Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a

¿Qué tienen en común el COVID-19, el zika y el ébola?

CC0 / Pxhere / Hombre dubitativo
Hombre dubitativo - Sputnik Mundo
Síguenos en
El número de casos de COVID-19 en el mundo no deja de aumentar. En África al padecimiento por la pandemia se suma el constante crecimiento del ébola, y en América Latina, del zika, que aún no ha podido ser erradicado. ¿Será que estas enfermedades tienen algo en común? La ciencia dice que sí, y que una de ellas es el miedo que generan.

El vínculo entre el zika, el ébola y el COVID-19 va más allá de que las tres enfermedades son causadas por virus y han sido clasificadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como "Emergencia de Salud Pública de Importancia Internacional". De acuerdo al estudio Who’s afraid of Ebola? Epidemic fires and locative fears in the Information Age (¿Quién tiene miedo del Ébola? Incendios epidémicos y miedos localizados en la era de la información), un importante rasgo que tienen en común es el miedo que generan.

La vacuna rusa contra el COVID-19, en detalle - Sputnik Mundo
La vacuna rusa contra el COVID-19, en detalle
Los autores de la investigación publicada por la revista científica Social Studies of Science realizaron entrevistas en diferentes países del mundo para tratar de comprender el miedo, la incertidumbre y la posible falta de control sobre el ébola y el zika. Hallaron que las tres epidemias han desatado un "miedo locativo" y han sido de "objeto-fuego".

Según explica la Universidad Estatal de Campinas (Unicamp), al sureste de Brasil, el miedo locativo se refiere al "miedo al contacto cercano o a la colocalización entre los individuos y la enfermedad, porque no se sabe si está presente o ausente en el espacio". Por otra parte, el objeto-fuego se trata de "encuentros entre actores humanos y no humanos en el espacio, en patrones intercambiables de ausencia y presencia, caracterizados por discontinuidades, transformaciones y yuxtaposiciones de la realidad presente-ausente".

El COVID-19 tiene la característica de "objeto-fuego" porque se produce en diferentes regiones en mayor o menor medida a lo largo del tiempo, distribuyéndose de forma irregular en el territorio, según los resultados del artículo. Aunque el ébola tiene una tasa de mortalidad más alta que el COVID-19, ambas enfermedades están fuertemente influenciadas por la información y su circulación, formando así la sensación de miedo localizado.

​"Los temores se caracterizaron por los síntomas, los agentes transmisores y la posibilidad de infección latente, pero no consciente", explicaron dos profesores de la Unicamp que participaron en la investigación, Janaina Pamplona da Costa, del Instituto de Geociencias, y André Sica de Campos, de la Facultad de Ciencias Aplicadas. 

Una vacuna - Sputnik Mundo
América Latina
Chile adquirirá vacuna rusa contra el COVID-19 si esta "logra pasar todas las etapas"
Según los profesores, el ébola tuvo menos casos identificados, en comparación con zika y más recientemente con COVID-19, pero su "manifestación patológica es muy agresiva y a menudo letal", exacerbando la sensación de miedo y ansiedad.

Los investigadores descubrieron que la sensación de una "amenaza invisible" puede haber ayudado a frenar la circulación del ébola. En cuanto al zika, que tiene menos letalidad y se produce en conjunción con otras enfermedades infecciosas del mismo vector —como el dengue y el chikungunya—, el miedo locativo es menor que el del ébola. En realidad, el miedo al contagio está fuertemente asociado con la microcefalia en los recién nacidos.

¿Cómo compararon el zika y el ébola?

Los datos utilizados para estudiar el zika y ébola fueron recogidos entre los años 2013 y 2017. En el caso de la investigación del ébola, se realizaron un total de 348 entrevistas en la República de Guinea, Malí, Ghana, Kenya y Estados Unidos. Los profesores de la Unicamp coordinaron 100 entrevistas entre 2016 y 2017 para la investigación del zika en Brasil, con recursos de la Fundación Nacional de Ciencias por conducto de la Universidad Estatal de Luisiana, EEUU.

​Se entrevistó a profesionales de la salud (médicos y enfermeros), científicos, académicos, agentes de salud pública y el público en general sobre la preparación y la percepción social de la enfermedad.

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
EN VIVO
Заголовок открываемого материала
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала