase en el BOE. No obstante, él ya era conocedor de su destino cuando respondió las preguntas de Negre. Sus declaraciones llegaron a oídos del Ministerio de Asuntos Exteriores y la institución le transmitió que la ministra Arancha González Laya "había perdido la confianza en él". En un principio, el diplomático alegó que había intervenido en su nombre y no en el del Ministerio. Sin embargo, Villalonga decidió renunciar a su cargo finalmente.

Una entrevista en la que Villalonga también cargó contra la política exterior española, a la que definió como "desgracia nacional". Comentó que España es "el país más antiamericano" del continente europeo y que solo le interesa mantener relaciones con "Cuba, Venezuela y la Bolivia de Evo Morales", a la vez que se aleja de Washington y la OTAN.

En relación a las elecciones estadounidenses, el diplomático se refirió al Partido Demócrata como a "un partido revolucionario de la mano de magnates como Bill Gates o George Soros". Bajo su opinión, una formación política que "quiere minar las bases de Estados Unidos mediante una revolución cultural". "Quieren un nuevo régimen basado en grupos con un régimen autoritario. En este caso serían las minorías las que tendrían cuotas de poder: la minoría blanca, la minoría negra, los homosexuales, las mujeres... Eso es lo que se está jugando", expuso.

"¿Queremos una democracia y una sociedad de personas libres e iguales? ¿O una sociedad de cuotas de negros, de blancos, de latinoamericanos, de marroquíes que se repartan el poder y que se gobierne después autocráticamente?", se preguntó Villalonga, en referencia a los comicios presidenciales.

Además, Villalonga pidió poner límites al multilateralismo y la intervención del mundo empresarial en política, dardos incluidos a Microsoft o el Banco Santander. "A las empresas les molestan ya las democracias nacionales y quieren gobiernos mundiales en los que la democracia no brille. Apuestan por el caos. En el caos general mandan el poder del dinero, las grandes multinacionales, manda Google, manda Gates. Detrás de las guerras hay países que sacan beneficio. Las empresas atacan la base de la estabilidad, de lo que ha sido la democracia norteamericana durante muchísimo tiempo", explicó.

Sus respuestas generaron polémica en el Ministerio de Asuntos Exteriores. Ahora, su renuncia a dirigir el consulado de Rabat lo hace en redes sociales. Varios usuarios denuncian que su dimisión se ha producido por hablar de la existencia de una supuesta caja B del PSOE. Otros apoyan la decisión tomada.

Villalonga fue secretario de Estado de Cooperación e Iberoamérica entre 1996 y 2000, en el primer Gobierno de José María Aznar, y embajador de Brasil en 2017 y 2018. Además, fue conseller de la Generalitat Valenciana durante el mandato de Eduardo Zaplana y diputado por el PP en el Congreso de los Diputados.

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала