Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
América Latina
Desde el Río Bravo hasta Tierra del Fuego, noticias, reportajes y análisis sobre la realidad latinoamericana

"Todas las liturgias religiosas deben ser prohibidas en Chile por la pandemia"

© Foto : Pixabay/Tama66Una iglesia (imagen referencial)
Una iglesia (imagen referencial) - Sputnik Mundo
Síguenos en
SANTIAGO (Sputnik) — Varios líderes religiosos en Chile han celebrado de manera irresponsable sus ceremonias durante la crisis del nuevo coronavirus, por lo que las autoridades sanitarias deberían prohibir estas actividades, afirmó a Sputnik el teólogo Marcial Sánchez.
"Lógicamente, todas las liturgias religiosas deben ser prohibidas en Chile por un tema bastante obvio: estamos en una pandemia y muchas personas al parecer no le están tomando el peso", afirmó Sánchez, doctor en historia por la Universidad de O'Higgins.

Los cultos religiosos en Chile están en el centro de atención desde este fin de semana, cuando se reveló que en algunas ciudades aún se estaban celebrando misas a pesar de que en el país están prohibidas las reuniones de más de 50 personas debido a la crisis sanitaria.

Personas mayores, referencial - Sputnik Mundo
La razón por la que las personas mayores son las más vulnerables al coronavirus
En particular, dos casos llamaron la atención: las iglesias evangélicas de la ciudad de Osorno (sur) y la misa católica de la Catedral de Los Ángeles (centro sur).

En Osorno se descubrió que las iglesias evangélicas seguían convocando a sus fieles a grandes ceremonias, lo que, según el Ministerio de Salud, generó un brote de expansión de COVID-19 y obligó a las autoridades a decretar cuarentena total en esa ciudad, medida que comenzará a regir desde este 30 de marzo en la noche.

En Los Ángeles, el obispo católico Felipe Bacarezza realizó una eucaristía en la Catedral de Santa María de Los Ángeles, a pesar de todas las advertencias de las autoridades civiles y también del llamado que previamente había hecho la Conferencia Episcopal de Chile de abstenerse de estas convocatorias, lo que significó finalmente que la Intendencia de la ciudad clausurara la catedral.

"Ambos casos significan una irresponsabilidad mayúscula, sobre todo porque estos líderes religiosos congregan a su gente a la luz de la fe, sin importarle la salud de sus propios feligreses", afirmó Sánchez.

El académico señaló que según informan los especialistas, el virus se puede contagiar incluso estando a uno o dos metros de una persona infectada, y en las ceremonias religiosas siempre se producen aglomeraciones de gente.

"Por eso es importante que todas las liturgias sean detenidas en Chile, y hablo de todas: evangélicas, protestantes, católicas, judías, musulmanes, todas".

Abuso y diezmo

Para Sánchez, una de las razones principales de que las reuniones religiosas no se hayan detenido instantáneamente radica en el abuso y los intereses económicos de algunos líderes de esas iglesias.

"Si pensamos, por ejemplo, en el mundo evangélico, muchos fieles creen más en sus pastores que en la propia Biblia, y tomándose de esto, algunos pastores decidieron abusar de sus feligreses y convocarlos sabiendo que iban a ir a pesar del peligro que corrían de contagiarse", afirmó.

Asimismo, explicó que "esa obediencia del feligrés se transforma en un abuso cuando el riesgo puede ser morir, y sobre todo pensando en que hay pastores que lo hacen porque están pensando en no perder su diezmo [dinero de los fieles a las iglesias]".

El lado más humano del COVID-19: un joven chileno da serenatas a sus padres en cuarentena - Sputnik Mundo
El lado más humano del COVID-19: un joven chileno da serenatas a sus padres en cuarentena
Por otro lado, Sánchez aseguró que también "hay gente que vive una fe errónea, en que la confunden y creen que la palabra de cristo puede salvarlos de una pandemia como esta, pero deben entender que el ser humano debe mirar las escrituras religiosas en equilibrio con la racionalidad y el entendimiento, y que la fe también conlleva responsabilidad".

Chile se encuentra en fase 4 de prevención del COVID-19 con 2.349 contagiados y ocho muertes por la enfermedad.

El jueves 19 de marzo comenzó a regir el estado de catástrofe en todo el territorio nacional, se cerraron las fronteras para extranjeros no residentes y la semana pasada entró en vigor una cuarentena total para gran parte de la ciudad de Santiago.

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала