Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a

El campo de concentración nazi más lucrativo: ganaba incluso con la muerte

© Sputnik / Vladimir Fedorenko / Abrir banco de fotosEl campo de concentración nazi de Mauthausen
El campo de concentración nazi de Mauthausen - Sputnik Mundo
Síguenos en
El campo de concentración nazi de Mauthausen utilizaba el trabajo esclavo de los prisioneros con fines comerciales y ganaba incluso con su muerte, recuerda el profesor Iliá Altman, copresidente del centro de investigación ruso Holocausto, entrevistado por Sputnik.

El campo de concentración de Mauthausen fue construido sobre la base de canteras de granito en 1938. Según el profesor Altman, de la Universidad Estatal Rusa de Humanidades, se convirtió en el centro de un amplio sistema conocido como Mauthausen-Gusen, que incluía 49 subcampos en todo el país.

Se les obligó a los prisioneras a trabajar duro en las canteras y luego en varias empresas. El horario de trabajo comenzaba a las cuatro o cinco de la mañana y duraba hasta las siete u ocho de la tarde. Si un prisionero estaba demasiado débil, cansado o enfermo, lo mataban.

Fábrica de la muerte: el 75 aniversario del desarme del campo de concentración de Buchenwald  - Sputnik Mundo
Fábrica de la muerte: el 75 aniversario del desarme del campo de concentración de Buchenwald
Mauthausen era considerado uno de los campos más lucrativos del sistema nazi, dice Iliá Altman y agrega que incluso la muerte de los prisioneros les traía dinero a los nazis.

"Los parientes recibían cartas cínicas: 'Su hijo (marido, padre) estaba enfermo, estaba en el hospital, le dieron todo tipo de asistencia médica, pero por desgracia, esta ayuda no sirvió y murió. Le expresamos nuestras sinceras condolencias. Si paga 0,72 marcos podrá obtener un certificado de su muerte'", señala el historiador.

"Los primeros prisioneros de Mauthausen fueron delincuentes peligrosos, luego se lo utilizó como cárcel para prisioneros políticos de alto riesgo. Desde 1941, llevaban allí a los prisioneros de guerra y los judíos de varios países europeos", explica Altman.

Bloque de la muerte

Hubo unos 335.000 prisioneros de Mauthausen: más de 122.000 personas fueron ejecutadas. Más de 32.000 de ellas eran ciudadanos soviéticos.

"En el verano de 1944, se creó el bloque 20, una sección especial en el campo de concentración, que los prisioneros de Mauthausen bautizaron como 'bloque de la muerte'. En una zona aislada, separada del resto del campo, solo permanecían reclusos los soldados y oficiales del Ejército Rojo capturados. Se trata de los inquebrantables, que en sus antiguos campos habían estado reuniendo grupos clandestinos y preparando fugas", cuenta el profesor.

Según Altman, los prisioneros de este bloque comían solo una vez en tres días, estaban en unos cuarteles sin calefacción y se sometían a unos agotadores trabajos físicos todos los días. El bloque 20 se usaba para entrenar a los guardias novatos de las SS, que practicaban la tortura y el asesinato de los prisioneros.

"Las condiciones eran para matar la mera idea de resistir. Pero aún así, a principios de 1945, los prisioneros se prepararon para una rebelión. En la noche del 2 al 3 de febrero de 1945, los prisioneros del bloque se escaparon. Este levantamiento pasó a la historia como el más grande de la Segunda Guerra Mundial", señala Altman.

Los prisioneros se dividieron en varios grupos de asalto y atacaron las torres de ametralladoras. Los extintores, los lavabos destrozados, los adoquines y los trozos de carbón fueron sus armas principales. Con tablas y trapos lograron superar el alambre de espinas y escapar. Cerca de 80 prisioneros de guerra murieron en la batalla con los guardias y 419 escaparon.

La caza de la liebre de Muhlviertler 

Para atrapar a los fugitivos, se organizó la llamada caza de la liebre de Muhlviertler. Con la la ayuda de la población local, las fuerzas de las SS localizaron y mataron a casi todos los fugitivos.

Campo de concentración de Mauthausen-Gusen (archivo) - Sputnik Mundo
Un oficial soviético que escapó de un campo nazi revela los espeluznantes detalles de su fuga
El sacerdote Josef Radke, que vivía a 12 kilómetros de Mauthausen, escribió en su diario: "Los prisioneros son buscados como criminales extremadamente peligrosos. Se escaparon sin sus zapatos. Durante tres días no han comido nada. Se oyen disparos todo el tiempo en el bosque. La población local tiene miedo y no les da nada, aunque no son criminales y no han hecho nada a nadie. Debido a una excesiva cobardía, no hay compasión. Incluso algunos de los nuestros imitan a las SS, que despiadadamente disparan a todos los que atrapan. Pero 19 participantes de la fuga sobrevivieron, nueve de ellos regresaron a la URSS después de la guerra. Dos de ellos fueron escondidos por el matrimonio Langthaler, cuyos cinco hijos luchaban en el frente oriental", recuerda Altman.

En la noche del 2 al 3 de mayo de 1945, las SS de Mauthausen pasaron la guardia del campo a la Policía vienesa y salieron del campo vestidos de civil. El 6 de mayo, hace exactamente 75 años, las tropas estadounidenses entraron en el campo.

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала