Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo
Internacional
Todas las noticias mundiales en un mismo portal informativo. Sigue de cerca lo que pasa en diferentes regiones del mundo.

Todo por una Finlandia Grande: así era el fascismo finlandés

© Sputnik / Dmitry Kozlov / Abrir banco de fotosUn campo de concentración finlandés
Un campo de concentración finlandés - Sputnik Mundo
Síguenos en
"Incluso los niños de siete u ocho años son puestos en celdas de castigo porque, hambrientos y desgarrados, van al pueblo y piden pan... Cuando tres prisioneros intentaron escapar (...) fueron golpeados hasta la muerte...", dice el testimonio de unos prisioneros de un campo de concentración finlandés en 1942, desclasificado ahora.

El nazismo finlandés

El 25% de los habitantes de la entonces región soviética de Carelia pasó por los campos de concentración finlandeses durante los años del Frente Oriental de la Segunda Guerra Mundial. Miles de personas murieron de hambre y de trabajos forzados mientras los territorios estuvieron ocupados por los nazis. 

Los rusos, tártaros, georgianos y otras nacionalidades no originarias de la región recibían solo la mitad de la porción de comida destinada a los pueblos locales. Las personas que pedían ayuda médica llegaban a ser golpeadas hasta la muerte por los médicos locales, señalan los documentos. La gente podía ser castigada por crímenes como salir a buscar pan. 

"Los finlandeses reunieron a mujeres con niños pequeños y ancianos y los colocaron en casas especialmente designadas en las afueras de la ciudad y rodeadas de alambres de púas. Estas son las casas de la muerte. Hay hambre y tifus en todos los campos", recuerda una residente de Petrozavodsk, la capital de Carelia. 

Un soldado soviético - Sputnik Mundo
¿Por qué se ignora el papel de la URSS en la victoria sobre el nazismo?
Los  finlandeses construyeron 14 campos de concentración entre los años 1941 y 1944 en la República Socialista Soviética Carelo-Finesa, que formaba parte de la URSS. Para abril de 1942, había alrededor de 24.000 personas en ellos, es decir, el 30% de la población. Eran principalmente eslavos: rusos, bielorrusos y ucranianos. Según las estimaciones de los historiadores, unas 50.000 personas pasaron por los campos.

Pena de muerte por ayudar a las autoridades soviéticas

Los habitantes locales acababan en los campos de concentración por la más mínima razón. Por ejemplo, por sospecha de simpatía hacia las autoridades soviéticas. Los que lucharon contra los invasores directamente fueron asesinados.

"La más mínima ayuda a las tropas soviéticas por parte de civiles se considera espionaje. Salir con armas en las manos se considera pillaje. Todos los culpables en ambos casos son castigados con la pena de muerte", son las palabras exactas de Carl Gustaf Emil Mannerheim, el entonces presidente de Finlandia y colaborador de Adolf Hitler. 

Su objetivo era una Finlandia Grande

"Todo esto no es más que una manifestación consciente de genocidio contra la población civil. Además, se trata de una política racial destinada a la destrucción de los rusos en particular. La población no nacional en familias enteras, incluidos niños pequeños, se enviaba a campos de trabajo que para muchos resultaban ser campos de la muerte. Esto se confirma por los datos que figuran en los documentos de los archivos", explica a Sputnik la historiadora Elena Málisheva.

EN ORBITA COVER - Sputnik Mundo
En Órbita
El relato de Ana Frank "muestra cómo el nazismo impactó en una historia de vida"
Los finlandeses vigilaban estrictamente la pureza étnica y castigaban a los que intentaban violarla. Los campamentos finlandeses eran parte de un gran plan para crear un estado étnicamente limpio, Finlandia Grande, según lo declarado por el mariscal Mannerheim. Incluso antes de que comenzara la ofensiva firmó la Orden 132, cuya cuarta cláusula dice: "La población rusa debe ser detenida y enviada a campos de concentración".

"Los nombres de los celosos ejecutores de esta orden no son un secreto. Son revelados en los testimonios de los prisioneros de los campos finlandeses que lograron sobrevivir. La memoria humana puede ser borrada, pero estos nombres han sido preservados en los documentos de archivo", destaca Málisheva. 

A diferencia de los ocupantes alemanes, los finlandeses no disparaban a los prisioneros de forma masiva, por lo que sus crímenes permanecieron a la sombra de las atrocidades del fascismo alemán durante muchos años, dicen los historiadores. Los nazis finlandeses mataban a la gente con el hambre y las insoportables condiciones de vida en los campos, los trabajos forzados y los constantes abusos. Ahora, gracias a los documentos desclasificados, sus crímenes empiezan a salir a la luz.

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала