Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
América Latina
Desde el Río Bravo hasta Tierra del Fuego, noticias, reportajes y análisis sobre la realidad latinoamericana

El ingenio colombiano que protege a los héroes olvidados de la pandemia y es clave

© Foto : Fundación MaryosTrabajadores con trajes antifluídos diseñados por la fundación Maryos
Trabajadores con trajes antifluídos diseñados por la fundación Maryos - Sputnik Mundo
Síguenos en
Diseñados por una pareja de médicos, los trajes antifluidos están pensados para los trabajadores de la limpieza, que no pueden ser olvidados a la hora de proteger al personal de salud. Cubren cabeza, cuello y brazos y ya se distribuyen en hospitales de Colombia. Sputnik conversó con uno de sus creadores sobre la revolución de la pandemia.

Desde el comienzo de la pandemia de COVID-19, que médicos y enfermeros puedan acceder a los implementos de protección necesarios para no contagiarse fue una de las principales preocupaciones de los países afectados. Pero no son los únicos: la necesidad de estar preparado para no contaminarse también es crucial para los funcionarios de limpieza de los centros de salud.

En Colombia, la falta de la debida protección para los trabajadores de servicio de los hospitales alarmó a la epidemióloga colombiana Marlen Huertas y a su esposo Oscar Suárez, anestesiólogo especializado en epidemiología clínica. Desde la Fundación Internacional Maryos, que ambos lideran, decidieron hacer un novedoso aporte a la protección de esos trabajadores.

Monos de 'Chernóbil' donados por Peris Costumes. - Sputnik Mundo
España
Trajes de la serie 'Chernóbil' para la pandemia de coronavirus en España
Huertas y Suárez diseñaron entonces un traje antifluidos destinado a ser utilizados, ya no por médicos y enfermeros, sino por los trabajadores de servicios generales de los centros de salud. Suárez explicó a Sputnik que se trata de "un overol completo de color blanco que cubre cabeza, cuello y brazos" y que fue realizado con un material antifluidos que suele utilizarse para trajes de bioseguridad.

"La ventaja es que el material es resistente a procesos de desinfección de alto nivel, lo que ahorra recursos económicos", destacó el médico.

La motivación de la organización de comenzar a fabricar este tipo de trajes radica en que, explicó Suárez, la mayoría de los que se utilizan actualmente en Colombia son importados. "Ante la demanda de estos elementos en todo el mundo, es claro que se van a agotar y será muy difícil acceder a ellos", advirtió. La pareja diseñó "un modelo de bajo costo que se puede elaborar en el país", de forma de asegurar la disponibilidad de trajes para proteger a los trabajadores.

© Foto : Fundación MaryosTrabajadores con trajes antifluídos diseñados por la fundación Maryos
El ingenio colombiano que protege a los héroes olvidados de la pandemia y es clave - Sputnik Mundo
Trabajadores con trajes antifluídos diseñados por la fundación Maryos

La idea de centrar los esfuerzos en quienes mantienen la limpieza viene de que "desempeñan un papel muy importante a la hora de contener el COVID-19: ellos realizan los procesos de desinfección de todas las áreas contaminadas". Además, resalta Suárez, tienen la desventaja de contar con "los ingresos económicos más bajos respecto al equipo de salud, por lo que en el momento en que escaseen los insumos no podrán comprarlos".

Policía colombiana (Archivo) - Sputnik Mundo
América Latina
Investigan a alcaldes y gobernadores en Colombia por corrupción vinculada al COVID-19
Desde comienzos de abril, la fundación ya confeccionó 300 trajes antifluidos que luego donó a trabajadores de hospitales y centros geriátricos de los departamentos de Boyacá y Cundinamarca, en la zona central de Colombia. Para Suárez, el contexto actual marcará un hito para todo el sistema sanitario. 

"La pandemia nos dejará un cambio en la forma de pensar y priorizar los recursos", opinó.

En la misma línea, remarcó que la crisis sanitaria mundial "demuestra que la ideología individualista no funciona en este mundo". "Es muy claro que si mi vecino está afectado impactará también en mi salud", resumió.

El médico consideró que el lado positivo de la crisis es que "genera creatividad, innovación y colaboración en Colombia y en América Latina". En ese sentido, mencionó que, así como ellos se dedicaron a la fabricación de trajes antifluidos, otras organizaciones están aportando ventiladores, mascarillas y otro tipo de elementos de protección.

La fundación Maryos también mantiene otras actividades sociales y comunitarias como cursos de capacitación para trabajadores de la salud sobre violencia sexual o cuidados hacia el adulto mayor. Recientemente, además, la organización editó un libro sobre cómo cuidar a adultos mayores con riesgo de contraer COVID-19.

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала