Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo
Ciencia
Los hallazgos más importantes y logros más emocionantes en el campo de la ciencia.

Encuentran las estructuras más jóvenes de un planeta en formación jamás vistas

Síguenos en
Un grupo de astrónomos ha encontrado evidencia de que los planetas empiezan a formarse mientras sus estrellas todavía son 'bebés' en crecimiento.

Las estrellas surgen cuando densas nubes de material interestelar colapsan bajo su propia gravedad, lo que da origen a discos gaseosos giratorios que eventualmente se convierten en estrellas bebé o protoestrellas. 

El sistema solar // Pixabay - Sputnik Mundo
La 'gran brecha' que divide el sistema solar
Una nueva investigación científica ha detectado, por primera vez, indicios de la formación de planetas alrededor de una protoestrella tan joven que la nube de polvo y gas todavía sigue colapsando y el disco alrededor todavía está en formación. 

Esta es la fase más temprana en la que tales estructuras han sido detectadas en un anillo protoestelar, detalló Science Alert.

La joven protoestrella en cuestión se llama IRS 63 y se encuentra a 470 años luz de distancia de nuestro planeta en una región de formación estelar conocida como Rho Ophiuchi. Acá, el polvo es lo suficientemente espeso como para formar las masas giratorias que formarán estrellas.

La IRS 63 tiene menos de medio millón de años y está en la clase I del proceso de formación estelar. Es decir, ya ha concluído la fase principal de crecimiento y ya tiene la mayor parte de su masa final. Es una de las protoestrellas más brillantes de su clase.

Además, la IRS 63 tiene un disco de tamaño grande, el cual se extiende por unas 50 unidades astronómicas, es decir, cerca de 50 veces la distancia media entre el Sol y nuestro planeta. 

Una galaxia (imagen referencial) - Sputnik Mundo
Astrónomos descubren 39 galaxias cuya existencia resulta inexplicable
Las propiedades de la protoestrella, sumada a su proximidad a la Tierra, hacen que sea un objeto ideal para el estudio de la formación de estrellas y planetas.

Con la ayuda del ALMA, un interferómetro astronómico ubicado en el desierto de Atacama, en Chile, un equipo liderado por el astrónomo Dominique Segura-Cox del Instituto Max Planck de Física Extraterrestre (Alemania) echó un vistazo más de cerca a la IRS 63 y a la nube de polvo que la rodea.

Al observar el disco giratorio, los científicos involucrados en la investigación encontraron algo que les sorprendió: dos oscuros huecos concéntricos alrededor de la protoestrella.

Aunque consideran diversas hipótesis que explicarían lo observado, los astrónomos creen que se trata de un signo de la formación de planetas. De ser correcta la suposición, probaría que los planetas surgen mucho antes de lo que creían los científicos.

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала