Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
América Latina
Desde el Río Bravo hasta Tierra del Fuego, noticias, reportajes y análisis sobre la realidad latinoamericana

En México, ya hay voluntarios para la última fase de la vacuna Sputnik V

© Sputnik / Servicio de Prensa de AFK Sistema / Abrir banco de fotosVacuna rusa contra coronavirus
Vacuna rusa contra coronavirus - Sputnik Mundo
Síguenos en
La vacuna Sputnik V se ha convertido en la preferida de los mexicanos, según una encuesta, incluso ya hay personas dispuestas a colaborar voluntariamente en la última fase de desarrollo. En Sputnik, te contamos qué mueve a los mexicanos a ofrecerse para probar en su propio cuerpo la Sputnik V.

El anuncio del presidente de Rusia, Vladímir Putin, sobre la vacuna Sputnik V ha generado expectativas dentro de la población mexicana dado que abre la posibilidad para contener la crisis sanitaria que vive el país por la pandemia de COVID-19, incluso, ya hay personas dispuestas a colaborar en la última fase de la vacuna.

Sputnik, la vacuna rusa contra el coronavirus, primera en ser registrada en el mundo - Sputnik Mundo
La nota que se prohibió: la vacuna Sputnik como una asociación mundial para salvar vidas
De acuerdo con la última encuesta del diario El Financiero, la vacuna que se produce en Rusia es la favorita de los mexicanos. El 66% dijo tener confianza en Sputnik V —la única vacuna que ha sido registrada en el mundo hasta el momento—, lo cual la coloca seis puntos por arriba de la que se produce en Estados Unidos. En cambio, la vacuna que prepara Reino Unido — a través de la Universidad de Oxford y Aztra Zeneca —, en colaboración con México y Argentina, tiene el 63% de preferencia.

Uno de los factores que han aumentado las expectativas de los mexicanos en relación a la vacuna rusa es que desde el inicio el Instituto Gamaleya, que produce Sputnik V, expresó que México y Brasil podrían colaborar en el desarrollo de la vacuna a través de un estudio de fase tres.

Posteriormente, el 20 de agosto, el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, confirmó que se reunió con el embajador de Rusia en México, Víctor K. Koronelli, para acordar la recepción de 2.000 dosis para continuar con los planes de colaboración en la fase final de desarrollo de Sputnik V.

Los voluntarios mexicanos

La crisis de salud por la que atraviesa el mundo ha golpeado con mayor intensidad a países como México, que por tener un cuadro de comorbilidades previas —como diabetes, hipertensión u obesidad—, ha ocasionado que la cantidad de los muertos sea una de las más altas a nivel internacional. En la actualidad, es el tercer país con mayor número de decesos, 60.480 hasta el día 24 de agosto.

Este escenario ha ocasionado que cierta parte de los mexicanos fijen sus esperanzas en las vacunas, sobre todo en la de origen ruso Sputnik V. De hecho, algunos ya han manifestado que, en caso de que México llegara a ser uno de los países elegidos por el Instituto Gamaleya para realizar un ensayo de fase tres en el país, ellos estarían dispuestos a participar en esta última etapa.

"Cada día la Embajada de la Federación de Rusia en México recibe aproximadamente 30 peticiones de parte de los mexicanos de diferentes sectores de población —de estudiantes hasta académicos—", comentó a Sputnik Evgueni Nenashkin, el vocero de la misión diplómatica rusa en el país. Según Nenashkin, la cantidad de solicitudes va creciendo.

Héctor Fernández es uno de los mexicanos que desea colaborar en la fase tres de desarrollo de Sputnik V. Es maestro en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Está sano, pues no tiene ninguna enfermedad que lo haga vulnerable, a excepción de la edad.

Obesidad (imagen referencial) - Sputnik Mundo
América Latina
México busca caminos para atacar la obesidad crónica que está matando a su población
Según el profesor, uno de los puntos que lo anima a participar en los ensayos de Sputnik V es el histórico prestigio de la ciencia rusa desde el período soviético. "Creo que reúne las medidas de seguridad  [Sputnik V] y por todo el prestigio de la ciencia rusa", agrega.

"En México estamos viviendo una emergencia, creo que la vacuna rusa ofrece la oportunidad de acabar con esta tragedia que está sucediendo en nuestro país. Somos el tercer país con mayor número de muertes, entonces creo que reúne por un lado la seguridad de ser una vacuna rigurosa y dos que acortaría el tiempo para que la población en general la recibiera", expresa en relación a las razones por las cuales tiene preferencia por Sputnik V.

Por otro lado, dice que el recelo que ha despertado Sputnik V en otras partes del mundo se debe a que "la vacuna rusa representa una opción en tiempo corto, mientras que las otras vacunas están en la segunda etapa y todavía no sabemos cuándo iniciaría la tercera etapa; en cambio, los científicos rusos permiten que la tercera etapa se inicie ya en su país e incluyendo otros países".

Sputnik, la vacuna rusa contra el coronavirus, primera en ser registrada en el mundo - Sputnik Mundo
La nota que se prohibió: la vacuna Sputnik como una asociación mundial para salvar vidas
Emmanuel Castillo es cirujano dentista en la Ciudad de México. Tiene 30 años y también le gustaría participar en un estudio de fase tres de la vacuna rusa. A diferencia de Fernández, él sí se encuentra en la primera línea de riesgo por ser trabajador de la salud y por tener sobrepeso.

Sin embargo, para él es justo asumir los riesgos de exponerse a un estudio de este tipo porque considera que es "algo muy importante y necesario en este momento", en el que un avance médico de este tipo pueda ser fundamental para sobrellevar la pandemia.

"Es otra de las maneras en las que puedo aportar un granito, no soy médico, pero sí del área de la salud y pues alguien tiene que hacer sacrificios; aunque suene muy dramático, los médicos, enfermeros y demás están dejando todo, y la verdad hasta me siento un poco impotente de pensar que no puedo hacer tanto", agrega.

Asimismo, destaca que las razones por las cuales desea ser voluntario en el desarrollo de la vacuna de origen ruso y no de otra se debe a que considera que "muchas de las grandes empresas de fármacos suelen anteponer más lo económico antes de los beneficios a la salud"; por lo que, tiene más esperanza en una cooperación de corte gubernamental entre Rusia y México.

México rumbo a la fase tres de Sputnik V

La fase tres de una vacuna es la última etapa de desarrollo, en la cual se evalúa si esta es capaz de generar anticuerpos en el organismo humano que lo protejan del virus —en este caso del SARS-CoV-2—. En este sentido, el objetivo es analizar si con la vacuna se puede generar inmunidad ante los virus a largo plazo y con ello impedir que se desarrolle la enfermedad.

La producción de la vacuna Sputnik V - Sputnik Mundo
¿Cómo recibe México la vacuna rusa Sputnik V?
Jorge Baruch Díaz Ramírez, portavoz de la Comisión de Expertos de COVID-19 en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), señala que la selección de países para realizar un estudio de fase tres se hace con base en tres criterios: país con alto nivel de transmisión comunitaria, infraestructura necesaria para llevar a cabo la farmacovigilancia y que cuente con capacidad para reclutar a las personas participantes.

Respecto a las características de los voluntarios, expresa que estos se seleccionan de forma aleatoria —personas sanas y vulnerables—, pero todos deberán comprometerse a asumir el nivel de riesgo que implica el estudio. Algunos de los riesgos son estar expuestos al virus, no embarazarse—en el caso de las mujeres— ni embarazar e incluso estar dispuestos a recibir dosis placebo sin conocimiento alguno.

Uno de los aspectos que influyen en que un país colabore en las fases de desarrollo de una vacuna es la negociación política entre los Gobiernos involucrados. Respecto a este punto, habría que recordar que desde el 13 de agosto, el canciller de México solicitó a Rusia la información clínica de la vacuna para poder evaluar la viabilidad de colaborar o adquirir ciertas dosis de Sputnik V.

Sobre este punto, Díaz Ramírez indica que el Instituto Gamaleya ya ha entablado comunicación con el Gobierno de México para llevar a cabo un ensayo de fase tres, pero precisa que primero se esperará la información clínica de los estudios de fase uno y dos para determinar qué tan confiable es realizar un estudio con personas mexicanas al interior del país.

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала