Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
Al contado - Sputnik Mundo
Al contado
Humor, creatividad y sencillez. Tres ingredientes, que sustentados en el rigor del análisis de destacados expertos internacionales, son la clave para acercarte al complejo mundo de la economía y las finanzas. Javier Benítez presenta el programa. 15 minutos, todos los jueves.

Si quieres hacer reír a Trump, cuéntale tus planes

Si quieres hacer reír a Trump, cuéntale tus planes
Síguenos en
El mandatario de EEUU, Donald Trump, ha decidido suspender las negociaciones sobre los estímulos fiscales luego de que el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, pidiera al Gobierno apoyo fiscal directo para surfear las complicaciones económicas que atraviesa ese país, derivadas de la crisis desatada por la pandemia del coronavirus.

¿Honestidad brutal de Trump?

Semanas atrás, el mandamás de la Fed había aludido a la dificultad que pueden enfrentar los estadounidenses a la hora de devolver créditos que les ayude a mantenerse a flote mientras la COVID-19 campe a sus anchas. Tras anunciar que la institución que preside mantendría la expansión cuantitativa el tiempo que fuera necesario, Powell ahondó un poco más:

"Muchos prestatarios se beneficiarán de estos programas, así como también lo hará la economía en general, pero para otros, un préstamo que podría ser difícil de devolver puede que no sea la solución. En esos casos, el apoyo fiscal directo es necesario".

Bolsa de Nueva York (archivo) - Sputnik Mundo
Economía
Las acciones de EEUU caen bruscamente tras la infección de COVID-19 de Trump
Apenas salido del hospital donde fue ingresado por coronavirus, Trump le bajó el pulgar a algo que en realidad le podría haber dado dividendos electorales —votos— el próximo 3 de noviembre. Y así lo hizo saber en su red social favorita.

"Nancy Pelosi está pidiendo 2,4 billones de dólares para rescatar a los estados demócratas mal administrados y con alto nivel de delincuencia, dinero que de ninguna manera está relacionado con el COVID-19. Hicimos una oferta muy generosa de 1,6 billones de dólares y, como de costumbre, ella no está negociando de buena fe. Rechazo su solicitud y miro hacia el futuro de nuestro país. He dado instrucciones a mis representantes para que dejen de negociar hasta después de las elecciones cuando, inmediatamente después de que gane, aprobaremos un importante proyecto de ley de estímulo que se centra en los estadounidenses trabajadores y las pequeñas empresas. […]".

Señal de tráfico en Wall Street - Sputnik Mundo
Economía
La victoria de Joe Biden podría provocar otro revuelo en Wall Street
​A esta decisión de Trump, que provocó una leve caída de Wall Street, la Reserva Federal respondió con un acta en la que deja asentado que que si un nuevo paquete de estímulos no es lo suficientemente grande o si se aprueba más tarde de lo previsto, el repunte de la economía será más lento por estar estrechamente ligada a la aprobación de esa medida.

"Es especialmente llamativo en este contexto esta negativa de Trump a adoptar ya nuevas medidas expansivas a [falta de] un mes de las elecciones presidenciales, porque en principio, independientemente de cuál sea el origen de la idea —en este caso ha sido la Reserva Federal—, parece que es el contexto ideal para obtener un beneficio electoral de la puesta en marcha de estas ayudas", incide al respecto el presidente de la Consultora Ekai Center, Adrián Zelaia.

¿Enterrar el hacha de guerra?

Pese a estos encontronazos, los legisladores de ambos bandos, republicanos y demócratas, constatan la necesidad de brindar fondos a las aerolíneas, pequeños empresas y consumidores. Pero los demócratas, que controlan la Cámara Baja, rechazan aprobar un estímulo segmentados en vez de un plan de mayor envergadura como el alcanzado el pasado 27 de marzo. Se pretende incluir ayudas a los gobiernos estatales y locales, ayudas a las que Trump considera partidistas.

"Esta es una situación ciertamente confusa", juzga Zelaia al respecto.

Unos billetes de dólares de EEUU - Sputnik Mundo
Déficit comercial de EEUU aumenta en 3,7 mil millones de dólares en agosto
Desde una perspectiva crítica sobre estas medidas de estímulo, el experto señala que "llueve sobre mojado". "Estamos partiendo de un entorno que afecta tanto a Europa como a EEUU sobreendeudado. Una situación de sobreendeudamiento que lleva 40 años acumulándose y que quita gran parte de la racionalidad a estas medidas de estímulo, porque si hubieran aprovechado los períodos de expansión para reducir la deuda acumulada en los períodos de crisis, estaríamos más o menos dentro de la lógica que marcarían las políticas keynesianas al respecto", apunta el experto.

En este sentido, el analista incide que precisamente no es eso lo que se está haciendo en Occidente, sino que lo que hacen es incrementar la deuda en los períodos de crisis, y seguir incrementándola en periodos de expansión. Así, "estas ayudas a veces transmiten la sensación de que no hay más remedio, pero lo que hace es empeorar los problemas de fondo".

Zelaia advierte que lo que está provocando "este tipo de crisis tan coyuntural como la del COVID-19 es que se pueden destruir muchas empresas que son viables".

"Esto es lo que en sí mismo justifica que se den ayudas especiales para evitar que desaparezcan: que tienen un proyecto viable y que van a tener una evolución normal previsiblemente una vez que se supere esta crisis coyuntural", subraya Adrián Zelaia.

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала