Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo
Ciencia
Los hallazgos más importantes y logros más emocionantes en el campo de la ciencia.

Apartados del mundo: ¿cómo terminaron los experimentos de aislamiento más conocidos?

© AFP 2021 / Natalia KolesnikovaUn participante del proyecto Mars 500
Un participante del proyecto Mars 500 - Sputnik Mundo
Síguenos en
Quedarse en casa se ha convertido en todo un desafío para muchos, sin embargo los voluntarios que participan en experimentos para preparar un vuelo espacial son más que expertos en el aislamiento y han pasado hasta un año y medio aislados en grupos reducidos.

Estos son los experimentos más difíciles de aislamiento a los que fueron sometidos los voluntarios de varios proyectos espaciales:

Todo por un Marte artificial

El experimento internacional Mars 500 albergó a seis participantes, Alexéi Sitev, Alexandr Smolevski, Sujrov Kamolov, Romain Charles, Diego Urbina y Yue Wang, quienes realizaron una especie de ensayo de vuelo al planeta rojo que requería un aislamiento de más de un año.

Pável Vinográdov, cosmonauta ruso - Sputnik Mundo
Un cosmonauta ruso da consejos de cómo sobrevivir en el aislamiento
Durante 520 días, los participantes vivieron en un complejo no muy grande de cuatro módulos pero podían moverse libremente solo en tres, el módulo residencial, médico y almacén. Mientras que el cuarto módulo fue considerado el de aterrizaje y fue utilizado durante el experimento solo por tres de los seis voluntarios para ‘visitar’ el planeta rojo y tomar muestras del suelo marciano.

Cada uno podía llevar consigo solo algunos objetos personales, pues durante el experimento no tuvieron tiempo de aburrirse porque debían superar más de 100 pruebas a las que fueron sometidos incluyendo el impacto de aislamiento prolongado en el organismo humano. Al concluir el experimento, los participantes confesaron que no fue fácil al principio pero consiguieron aliviar la tensión psicológica con juegos al "regresar a casa".

Vivir en un volcán

Unos años después, la NASA replicó el experimento de Mars 500 con la diferencia de que el espacio de aislamiento se realizó en la ladera de uno de los volcanes hawaianos extintos Mauna Loa donde los voluntarios pasaron un aislamiento completo de cuatro, ocho y doce meses.

Prepárate para colonizar Marte: construyen en California el primer pueblo espacial - Sputnik Mundo
Prepárate para colonizar Marte: construyen en California el primer pueblo espacial
Los participantes del proyecto, denominado HI-SEAS (Hawai'i Space Exploration Analog and Simulation), vivían en una casa con una cúpula de 111 metros cuadrados donde preparaban sus alimentos a base de productos congelados, realizaban experimentos planificados y se les permitía salir de la cúpula con enormes e incómodos trajes espaciales impidiéndoles tener cualquier otro tipo de contacto con el mundo exterior.

Cada participante contaba con un sensor especial que medía el nivel de estrés, tono de voz, y la distancia física con otros participantes, lo que permitía registrar las situaciones de conflicto que no pudo evitarse a pesar de que los voluntarios fueron seleccionados cuidadosamente. No obstante, se lograron manejar las situaciones de conflicto con ayuda de la realidad virtual que permitió transportar a los voluntarios a las orillas del mar o una selva tropical para controlar sus niveles de estrés. 

Una Luna solo para mujeres

El año 2015 seis mujeres rusas, funcionarias del Instituto Médico Biológico de la Academia de Ciencias de Rusia, participaron en el proyecto Luna 2015 y pasaron ocho días de aislamiento estricto en el mismo lugar donde se llevó a cabo el proyecto Mars 500, pero en un espacio más reducido y sin duchas.

Espacio - Sputnik Mundo
El programa espacial también en alerta ante COVID-19
El complejo simulaba ser una nave espacial que se dirigía a la Tierra y las participantes debían mantener su higiene personal con toallitas húmedas. Además, realizaron varios experimentos que permitían evaluar el impacto del aislamiento en el organismo femenino y los datos de su salud eran constantemente verificados.

Una vez concluido el experimento, las participantes admitieron que uno de los momentos más difíciles psicológicamente para ellas fue la inesperada prolongación del experimento un día más.

Extremadamente juntos

El proyecto estadounidense Biosphere-2 que duró de 1991 a 1994 en el desierto de Arizona y tenía por objetivo saber si el ser humano sería capaz de vivir y trabajar en un sistema ecológico cerrado y reducido a siete bloques, para lo cual los científicos crearon un espacio con secciones reducidas que contaban con un bosque tropical, un desierto, una sabana y hasta un pequeño océano con una composición química inusual.

Distanciamiento social: así trata de contener el coronavirus el mundo - Sputnik Mundo
Distanciamiento social: así trata de contener el coronavirus el mundo
Sin embargo, el proyecto fracasó luego de que varias especies de plantas, que se suponía que serían consumidas por los participantes, murieran y crecieran rápidamente microorganismos e insectos. Tras estos inconvenientes los autores del proyecto tuvieron que suministrar oxígeno y comida a los participantes que para entonces discutieron entre ellos y terminaron divididos en varios grupos dificultando la investigación.

En un segundo intento de continuar con el experimento, los científicos se quedaron sin dinero para el proyecto haciendo que este finalmente fracasase.

No obstante, Rusia realizó un proyecto similar organizado por funcionarios del Instituto de Biofísica de Krasnoyarsk de la filial siberiana de la Academia de Ciencias en 1972 y 1973 que tuvo bastante éxito, pues lograron construir un complejo BIOS-3 que simulaba un sistema ecológico cerrado y los voluntarios experimentaron una etapa de aislamiento que duró 180 días.

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала