Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo
Internacional
Todas las noticias mundiales en un mismo portal informativo. Sigue de cerca lo que pasa en diferentes regiones del mundo.

Reciba el 'pack' contra el COVID-19 en Brasil… si puede pagar

Síguenos en
RÍO DE JANEIRO (Sputnik) — Pase y vea. Le recomendamos la consulta de emergencia, con análisis de sangre, seis horas de internación, tomografía y rayos X. Está para unos 870 dólares. Una "ganga". ¿Tiene coronavirus y quiere atención? La salud privada brasileña le ofrece toda una gama de posibilidades.

Eso ofrece el hospital privado de Irajá, en Río de Janeiro, pero también uno puede acudir al de Ilha do Governador, donde se ofrece un 'pack' especial "para pacientes con síntomas de COVID-19" que cuesta 3.000 reales (522 dólares).

Una persona en el traje de protección durante la pandemia de coronavirus en Brasil - Sputnik Mundo
Cada uno por su lado: el caos regulatorio en Brasil da alas al coronavirus
El plan no incluye el examen para detectar el contagio; y cada seis horas extra hay que pagar otros 3.000 reales, por lo que pasar un día entero en el hospital (24 horas) puede acabar costando 12.000 reales (más de 2.000 dólares).

Los portavoces de ese hospital confirmaron a Sputnik que hay un tratamiento diferenciado respecto al resto de pacientes, ya que una consulta normal cuesta 600 reales (104 dólares).

Buena parte de la sanidad privada de Brasil está aprovechando la pandemia del nuevo coronavirus (causante de la enfermedad COVID-19) para hacer caja, con aumentos de precios abusivos sin que haya ningún tipo de control por parte de las autoridades.

Cuestionada sobre estos aumentos, la Asociación Nacional de Hospitales Privados (ANAHP), que representa a 119 instituciones privadas en todo Brasil, informó a Sputnik que "no interfiere en las cuestiones comerciales de sus hospitales".

El presidente de la Confederación Nacional de la Salud (que agrupa a varias patronales de hospitales, clínicas y laboratorios privados), Breno Monteiro, aseguró que este tipo de aumentos no están justificados.

Excavación de las fosas comunes en Brasil a causa de la pandemia de coronavirus - Sputnik Mundo
Ni los muertos descansan en paz en Brasil a causa del COVID-19
"Aunque en todos nuestros insumos hayan aumentos, en algunos casos hasta un 3.000%, no se justifica", explicó recientemente en declaraciones recogidas por el diario O Dia.

Otro punto sensible es la colaboración de los centros privados en un momento en que el Sistema Único de Salud (el llamado SUS, la red de sanidad pública) está sobrecargado por la pandemia y colapsado en muchas ciudades, donde faltan camas para los pacientes de COVID-19.

A finales de abril, el Consejo Nacional de Salud (un órgano consultivo vinculado al ministerio de Salud) recomendó una "fila única" para que el poder público pudiera usar las camas de la red privada, sobre todo por la situación de colapso total que ya se vivía en Manaos (norte) y Fortaleza (noreste).

La confederación que agrupa a los empresarios de la sanidad privada reaccionó rápidamente posicionándose en contra.

"Por ese camino, en lugar de colaboración, se aplicarían medidas de fuerza, promoviendo una intervención que solo desorganizará y perjudicará el trabajo del sector privado (…) ¿Cómo explicar a los 47 millones de brasileños que pagan sus planes de salud todos los meses que ahora no habrá más camas disponibles en el sector privado y que esperen su plaza en la fila única?", lamentaron en un comunicado.

El Consejo Nacional de Salud recuerda que la llamada 'ley del coronavirus', aprobada en marzo, permite confiscar bienes y servicios para hacer frente a la pandemia, pero de momento no se ha ido más allá de las recomendaciones.

Un sepulturero trabaja durante un entierro masivo de personas que fallecieron debido al COVID-19 en Brasil - Sputnik Mundo
América Latina
Los motivos que pueden convertir a Brasil en el próximo epicentro del COVID-19
Al mismo tiempo que aumentan los precios para los pacientes de coronavirus y se resisten a ceder camas, los hospitales privados ven como la pandemia puede golpear duramente su facturación.

Según datos de la ANAHP, en marzo y abril de este año el número de internaciones cayó un 27% respecto al mismo periodo del año pasado, lo que podría generar problemas sanitarios a medio y largo plazo, ya que las personas están aplazando consultas que no consideran urgentes.

Las atenciones a pacientes con cáncer en hospitales privados cayeron un 23% en el primer cuatrimestre del año, y las relacionadas con problemas en el aparato circulatorio, un 21%.

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала