Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
Economía (imagen referencial) - Sputnik Mundo
Economía
Sputnik te explica procesos económicos complejos en palabras simples.

Nuevo default controlado en Argentina y la paradoja del "buen deudor"

© REUTERS / Agustin MarcarianMartín Guzmán, ministro de Economía de Argentina
Martín Guzmán, ministro de Economía de Argentina  - Sputnik Mundo
Síguenos en
Este 22 de mayo terminó la nueva prórroga por el vencimiento de deuda por más de 500 millones de dólares, pero el Ministerio de Economía extendió las negociaciones al 2 de junio. Pese a que formalmente el país volvió a incumplir las obligaciones, se mantiene abierto el diálogo.

Argentina entró en su noveno default, pero su estrategia de negociación en tono de "buen deudor" —en palabras del ministro de Economía, Martín Guzmán, parece estar teniendo resultados alentadores a pesar de todo y por el momento no se espera que los acreedores más duros se decidan por resolver el conflicto en los tribunales internacionales.

El 22 de abril pasado, el país austral tenía en calendario el pago de más de 500 millones de dólares. El Gobierno ofreció una propuesta y se extendió el plazo para negociar durante un mes. Ese plazo venció.

EN ORBITA COVER - Sputnik Mundo
En Órbita
Argentina: sigue la pulseada por la deuda pese al "default técnico"
"No es un tecnicismo. Argentina efectivamente defaulteó y los acreedores tienen derecho a la aceleración de los bonos si juntaran la cantidad suficiente de votos para hacerlo e iniciar juicios si no hay acuerdo. Como Argentina está negociando de buena fe, se le dio un plazo más de 10 días", dijo a Sputnik el economista argentino Fausto Spotorno, director del Centro de Estudios Económicos de la consultora OJF.

El Gobierno intenta canjear 21 títulos por 10 nuevos bonos por más de 66.000 millones de dólares. Estos son 17 títulos emitidos durante la presidencia de Mauricio Macri (2015-2019) y cuatro bonos de un canje anterior de 2010.

La oferta incluye un período de gracia de tres años, una extensión de los plazos, una quita del capital de 5,4 % y un recorte de intereses de 62 %. La quita total promedio ronda el 33 %, que aún representa un 2,5 % de ganancias, lo cual no es poco en un mercado internacional con tasas que tienden a cero.

¿Qué pasa si no se llega a un acuerdo?

Argentina ofreció 40 centavos por cada dólar, mientras que los principales acreedores pretenden entre 55 y 60 centavos por dólar. Un grupo de acreedores estaría dispuesto a acercarse al rango de entre 52 y 55 centavos por dólar. Estos son los tenedores de bonos que ya fueron reestructurados en los canjes de deuda de 2005 y 2010. Pero solo si el Gobierno está dispuesto a ceder para encontrar un punto intermedio.

"Los bonos tienen una cláusula de aceleración que dice que, en caso de que Argentina 'defaultee', los acreedores podrán exigirle el pago del total de la deuda. Obviamente, si alguien 'defaultea' es porque no lo puede pagar. Para salir del 'default', o se llega a un acuerdo con los acreedores o se paga todo el capital con los intereses adeudados, pero en general esto no sucede, los gobiernos prefieren ir a juicio", explicó Spotorno.

La bandera argentina - Sputnik Mundo
Economía
Crisis en Argentina: entre un tercio y la mitad de las pymes penden de un hilo
El ministro Guzmán aseguró que, a diferencia de lo ocurrido en el anterior aplazamiento, esta vez sí modificará la propuesta, aunque manteniendo las proyecciones de sostenibilidad de la deuda, que es la postura firme que mantiene el Gobierno y que recibió el apoyo del Fondo Monetario Internacional (FMI), principal acreedor del país, y la comunidad económica internacional.

La respuesta a la nueva disposición del Gobierno fue leída con buenos ojos por el mercado. Los ADR (acciones de respaldo internacional) de compañías argentinas registraron ganancias de 2 % en dólares y los bonos soberanos de referencia subieron 1,5 %, en promedio.

La crisis de deuda es mundial

El equipo económico argentino lleva desde el inicio de la presidencia de Alberto Fernández, en diciembre de 2019, un complejo proceso de negociaciones multilaterales por los diferentes vencimientos de deuda soberana.

Argentina tenía a finales de 2019 una deuda total de 323.000 millones de dólares, 41 % con inversores privados, 14 % con el FMI, 36 % con otros organismos de crédito y 9 % con otras agencias estatales.

Dólares estadounidenses (imagen referencial) - Sputnik Mundo
Economía
El BID se compromete a invertir 1.800 millones de dólares este año en Argentina
El país se encuentra en una situación particular por estar ya en default "virtual" desde el "reperfilamiento" de deuda realizado por la Administración de Mauricio Macri en 2019. En caso de caer ahora formalmente en cesación de pagos si no se llega a un acuerdo, el país seguiría excluido del mercado de crédito internacional.

Lo cierto es que, aun si la Argentina paga, el contexto de crisis internacional evidencia un clima de huida de capitales financieros desde los países emergentes hacia los centrales y difícilmente se pueda esperar en el corto plazo la entrada de nuevas inversiones extranjeras.

Argentina entró en default en 2001, después de la crisis conocida como argentinazo que derivó en la caída del presidente Fernando de la Rúa. En ese momento el monto fue de alrededor de 100.000 millones de dólares. En 2005 y 2010 Argentina realizó dos canjes de deuda a los cuales ingresaron 93 % de los acreedores. El 7 % restante no aceptó y demandó al país en los tribunales de EEUU, hasta que el Gobierno de Mauricio Macri llegó a un acuerdo con los bonistas en 2016, conocidos como fondos buitre.

Ahora, la crisis de deuda internacional preexistente, sumada a las necesidades de alivio financiero que provoca la pandemia de coronavirus, puso en jaque las economías de todo el planeta. Existen más de 80 naciones con economias emergentes que solicitaron algún tipo de perdón o cancelación de parte de sus deudas con los organismos multilaterales.

Billetes de cien pesos argentinos - Sputnik Mundo
América Latina
La actividad económica de Argentina cae en marzo 11,5% y lleva su retroceso a 5,4% en el año
En Iberoamérica, los expresidentes Dilma Rousseff (Brasil), Rafael Correa (Ecuador), Evo Morales (Bolivia) y José Luis Rodríguez Zapatero (España), así como figuras como el Premio Nobel de la Paz, el argentino Adolfo Pérez Esquivel, solicitaron en una carta la condonación de pasivos por parte del FMI en la región.

Un reclamo similar unificó al conjunto de los países de África. El Premio Nobel de la Paz y primer ministro de Etiopía, Abiy Ahmed, el presidente de Senegal, Macky Sall, y el primer mandatario de Sudáfrica y de la Unión Africana (UA), Cyril Ramaphosa, son tres de las principales figuras en demandar la cancelación de las deudas con la Unión Europea (UE), a la que adhirieron en masa el resto de las naciones del continente.

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала