Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo
Internacional
Todas las noticias mundiales en un mismo portal informativo. Sigue de cerca lo que pasa en diferentes regiones del planeta.

Estancos abiertos, prohibido correr: ¿se ningunea en España al ejercicio en tiempos de pandemia?

Síguenos en
España es de los pocos países en Europa y el mundo donde no está permitido ejercitarse físicamente al aire libre. Si bien a partir del 2 de mayo se levantará esta restricción, lo cierto es que hasta esa fecha el país habrá cumplido 50 días privado de una herramienta de salud y prevención frente a la pandemia, denuncian los expertos.

La desescalada "gradual" y "asimétrica" del régimen de confinamiento en dependencia de la situación en cada territorio prevé que los ciudadanos puedan salir próximamente a la calle para hacer deporte de forma individual y dar paseos si "la evolución de la pandemia es favorable". Así lo anunció el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, el 25 de abril.

De este modo se pondrá fin a una medida que contrasta fuertemente con la situación de los países de nuestro entorno. Porque España, junto a India, Perú, Argentina, Malasia, Filipinas y Bangladés es de los pocos países en que, por ejemplo, salir a correr está absolutamente prohibido.

Primer paseo niños durante confinamiento - Sputnik Mundo
Primeros paseos en España para los niños: más disciplina que frivolidad
En Europa, Portugal, Reino Unido, Alemania o Suecia permiten la práctica deportiva al aire libre de manera individualizada. En Bélgica, mientras sus autoridades ordenaban la clausura de comercios, se recomendaba hacer ejercicio en el exterior. En Nueva York, la ciudad de EEUU que alberga el mayor foco de COVID-19, también es posible hacer deporte al aire libre, sin bien su Ayuntamiento se vio obligado a cerrar parques infantiles y retirar canastas de baloncesto ante las reiteradas infracciones del distanciamiento social. El caso de Francia, donde también está permitido hacer jogging, es más peliagudo por cuanto la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, restringió el horario para tal actividad con el fin de evitar aglomeraciones. Pero obtuvo el resultado contrario y tuvo que rectificar, pues todos los corredores salían en la misma franja horaria.

El confinamiento como mensaje

En España, que hasta el 26 de abril se ha distinguido por aplicar las medidas de confinamiento más rigurosas de todo su entorno, se apela a la prudencia como garantía a la que confiar el buen cumplimiento primero de los paseos de los menores de 14 años y a partir del día 2 de mayo de los aficionados al footing.

Como dice la politóloga Arantxa Elizondo, de la Universidad del País Vasco, el duro confinamiento en España también obedece a un mensaje de cara a Europa y en el contexto de unas ayudas para las que se está negociando arduamente en el seno de la UE: podemos ser tan rigurosos como cualquiera. Es como si no se confiara en mostrar un civismo parejo al de otras sociedades, como la alemana, que soportan la pandemia con medidas mucho menos restrictivas que las nuestras.

Desaprovechando la prevención

Está científicamente probado que el ejercicio físico mejora el sistema inmunitario. La pandemia tiene menor incidencia en individuos sanos y sin patologías previas, así como mayor en los mayores. Pero el deterioro natural que causa el envejecimiento puede acelerarse a causa de estilos de vida inadecuados. El sobrepeso, por ejemplo, conduce a la hipertensión, problemas cardíacos y diabetes.

Coronavirus (imagen referencial) - Sputnik Mundo
España
España inicia un estudio masivo para conocer el alcance de COVID-19
La actividad física frecuente ayuda a prevenir todas estas situaciones que nos hacen más vulnerables frente al virus. Como recuerda el doctor y cirujano Hernán Silván, director del Centro de Recuperación Funcional en Madrid, hay países que sí han fomentado el deporte al aire libre como método de prevención frente al coronavirus. "Me consta que en Alemania, Finlandia, Suecia, Dinamarca, Noruega, Nueva Zelanda o Islandia han hecho mejor las cosas", declara a Sputnik, subrayando que además de contar sus sanitarios con equipos de protección individual y someterse a repetidos test desde el principio de la pandemia, "son países que han realizado cuarentenas cortas y han fomentado medidas preventivas de inmunidad como hacer deporte al aire libre, tras un corto confinamiento".

En este aspecto, el doctor Silván explica la mala relación entre confinamiento y defensas. "Un largo confinamiento baja estrepitosamente las defensas de la población, al no haber contacto externo alguno durante mucho tiempo. También obstruye la síntesis de vitamina D por la piel, un aliado inmunitario de primer orden", explica, rematando este segundo punto con un dato demoledor:

"La contaminación atmosférica en Wuhan, Milan y Madrid dificulta la insolación anual, y sus poblaciones presentan con frecuencia hipovitaminosis D. ¿Coincidencia?".

Silván, que aparte de reputado especialista en medicina deportiva y manual también es un corredor habitual, incide en que "el ejercicio físico adecuadamente pautado también sube las defensas", así como en el hecho de que la sociedad debería estar educada en el manejo de mascarillas, guantes, geles alcohólicos, distancia social y lavado de manos, "para salir a la calle con garantías".

Un médico con un enfermo de COVID-19 - Sputnik Mundo
Internacional
"Es de otra pasta": en España, un abuelo de 102 años sobrevive al coronavirus
De la misma opinión es el geriatra jubilado y asiduo corredor José Vicente Rioseco, quien recuerda que de los cuatro factores que influyen en la longevidad (dieta, ejercicio físico, ausencia de estrés y genética), los dos primeros son los más importantes. "Más la dieta ―que en el caso español es maravillosa― que el ejercicio físico", declara a Sputnik. "Pero el ejercicio es fundamental, hay que andar a diario cuatro kilómetros", asegura este médico, muy crítico con la restricción de hacer deporte al aire libre. "Se tenía que haber hecho como en Francia", dice. En la misma onda, Silván asevera que "el movimiento es vida y la actividad física es consustancial a nuestra especie". Y recuerda que incluso las personas jóvenes fallecidas debido al COVID-19 atienden a muchas de las características del perfil más frecuente de muerte por coronavirus: hombre, obeso, fumador y bebedor, mayor de 65 años y con dolencias asociadas.

El sedentarismo aumenta la vulnerabilidad

Sin embargo, las autoridades sanitarias españolas no han hecho una apuesta decidida por la práctica deportiva en tanto que medida de prevención frente a la pandemia. Al respecto, Hernán Silván lamenta su poca promoción frente a cierta cultura médica de tomar pastillas como solución a todo.

"Durante los últimos setenta años, la medicina que se ha fomentado frente a cualquier tipo de prevención con estilos de vida saludables, es la basada en los fármacos", declara. "Todos tenemos una 'pequeña farmacia' en nuestra casa, pero no todos disponen en casa de un par de mancuernas, o de una simple esterilla para hacer abdominales", dice, lamentando también la poca promoción de formas alimentarias que incluyan suplementos vitamínicos, probióticos o "plantas como la Echinacea purpurea o la cúrcuma, con evidencia científica demostrada", que son presentados como de "segunda división". "Al ejercicio físico, prescrito como mejora inmunitaria frente a virus y bacterias, le sucede lo mismo".

Una práctica ninguneada

En España la aplicación sanitaria y preventiva del deporte, "se ningunea", en palabras de Silván. "En el colegio es una "asignatura maría", y en la vida es algo que hacemos "unos pocos locos que dicen que es muy bueno para la salud". Y recuerda un dato terrible:

"Desde el primer día de confinamiento, en España se abrieron los estancos para que la gente siguiera fumando. Una gran noticia para el coronavirus, pues cuanto peor sea el estado de los pulmones por los que circula, más mortal es. Si esto es ciencia y no conflicto de intereses, yo soy cosmonauta en vez de médico".

"Es decir, después de 48 confinados, nos van a permitir salir a hacer ejercicio al aire libre. Mucha gente, que no rechistó con lo del tabaco, hace chistes sobre ello", remata.

Madrid, España - Sputnik Mundo
España
Un estudio sugiere que el coronavirus ya circulaba en España a mitad de febrero
Surge también la cuestión de cómo puede organizarse correctamente una desescalada que conjugue la práctica deportiva individualizada al aire libre. "No soy epidemiólogo, pero sí puedo hablar de ejercicio físico, pues es mi campo de investigación desde hace treinta años", explica este especialista, "y tengo que reconocer que yo hubiera apostado por desescalar antes, si mis intenciones fueran inmunizar a la mayor parte de la población con ejercicio físico. Y me baso en que desde el 11 hasta el 27 de abril, llevamos en nuestro país un índice de contagiosidad del virus (R subcero) por debajo de uno".

Buscando las razones por las que las autoridades españolas no decidieran antes permitir la práctica deportiva al aire libre, cabe preguntarse si estas conciben a un corredor sudoroso y emisor de gotículas como un peligro, una suerte de "bomba biológica". Sobre esta cuestión, Hernán Silván señala la existencia de "un interesante estudio de las universidades de Lovaina y Eindhoven que indica cómo correr con seguridad en esta pandemia, dejando una distancia mínima de diez metros, evitando el rebufo de ir en fila india, y mejor con mascarilla de tipo quirúrgico y guantes". Pero, se lamenta, "aquí no se ha informado a la población de cómo se debe salir a hacer ejercicio de modo seguro".

Un problema de comprensión lectora

Un "problema de lectura o de comprensión lectora" es, en su opinión, uno de los motivos de la tardía respuesta de las autoridades a la pandemia, pues la literatura científica ya avisaba pormenorizadamente de la gravedad del COVID-19. "Wuhan se veía, en enero, como algo exótico y lejano. Como sucedió con los anteriores SARS y MERS. Incluso, se llegó dudar del contenido y validez científica de esos trabajos (por no tener aún la revisión por pares) que terminaron publicándose en importantes revistas como Nature o The Lancet, explica el doctor Silván.

Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) - Sputnik Mundo
España
La OCDE sitúa a España entre los diez países que realizan más test de COVID-19
Pero la comunidad científica no alberga dudas: la actividad física saludable es esencial para mejorar la salud de los confinados en cuarentena. En el caso de China, señala Silván, tal tesis queda consignada en los trabajos del doctor Wang Zhou, jefe médico del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de Wuhan: Manual de prevención del coronavirus: 101 consejos científicos que podrían salvarte la vida”, en el que se dice:

"En medio del brote del COVID-19, siga un programa de ejercicio integral, aumente la intensidad progresivamente y haga ejercicio de manera constante hasta que se convierta en un hábito. Aumentará su inmunidad".
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала