Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
Economía (imagen referencial) - Sputnik Mundo
Economía
Sputnik te explica procesos económicos complejos en palabras simples.

Los puentes se desmoronan en Italia y nadie sabe cómo atajar el problema

Síguenos en
Placido Migliorino es ingeniero en el Ministerio de Transporte del país alpino, y ha inspeccionado más de 200 puentes. Descubrió que varios de ellos se encuentran en un estado deplorable, lo cual pone en riesgo vidas humanas.

Migliorino advierte de que los operadores de al menos cuatro puentes ya deberían haber cerrado el tráfico o prohibido que los camiones pesados circulasen por ellos. El ingeniero empezó a inspeccionar los viaductos italianos después de que un puente en Génova colapsase en agosto del 2018 y falleciesen 43 personas.

El puente colapsado Morandi, en Génova, Italia - Sputnik Mundo
Autoridades locales optan por demoler los restos del puente de Génova
Según Migliorino, es muy difícil cerrar un puente en Italia debido a la burocracia, intereses personales y la parálisis política, cuestiones que han dejado a uno de los mayores países europeos al borde de lo que podría acabar siendo una catástrofe: su infraestructura está desmoronándose y "nadie sabe cómo atajar el problema", escribe la agencia Bloomberg.

Las empresas privadas que operan las carreteras son responsables, según los contratos de concesión, de garantizar la seguridad de los puentes. El Ministerio de Transporte de Italia tiene la potestad de invitarlas a actuar si se producen descuidos por su parte. Sin embargo, el ente no puede obligarlas a tomar las medidas necesarias.

"La paradoja es que el Ministerio no tiene el poder de ordenar que se cierre el tráfico. No puedo ir físicamente y cerrar una autopista", lamenta Migliorino, a quien los medios locales loan por su perseverancia.

Ahora, Italia está concentrada en contener la propagación del brote de coronavirus. No obstante, cuando se habla de las carreteras la coalición gobernante no se mueve más allá de la retórica acalorada.

Actualmente, cerca de 1.000 de los 7.000 kilómetros de carreteras son operados por empresas privadas. El debate gubernamental propone revocar los contratos de concesión lucrativos que fueron otorgados a estas compañías, lo que supondría un ataque contra una de las familias más poderosas de Italia: los Benettons, cuyo enorme imperio incluye la mayor operadora de autopistas en Europa, Autostrade per l'Italia.

Colapso del puente en Génova - Sputnik Mundo
La región de Liguria entregará viviendas a los desalojados por la tragedia de Génova
Italia cuenta con casi 2.000 puentes, y muchos de ellos fueron construidos en la década de 1930 bajo la dictadura de Benito Mussolini y durante los programas de recuperación implementados en la de 1960.

Migliorino se vio atascado por el juego burocrático de ping pong tras haber inspeccionado en repetidas ocasiones el puente Cerrano, que conecta el sureste con el resto del país. El ingeniero descubrió que sus piezas metálicas se encontraban en estado de deterioro avanzado. Envió varias cartas a Autostrade per l'Italia. En una de ellas recomendó a la empresa cerrar la circulación a los camiones pesados. La empresa indicó que no tomaría las medidas necesarias hasta que un fiscal pidiese que el juzgado emitiera la orden respectiva.

El problema reside en que las autoridades provinciales y regionales, así como las empresas privadas que operan los puentes con contratos de concesión, son reacias a la hora de asumir responsabilidades, aseveró Ercole Incalza, exempleado del Ministerio de Transporte de Italia.

Los ministros prometieron fundar una nueva agencia que revise la seguridad, y declararon que invertirían miles de millones de euros para abolir los riesgos hidrogeológicos. Todas estas promesas se materializaron, pero lo hicieron solo después de que colapsase otro puente. Situado en Liguria, el viaducto en cuestión era operado por la sociedad Autostrada dei Fiori, y se desplomó en noviembre de 2019 durante un alud causado por las fuertes lluvias.

Mientras las empresas privadas han estado supervisadas por las autoridades, las carreteras operadas por el Estado también tuvieron puentes que finalmente colapsaron, matando a un total de tres personas desde 2017. A día de hoy Italia posee unos 30.000 puentes y túneles públicos. Una asociación de provincias italianas revisó al menos 6.000 de ellos y determinó que la tercera parte de necesita ser reparada urgentemente.

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала