Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo
Internacional
Todas las noticias mundiales en un mismo portal informativo. Sigue de cerca lo que pasa en diferentes regiones del mundo.

Preocupa en Argentina la migración de COVID-19 hacia el interior del país

Síguenos en
En el peor momento de la pandemia de COVID-19 en Argentina, comenzaron a acelerarse los contagios en las provincias, hasta ahora menos golpeadas que la capital y sus alrededores. Además, el país se transformó en la última semana en una de las naciones con más muertos por millón de habitantes.

Cuando se están por cumplir 200 días de aislamiento obligatorio, Argentina se encuentra transitando el pico de contagios y muertes relacionadas a la pandemia de COVID-19. En las últimas jornadas, el país viene registrando a diario más de 200 fallecimientos y más de 10.000 casos. El récord de decesos en un solo día se produjo el 24 de agosto, cuando se anunciaron 382 vidas perdidas con coronavirus.

Barbijo en una cruz - Sputnik Mundo
Un cura desata un brote de COVID-19 en Argentina tras tildar a los fieles de "miedosos"
A pesar de que a nivel general se estima que el ritmo comienza a desacelerarse, comenzó a producirse un nuevo fenómeno. Mientras durante los primeros meses de la pandemia el 90% de los casos se focalizaron en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), que incluye la capital nacional y el conurbano bonaerense, en los últimos días comenzaron a bajar los números de la ciudad y empezaron a acelerarse los contagios en las provincias del interior del país.

"Está disminuyendo y está en una meseta alta en las zonas donde inició el brote tempranamente, donde hubo una circulación del virus importante. Hay zonas donde empezó mucho más tarde. Es imposible lograr que el virus no circule, lo único que podemos hacer es tratar de lograr que sea gradual y que no tenga un crecimiento exponencial", dijo a Sputnik Ricardo Teijeiro, médico miembro de la Sociedad Argentina de Infectología.

Según los últimos registros, la ciudad de Buenos Aires, donde vive casi 7% de la población, mostró 22% de los casos totales y el interior, donde reside más de la mitad de los habitantes del país, registró 16% de los contagios. Hace un mes, los números eran de 31% y el 9%, respectivamente. La provincia de Buenos Aires, que rodea la metrópolis y donde vive casi 40% de la ciudadanía, se mantuvo estable con 60% de los contagios en agosto y 62% en septiembre.

Focos en la lupa

En el AMBA los gobiernos jurisdiccionales comenzaron gradualmente con la apertura de actividades, con extrema supervisión de las autoridades sanitarias. En el resto del país, donde la circulación comunitaria fue baja o nula durante los primeros meses, los órganos de control se debaten acerca de las medidas de prevención a seguir, con posibilidad de fases de cuarentena diferenciadas según la localidad.

"Cada jurisdicción tiene que tomar una decisión ante la situación que está viviendo. Ahí hay que tener en cuenta muchas cosas: qué circulación tengo, qué impacto tengo, qué cantidad de positivos tengo y qué sistema sanitario tengo. Si tengo un sistema sanitario que no puede enfrentar la demanda, tengo que hacer todo el esfuerzo para que baje la circulación. Nadie puede controlar al virus, pero sí se puede controlar a la gente para que no haya tanta transmisión", enfatizó el especialista.

El Gobierno nacional y los gobiernos provinciales manifestaron precupación por las zonas con brotes dramáticos, sobre todo en las localidades de Orán en Salta, Resistencia en Chaco y la capital de Jujuy (norte); Río Grande en Tierra del Fuego, Río Gallegos en Santa Cruz y Alto Valle en Río Negro (sur); Venado Tuerto y Rosario en Santa Fe, Mendoza capital y el conurbano bonaerense (centro).

Un paciente con COVID-19 en un hospital de Buenos Aires, Argentina - Sputnik Mundo
Qué significa el récord de infecciones por coronavirus en un día
La principal consternación es la baja capacidad de respuesta de los sistemas sanitarios locales, con pocas camas de internación, falta de presupuesto e insumos y sobrecarga de trabajo del personal de la salud. Por otro lado, el diferencial es que se trata de áreas con mucha menor densidad y volumen poblacional, además de bajo nivel de hacinamiento en contraste con el AMBA.

Las ciudades más grandes del interior, como las capitales de las provincias de Córdoba, Santa Fe, Buenos Aires, Salta o la ciudad balnearia bonaerense de Mar del Plata, vienen superando sus propias cifras récord en las últimas semanas, con centenares de casos nuevos diarios y acercándose a la saturación de sus instalaciones hospitalarias.

La necesidad de controlar los brotes es prioridad en zonas que aspiran a recibir visitantes con la llegada de la temporada de vacaciones, que comienza a partir de mediados de diciembre hasta marzo.

"Los tres pilares de la prevención los conocemos: distanciamiento físico, uso de barbijo e higiene. Si esto se respeta, quizás podamos circular y estar al aire libre. Dentro de poco tiempo, para fin de año y para el verano, vamos a tener gran circulación por el turismo. Cada área se va a ir preparando, en todo esto se está trabajando", aseguró Teijeiro.

Comparación internacional

La evidencia más concreta de que el país se encuentra en el pico es que a comienzos de esta semana, según las cifras del sitio especializado Our World In Data, que utiliza el promedio móvil de los últimos siete días, Argentina fue el tercer país con más fallecidos por millón de habitantes, con 4,74 muertos por millón, detrás de Guam y Aruba, dos naciones con menos de un millón de ciudadanos. Le siguieron Colombia, Bolivia, Perú, México, Brasil, Bahamas y Costa Rica, en ese orden.

Jair Bolsonaro, presidente de Brasil - Sputnik Mundo
América Latina
Bolsonaro: Brasil es uno de los países que menos sufrió con la pandemia
Luego de superar los 12.000 muertos totales, Argentina pasó a ocupar el puesto 14 mundial en fallecimientos relacionados a COVID-19. Si se toman las curvas completas a nivel mundial desde el inicio de la pandemia, Argentina ocupa el puesto 28 en relación a fallecidos por millón de habitantes, con 258 muertos por cada millón, de acuerdo al portal de estadísticas Worldometers.

A nivel regional, Argentina se ubica por debajo de Brasil, México, Perú y Colombia, y por encima de Chile Paraguay y Uruguay en cantidad de fallecidos totales por COVID-19, aunque es importante considerar que las últimas dos son naciones que carecen de centros urbanos con más de cinco millones de habitantes.

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала