Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
América Latina
Desde el Río Bravo hasta Tierra del Fuego, noticias, reportajes y análisis sobre la realidad latinoamericana

¿Cómo se ingenia América Latina para suplir una clave determinante en la pandemia?

Síguenos en
La escasez de respiradores es uno de los grandes problemas a los que se enfrentan los hospitales de todo el mundo. Para colmar el déficit, gobiernos de todos los colores han pedido a industrias de todo tipo que los produzcan. Ciencia, creatividad y solidaridad se unen frente al reto.

En la pandemia de COVID-19 hemos visto iniciativas para producir ventiladores en los más diversos ámbitos: desde la empresa automotriz Tesla, que fabricará respiradores a partir de las piezas de sus coches eléctricos, pasando por un grupo de profesionales en España que creó un respirador con mecanismos de puertas de garaje y tuberías, hasta universidades que se han puesto al hombro la tarea de generar estos dispositivos a un bajo costo y rápida implementación. 

Todos tienen un mismo objetivo: terminar con la escasez de respiradores, fundamentales aparatos para atender de manera apropiada a las personas enfermas con COVID-19. Ya han habido casos en los que profesionales de la salud han tenido que decidir a qué pacientes conectar a esas máquinas y a cuáles no; realmente marcan una diferencia importante y pueden ser el elemento clave para sobrevivir o morir. 

¿Por qué los respiradores son imprescindibles?

El coronavirus afecta principalmente a los pulmones, genera neumonías que pueden resultar letales. Según la BBC, al menos un 5% de los enfermos por COVID-19 padecen del síndrome de distrés respiratorio del adulto: la lesión pulmonar inflamatoria que hace muy difícil que la persona pueda respirar. 

Un hombre con mascarilla durante el brote del coronavirus (imagen referencial) - Sputnik Mundo
América Latina
Drones y respiradores caseros contra el coronavirus en Colombia
El uso de respiradores es clave para curar a los contagiados, pues les permite respirar cuando no son capaces por ellos mismos y les mantiene con vida el tiempo que el organismo consigue vencer esa inflamación en los pulmones. 

Además, según el medio inglés, de las personas que hoy ingresan a cuidados intensivos con COVID-19 por distrés respiratorio del adulto, se muere la mitad; sin la ayuda de las máquinas, no caben dudas de que la cifra sería aún mayor.

¿Cuántos respiradores hay en América Latina?

Gustavo Zabert, neumólogo de la Clínica Pasteur de Neuquén, Argentina, y presidente de la Asociación Latinoamericana del Tórax, compartió con la BBC las estimaciones realizadas por la organización y reveló que el país latinoamericano mejor equipado es Brasil, que cuenta con unos 66.000 ventiladores: hay 31,4 cada 100.000 habitantes. 

Logo de Mercedes-Benz - Sputnik Mundo
Tecnología
Rápidos como bólidos: el equipo Mercedes de Fórmula 1 fabrica 10.000 respiradores en 10 días
Al gigante sudamericano le sigue Argentina, con 8.500 (una tasa de 19,3); Colombia con 5.300 (10,6); Chile con 1.600 (8,8); Ecuador con 1.200 (7); México con 5.000 (3,38); la región centroamericana, que tiene 1.500 (2,5), y Perú, con 270 (0.8).

Sin embargo, Zabert advierte que todos estos sistemas de salud se verían saturados en cuestión de días, incluso en las proyecciones de contagio más conservadoras. 

Faltan respiradores y América Latina se mueve

Éstas son las medidas que están tomando algunos de los países para satisfacer la imperiosa necesidad de respiradores.

  • Brasil

El Gobierno brasileño empezará a priorizar la fabricación de respiradores en la industria nacional ante la dificultad para importar desde China, según explicó el ministro de Salud, Luiz Henrique Mandetta. El ministro también informó que Brasil cuenta con cuatro empresas que hasta ahora producían una pequeña cantidad de respiradores, y añadió que se están redimensionando para que sean capaces de absorber parte de la demanda.

  • Perú

Ingenieros peruanos se pusieron al hombro la loable tarea de producir respiradores mecánicos para atender a los enfermos por COVID-19, prevén fabricar 2.000 a partir de mayo. "Se constituye como una necesidad y una urgencia nacional. Estamos poniendo nuestro grano de arena", dijo a Sputnik el director del proyecto, Benjamín Castañeda.

  • Colombia

Colombia es ejemplo de la solidaridad ciudadana que se ha despertado en todos los rincones del país para dar una bocanada de aliento al atareado sistema de salud. En el Valle del Cauca (suroeste) el ingeniero mecatrónico Víctor Aristizábal está trabajando junto a la terapeuta respiratoria Rosa Aranzazu en la construcción de respiradores respiradores por medio de motores paso a paso que comprimen y liberan un insuflador, una suerte de bomba de aire que aporta oxígeno a los pulmones de los pacientes que puedan resultar afectados por la enfermedad. 

Producir cada respirador cuesta alrededor de 512 dólares, bastante menos que un dispositivo profesional, pero aún demasiado costoso para familias de escasos recursos, por lo que esperan el apoyo industrial para poder poner su idea al servicio de toda la población y así enfrentar el COVID-19.

  • El Salvador

La Universidad Francisco Gavidia de El Salvador tiene casi listo un respirador automatizado para apoyar la lucha contra el nuevo coronavirus. "Cuando vimos lo que se avecinaba con el nuevo coronavirus, detuvimos los demás proyectos y comenzamos a pensar qué podíamos hacer, y en cinco días salió un prototipo limitado, que llamó la atención a las autoridades", contó a Sputnik Oscar Picardo, director del Instituto de Ciencia, Tecnología e Innovación de la (UFG).

Luego de consultas con médicos intensivistas y de asomarse a un mundo nuevo , debido a que la UFG no enseña ingeniería biomédica, el modelo entró en pruebas de calibración, para llegar luego a acuerdos para su producción industrial.

  • Argentina

Ante la escasez de respiradores, una de las primeras medidas del Gobierno de Alberto Fernández fue solicitar 1.500 respiradores a China. En paralelo, también pidió a los tres únicos fabricantes nacionales de estos artefactos suspender sus exportaciones y comprometerse a multiplicar su producción, que será adquirida por el Estado para repartir entre distintos hospitales de las zonas más comprometidas por el virus.

  • Ecuador

La Universidad San Francisco de Quito ha creado un prototipo de respirador artificial para el tratamiento de pacientes positivos de COVID-19. El prototipo es un mecanismo sencillo activado por un motor eléctrico, que reemplaza la acción manual de los enfermeros aplastando una bolsa de resucitación. El mecanismo es calibrado y monitoreado para ajustar su funcionamiento, dependiendo de las necesidades de cada paciente.

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала