Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo
Internacional
Todas las noticias mundiales en un mismo portal informativo. Sigue de cerca lo que pasa en diferentes regiones del mundo.

El futuro incierto de las elecciones generales en un Perú castigado por la pandemia

© AFP 2021 / Sebastian EnriquezUn hombre en Piura, Perú
Un hombre en Piura, Perú - Sputnik Mundo
Síguenos en
LIMA (Sputnik) — En Perú, a estas alturas del año, los partidos políticos ya estarían moviendo sus bases y sus líderes estarían buscando presencia mediática en vista de que en abril del 2021 se elegirá presidente y Congreso. Nadie imaginó que la pandemia llegaría a paralizar todo y abrir aún más interrogantes sobre el futuro, esta vez político.

Según las leyes, el Jurado Nacional de Elecciones de Perú (JNE) deberá convocar a elecciones generales en julio próximo, pero con un matiz inédito producto de la reforma política emprendida por el Gobierno en 2019: esta vez se celebrarían elecciones primarias generales y obligatorias para ver qué partidos, pasando el 1,5% de votos del padrón, quedarían en carrera definitiva.

Soles peruanos - Sputnik Mundo
América Latina
Gobierno peruano dará bono de 226 dólares a 6,8 millones de familias por crisis sanitaria
Sin embargo, realizar las primarias representa un problema de importancia capital en tiempos de crisis: esas elecciones harían que los peruanos salgan a la calles en masa a ejercer su voto con el consecuente riesgo sanitario y, además, importarían un gasto elevado para un Estado bastante castigado ya por la paralización en seco de la economía.

Antes situaciones extraordinarias, hay que tomar decisiones creativas y prácticas, es lo que sugiere José Tello Alfaro, abogado miembro del Instituto Peruano de Derecho Electoral.

"Las elecciones primarias tendrían un costo de entre 200 a 300 millones de soles (60 a 90 millones de dólares) y como está el país, tratando de reactivar la maquinaria económica, es una posibilidad que no conviene y que sería mejor dejarla de lado con las respectivas modificaciones legales", comentó para Sputnik Tello Alfaro, catedrático en la Facultad de Derecho de la Universidad de Lima.

Martín Vizcarra, presidente de Perú - Sputnik Mundo
América Latina
Presidente: Perú atraviesa la etapa más crítica de la pandemia COVID-19
Para el experto, la salida más idónea es no celebrar las primarias y sacar adelante sólo los comicios internos en las agrupaciones políticas, aplicando además el voto electrónico no presencial (VENP) para evitar, nuevamente, aglomeraciones.

"Ya la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) ha ido desarrollando el VENP, pero estas internas tienen que desarrollarse con la fiscalización del JNE de manera obligatoria para evitar la informalidad que se ha visto antes", señala el experto.

Según ley, el Congreso está habilitado para legislar en materia electoral hasta septiembre de este año, algo que podría presentar un problema considerando que la convocatoria a elecciones se da en julio, pues en ese lapso (julio a septiembre), el Legislativo podría variar las reglas del juego electoral en plena campaña.

"Para evitar este problema y garantizar la seguridad jurídica del proceso, se podría variar los plazos excepcionalmente para que la convocatoria a elecciones se haga en octubre, de manera que el Congreso no pueda introducir cambios (pues su plazo para legislar habría vencido en septiembre)", dice Tello Alfaro.

Con la incertidumbre de cuándo se podrá volver a la normalidad, otro problema es la celebración de la segunda vuelta presidencial, una constante en las elecciones de Perú desde el año 1990.

El abogado afirma que quizá, por la excepcionalidad de la situación, los peruanos tendrán que renunciar a ese mecanismo que exige que si un presidente no supera el 50% de los votos, debe enfrentarse en otra elección con su perseguidor más cercano.

TELESCOPIO - Sputnik Mundo
Telescopio
Perú: entre el coronavirus, la crisis política y un presidente que "hace lo que puede"
"Acá cabría modificar la valla de balotaje y que no sea 50% sino 40%, pero con una diferencia de no menos de 10 puntos con el segundo candidato. También hubo una propuesta en el JNE de 45% o incluso bajarlo más a 40%, que es una propuesta intermedia", indica el abogado tratando, nuevamente, de salvaguardar tanto el aspecto económico como el sanitario en beneficio del país.

Desde luego, toda propuesta está supeditada a lo que venga en el futuro, tan incierto que lo único que demandaría es, tal vez, que las autoridades se pongan en el peor escenario posible para tratar de mantener intocable el sistema democrático por una desgracia que nadie en el mundo imaginó como posible.

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала