Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
América Latina
Desde el Río Bravo hasta Tierra del Fuego, noticias, reportajes y análisis sobre la realidad latinoamericana

El casco que puede suplir los respiradores para pacientes críticos de COVID-19

© AP Photo / Jorge SaenzUn hospital (Archivo)
Un hospital (Archivo) - Sputnik Mundo
Síguenos en
BUENOS AIRES (Sputnik) — Fue justamente un infortunio lo que les llevó al hallazgo. La desgracia parecía haber llamado a las puertas de la empresa argentina Ecleris cuando uno de sus dueños contrajo el coronavirus. Con apenas 52 años, esta persona comenzó a tener dificultad para respirar y tuvo que ser internada en el hospital.

Era finales de marzo y recién empezaba la cuarentena en el país.

Desde Italia, en pleno apogeo de casos, llegaban imágenes de pacientes que tenían colocada una especie de escafandra en la cabeza, con la que recibían oxígeno. En Buenos Aires, mientras tanto, los integrantes de Ecleris veían que su compañero empeoraba. La mascarilla no lo ayudaba, tampoco la cánula nasal.

"Marcos, tratá de conseguirme uno de esos cascos porque no quiero que me intuben", le dijo este argentino a su colega Marcos Ledesma, médico y también dueño de la empresa. "Empezamos a buscar pero no había disponibles en Argentina ni en el mundo, porque los italianos habían comprado todo. Terminó intubado con un respirador y en coma durante más de dos semanas", cuenta este especialista a Sputnik.

​Primeros pasos

Éste fue el puntapié inicial para que la compañía comenzara a desarrollar estas escafandras, un sistema de ventilación no invasiva para pacientes con COVID-19.

Un hospital (imagen referencial) - Sputnik Mundo
América Latina
Preocupación en Argentina por la saturación en camas de terapia intensiva
Aunque se especializa en equipamiento médico, a Ecleris no se le había ocurrido hasta ese momento incursionar por ese camino. Sí tenían experiencia en la construcción de cámaras hiperbáricas, habitáculos utilizados para acelerar procesos de cicatrización en los que un paciente o varios pueden recibir oxígeno a presión.

"Se nos ocurrió tomar los cascos de cámaras hiperbáricas y modificarlos para que estén sellados al cuerpo, no puedan contaminar, y puedan ser utilizados por largos períodos de tiempo", detalla Ledesma a esta agencia.

"Cuando mi socio se despertó, ya teníamos empezado el proyecto", agregó.

A la espera de recibir la autorización de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat), la compañía, que cuenta con unos 50 empleados, comenzó a exportar los sistemas de adaptación de los cascos mientras sus distribuidores contactaron en el exterior a los fabricantes de las otras partes para completar el equipo.

Donación de sangre - Sputnik Mundo
América Latina
La vocación que lleva a la policía de Argentina a donar plasma para salvar vidas
Fue así que países como Chile, Guatemala, Honduras y Colombia, comenzaron a adquirir sus primeras unidades.

En paralelo, la compañía comenzó a trabajar con dos hospitales públicos: el Fernández, en la ciudad de Buenos Aires, y el Zonal General de Agudos, en el municipio bonaerense de Ezeiza.

En el primer centro clínico, Ecleris colabora con la Unidad de Soporte no Invasiva, "conformada por un grupo de neumonólogos de gran prestigio, que aplican tecnología que quizás no se conocía hasta ahora para darle oxígeno al paciente sin intubarlo", explica Ledesma.

Riesgo de saturación

Este médico tiene conocimiento de que al menos 19 hospitales de la provincia de Buenos Aires (este), la jurisdicción más afectada en número de infecciones de coronavirus en Argentina, tienen colmadas sus camas de terapia intensiva.

Test para diagnóstico de COVID-19 ELA-CHEMSTRIP - Sputnik Mundo
América Latina
Argentina: así es el test de COVID-19 ultrarrápido que detecta pacientes asintomáticos
Más de 60% de las unidades críticas están ocupadas en la zona metropolitana más grande del país, que llegó esta semana al máximo número de contagios que se detecta en un día, al arañar los 3.000 casos.

"Los pacientes intubados tienen una mortalidad bastante alta", sostiene Ledesma. "La recuperación después de una terapia intensiva es terrible. Mi socio tiene seis meses por delante de recuperación. Perdió 17 kilos, y a dos meses de estar internado, no puede subir escaleras", cuenta.

Los cascos que en un inicio acaparó Italia y que ahora se abren paso en esta región, permiten que el paciente permanezca aislado sin la necesidad de estar intubado. La escafandra es transparente, de modo que la persona puede comunicarse o leer.

Ventilador ResilientBreath - Sputnik Mundo
El "Tesla de los respiradores" nace en América Latina para combatir pandemias
"La utilidad de tener los cascos es que no sólo dan oxígeno, sino que también distienden los pulmones", añade el médico, y prosigue: "las experiencias preliminares de Italia son que entre el 30 y el 60% de pacientes se salva de la intubación".

La respiración asistida a través de estas herramientas contribuye, por ende, a ralentizar la saturación del sistema sanitario. Los cascos también demandan menos personal sanitario y exige menos especialización.

Sólo dos empresas en Argentina fabrican respiradores. Cada unidad no baja de 15.000 dólares, frente a un casco que cuesta unos 750, y que además es reutilizable en la mayor parte de sus componentes.

Ecleris, que puede fabricar unas 600 unidades por semana, espera vender entre 10.000 y 20.000 de estos equipos, según cómo evolucione la pandemia en el continente que más casos acumula de COVID-19.

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала