Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a

CEPAL y Unesco: COVID-19 exacerba desigualdad educativa en América Latina

CC0 / Unsplash / Libros (imagen referencial)
Libros (imagen referencial) - Sputnik Mundo
Síguenos en
MONTEVIDEO (Sputnik) — La pandemia del COVID-19 incrementó la desigualdad en el acceso a la cobertura educativa en América Latina, advirtieron la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).
"La pandemia exacerbó las desigualdades sociales, la inequidad y la exclusión educativa (…) se prevé una profundización de las diferencias en lo referente a los logros de aprendizaje debido a las desigualdades educativas imperantes y a un acceso desigual a la cobertura curricular", dijeron la CEPAL y la Unesco en el informe conjunto "La educación en tiempos de COVID-19".

La pandemia generó que a nivel mundial los gobiernos decidieran al cierre masivo de las actividades presenciales de instituciones educativas en más de 190 países con el fin de evitar la propagación del virus y mitigar su impacto.

Según datos de la Unesco, a mediados de mayo de 2020 más de 1.200 millones de estudiantes de todos los niveles de enseñanza en todo el mundo, dejaron de tener clases presenciales en la escuela; de ellos, más de 160 millones eran de América Latina y el Caribe.

Cifras

La CEPAL y la Unesco advierten que a pesar de que en las últimas décadas se invirtió en infraestructura digital en América Latina, los países están "desigualmente preparados" para enfrentar esta crisis.

"Aunque la región ha avanzado de manera significativa en la reducción de las brechas de acceso al mundo digital en los últimos años, particularmente gracias a la masificación de la conectividad móvil, aún persisten brechas considerables en el acceso efectivo al mundo digital, lo que tiene profundas implicaciones en las oportunidades y la participación de las nuevas generaciones", agrega el informe.

En 2016, según el promedio de 14 países de América Latina, alrededor de un 42% de las personas que vivían en áreas urbanas tenían acceso a Internet en el hogar, en comparación con un 14% de aquellas que vivían en áreas rurales.

Una chica - Sputnik Mundo
La niñez en tiempos de pandemia o una década perdida para la economía mundial
En 2018, alrededor del 80% de los estudiantes de 15 años que participaron en la prueba del Programa para la Evaluación Internacional de Estudiantes (PISA) en la región tenía acceso a Internet en el hogar y solo un 61% tenía acceso a una computadora.

Además, la Cepal y la Unesco señalaron que solamente un tercio de los estudiantes contaban con un software educativo en el hogar, en comparación con más de la mitad de los estudiantes, en promedio, de los países integrantes de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE).

Entre un 70% y un 80% de los estudiantes del cuartil socioeconómico y cultural más alto cuentan con una computadora portátil en el hogar, frente a solo un 10% o un 20% de los estudiantes del primer cuartil, explicaron ambos organismos.

Abuso

Asimiamo, el CEPAL y la Unesco advirtieron que el cierre de las instituciones educativas en América Latina a causa de la pandemia, expone a las niñas y adolescentes a diversas formas de abuso.

"Considerando la situación de cierre de escuelas en América Latina y el Caribe, es posible asumir que las adolescentes se encuentran expuestas a un mayor riesgo de enfrentar diversas formas de abuso", dijeron la CEPAL y la Unesco.

En el informe se advierte que en contextos de desastre y otras epidemias, como la crisis del ébola en África, los cierres de escuelas llevaron a un aumento del matrimonio precoz y forzado, al comercio sexual destinado a cubrir necesidades básicas y al abuso sexual, mientras que el embarazo adolescente aumentó hasta en un 65% en algunas comunidades.

Una mujer con mascarilla (imagen referencial) - Sputnik Mundo
En cuarentena con el enemigo: violencia doméstica y pandemia
De acuerdo con un informe de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), América Latina y el Caribe ya presentaban preocupantes cifras de embarazo precoz y no planificado antes de la pandemia, siendo la tasa de fecundidad en adolescentes de la región la segunda más alta del mundo.

Este riesgo no solo afecta a las adolescentes, sino también a las niñas menores de 14 años víctimas de violación.

"Las cuarentenas prolongadas, el hacinamiento, la precariedad económica y la pobreza creciente a causa de la pandemia ya han incrementado el número de denuncias sobre incidentes de violencia de género en la región, incluidos actos de violencia contra mujeres y niñas, lo que confirma la exacerbación de vulnerabilidades preexistentes", agregaron la CEPAL y la Unesco.

La Organización de Naciones Unidas (ONU) indica que por cada tres meses de confinamiento, habrá 15 millones de casos adicionales de violencia de género en el mundo.

"Junto con los profundos impactos físicos y psicosociales de presenciar un acto de violencia, la Unesco ha informado que esta experiencia puede tener implicaciones inmediatas y de largo plazo en el aprendizaje y bienestar de niñas, niños y adolescentes, así como en el aumento de la violencia escolar", se advierte en el documento.

Otros riesgos

La CEPAL y la Unesco también señalaron que para muchas mujeres y niñas, el confinamiento significa una exacerbación de la carga de trabajo de cuidados no remunerados que, a su vez, tiene consecuencias sobre su aprendizaje.

Según datos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), en tiempos "normales" las mujeres realizan tres veces más trabajo de cuidados no remunerados que los hombres.

"Esto agrava una situación que ya era dispar; antes de la pandemia, en países como Bolivia, Guatemala y Nicaragua, el tiempo que las niñas invertían en cuidados era de entre tres y cuatro horas diarias, mientras que en el caso de los niños no superaba las 2,8", establece el informe.

Agrega que en Ecuador "las niñas trabajaban en quehaceres domésticos 3,8 horas semanales más que los niños".

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала