Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo
Internacional
Todas las noticias mundiales en un mismo portal informativo. Sigue de cerca lo que pasa en diferentes regiones del mundo.

Ansiedad y depresión, los fantasmas que alimenta el encierro en Colombia por COVID-19

CC0 / Pexels / Un dibujo de cara triste
Un dibujo de cara triste - Sputnik Mundo
Síguenos en
El 18 de mayo, el nadador estadounidense Michael Phelps, quien ganó 23 veces la medalla de oro en los JJOO, reveló ante la prensa que sufre de depresión y ansiedad por cuenta del confinamiento al que ha obligado el coronavirus, situación que se hace común en varios rincones del mundo y que para un grueso número de colombianos tampoco es ajena.

Y es que no es fácil soportar 59 días de encierro que ya se cumplen este 22 de mayo en Colombia por decreto del Gobierno para hacerle frente a la pandemia, situación que pinta para largo y que ya ha obligado a 2.100 personas a pedir atención psicológica en la línea telefónica 192, dispuesta por el Ejecutivo para tal fin.

"Las razones por las cuales las personas consultan con mayor frecuencia son síntomas de depresión, de ansiedad, afectaciones por distintas formas de violencia al interior del hogar y consumo de sustancias psicoactivas", contó Nubia Bautista, subdirectora encargada de Enfermedades No Transmisibles del Ministerio de Salud y Protección Social, según declaraciones compartidas por esa cartera.

Mujeres, las más afectadas

Las cifras indican que la mayoría de las consultas son de parte de mujeres, con un 58% de los casos, es decir, 1.221 llamadas.

"Me crispa los nervios cada vez que sale [el presidente Iván] Duque a decir que va a prolongar la cuarentena, porque eso para mí es otra semana de agonía, de ansiedad por no poder ver a mis hijos y a mis nietos", dice a Sputnik Rubiela Perdomo, una septuagenaria que permanece encerrada en su departamento, en Bogotá.

Rubiela cuenta que desde joven ha debido vérselas con la ansiedad nerviosa y la depresión, a las que ha preferido encarar con fuerza mental propia, en vez de con antidepresivos.

Un médico del Hospital Juárez de México durante la pandemia de COVID-19, Ciudad de México - Sputnik Mundo
Desde angustia hasta suicidio: los médicos son las segundas víctimas de la pandemia
"Si vas donde un psiquiatra te diagnosticará psicosis y cosas de esas, dirá que tienes un desorden biológico y enseguida te mandará pastillas para tenerte como un zombi. Yo opté por la psicología, que me dejó ver que lo mío son solo crisis, y las afronto desde un plano más espiritual, aunque no siempre es fácil sobrellevarlas", explica la mujer, quien desde antes del pasado 25 de marzo, cuando comenzó el confinamiento, no sale de su hogar.

De acuerdo con el Ministerio de Salud, los grupos por edad de mayor consulta y atención son los de 20 a 24, de 25 a 29 y de 35 a 39 años, cada uno con el 9% en la distribución porcentual.

Alma VS conductualismo

"No hace falta ser un adulto mayor para tener crisis de ansiedad, depresión y nervios alterados. Le puede pasar desde un niño hasta un adulto joven y saludable, deportistas incluso, como el caso de Phelps", dice a Sputnik Carmen García, una psicóloga bioenergética.

Mujer en una ventana en Buenos Aires - Sputnik Mundo
Las emociones argentinas en cuarentena, al descubierto
Para García, si bien la ansiedad y la depresión se pueden agudizar en el confinamiento, no son más que "rótulos impuestos por los médicos psiquiatras para clasificar a sus pacientes", por lo que ella prefiere optar por las técnicas de mindfulness, radiónica y la Gestalt, todas las cuales buscan sanar desde el alma.

Otros, en cambio, resultan escépticos a tales prácticas y en su lugar prefieren los tranquilizantes apoyados en una terapia de tipo conductual, la cual basa sus principios en el conductualismo clásico desarrollado por el fisiólogo ruso Iván Pavlov, el mismo que condicionaba a perros mediante una campanilla.

"Las cosas oníricas no son lo mío, por eso debí recurrir a una terapia conductual en línea que me ha servido para exponerme al encierro de la cuarentena y así luchar contra los miedos que eso me genera", dice Adrián Toro, un joven ingeniero electricista que debió suspender su trabajo como contratista por la pandemia, lo que le desencadenó ataques de ansiedad.

Percepción realista

Para el psicólogo clínico Luis Eduardo Peña "el coronavirus está causando un gran impacto mental en la gente debido a dos factores que generan ansiedad, primero la incertidumbre por lo que va a pasar y, segundo, la falta de control que se siente tener", según dice en su podcast Conversando con mi psicólogo, y agrega que en tales casos se debe buscar ayuda.

Miedo (imagen referencial) - Sputnik Mundo
Psicólogo: saber todo sobre el coronavirus solo aumenta la angustia
Su teoría es compartida por el Ministerio de Salud, que sostiene que la orientación psicológica es el tipo de atención más requerida para quienes han hecho uso de la línea 192, con el 41%.

Sobre cómo afrontar el encierro, Peña recomienda entonces "tener una percepción realista y objetiva con respecto a la ansiedad, ya que es normal una preocupación por el tema del coronavirus, pero no se puede asumir que el mundo ya se acabó" por culpa de la pandemia.

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала