¡Usted se ha registrado con éxito!
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo
Internacional
Todas las noticias mundiales en un mismo portal informativo. Sigue de cerca lo que pasa en diferentes regiones del mundo.

Resistencia bohemia contra el virus en el viejo Juanito, el bar más emblemático de Lima

© Foto : Sengo PérezCésar Casusol, dueño del bar Juanito de Lima, con un jamón típico peruano
César Casusol, dueño del bar Juanito de Lima, con un jamón típico peruano - Sputnik Mundo
Síguenos en
LIMA (Sputnik) — La capital de Perú no puede evitar la tristeza: además de sufrir 3.000 de las cerca de 7.000 muertes producidas en el país por COVID-19, ahora libra una dura batalla para que la pandemia no arrase con algunas de las cosas por las que la aman sus habitantes.

Una de ellas es la vida relajada que se puede hallar en el distrito emblemáticamente bohemio de Lima: Barranco, un lugar frente al mar, con solares antiguos y árboles añosos que ha sido lugar de residencia y reunión de escritores, poetas, artistas y gente inquieta en general.

Auténtico y limeño

Barranco está clausurado por la pandemia y, más precisamente, el Bar Juanito está cerrado desde que el 15 de marzo el presidente, Martín Vizcarra, anunció el estado de emergencia. Y es que "El Juanito, como lo llaman los limeños de manera breve y cariñosa, era algo intocado en una ciudad que se transforma desordenadamente por proyectos inmobiliarios modernos y donde la mística de la vieja urbe se pierde.

© Foto : Sengo PérezResistencia bohemia contra el virus en el viejo Juanito, el bar más emblemático de Lima
Resistencia bohemia contra el virus en el viejo Juanito, el bar más emblemático de Lima - Sputnik Mundo

El 16 de junio de este año, El Juanito está cumpliendo 83 años funcionando en el corazón mismo de Barranco, y de no haberse sucedido el golpe imprevisto del virus sus viejas mesas de madera estarían llenas de clientes conversando, disfrutando sándwiches de jamón del norte con ají, de sardinas, vasos de cervezas o copas de pisco con César Casusol y su hermano, Juan, al otro lado del mostrador.

Una tienda de frutas en Perú - Sputnik Mundo
América Latina
El fin de la comida callejera en el Perú de la alta cocina y la pandemia feroz
Juan va a cumplir 74 años y César, 66. Y luego de que su padre, Juan Albino Casusol, fallecido fundador de El Juanito en 1937, les legase el negocio, han procurado hacer del bar un lugar detenido en el tiempo: no se aceptan tarjetas, se ha mantenido la simpleza contundente de los sabores tradicionales de Lima y han rehusado sumarse a la onda de los lounges y lujo por mantener un lugar sencillo pero cálido como ninguno.

"El domingo (15 de marzo) cuando habló el presidente Vizcarra (anunciando el estado de emergencia), realmente nos sentó en la silla porque nos dijo no se abre y no se abre, no había nada que hacer. Como la cuarentena en un inicio era solo por 15 días dijimos: bueno, cerramos 15 días, pero ya van tres meses y la cosa es bien difícil. No vamos a poder reactivarnos hasta que se encuentre la vacuna", dice César Casusol a Sputnik.

Resistencia Bohemia

Nelson Hinojosa, con 42 años y cliente de El Juanito desde sus épocas universitarias, habla desde el hastío entendible. Como todo limeño, quiere de vuelta a su ciudad y eso incluye las conversaciones con sus demás colegas escritores en una mesa del bar. "De haber sabido esto del covid, hubiera pedido más sándwiches y hubiese ido más veces al bar, ¿porque de acá a cuándo se podrá estar de nuevo en El Juanito? No sabemos lo que tenemos hasta que lo perdemos, dicen, y creo que es verdad", afirma con leve pesar.

Taxi (imagen referencial) - Sputnik Mundo
América Latina
Ministerio de Transporte de Perú exige mascarillas y menos aforo a taxis en servicio
Sin embargo, a pesar del panorama sombrío, El Juanito piensa dar batalla. César Casusol sabe que el rubro de bares y restaurantes es uno de los más golpeados, pero está alistando la adecuación a la nueva normalidad con planes de expender comida por recojo o, eventualmente, hacer servicio de delivery con todas las medidas sanitarias de rigor.

"Este año yo lo llamo 'un año para sobrevivir', y si sobrevivimos, el próximo año será para pagar todo lo que se debe", dice el dueño del bar, pero que también hace de mesero, de barman y de cocinero, porque esa mística de trabajo duro ha sido otro componente que ha levantado la leyenda de El Juanito, que no cerraba un solo día en la semana.

Tiempos duros corren en Perú, y Lima trata a su manera de conservar las cosas hermosas que la componen. Atados a la esperanza de una vacuna, El Juanito de Barranco aguarda el momento de volver como antes, con mesas abarrotadas, bohemia, música criolla en vivo y tragos futuros para celebrar lo que desean los limeños que alguna vez se convierta en un mal recuerdo dentro de los 83 años de historia de su bar de toda la vida.

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
EN VIVO
Заголовок открываемого материала
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала