Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo
España
Últimas noticias de España. Temas de actualidad informativa de todas las comunidades autónomas españolas.

Los 'amanecistas': peregrinos de la ironía del director español José Luis Cuerda

Síguenos en
Cada 1 de septiembre la estación de King Cross se llena de personas con varita en mano para celebrar el inicio de curso en Hogwarts. Visitantes de todo el mundo se agolpan en la vitrina de la joyería Tiffany&Co para sentirse Audrey Hepburn. El cine es una religión y una de las cintas que levanta más pasiones en España es 'Amanece, que no es poco'.

Pocas películas españolas son capaces de congregar año tras año a decenas de personas para rendir homenaje a sus escenas y lugares. Amanece, que no es poco, del recientemente fallecido José Luis Cuerda, es una de ellas y entre abril y mayo seguidores del filme suben a la Sierra del Segura (Albacete) para rememorarla.

José Luis Cuerda, el cineasta español (archivo) - Sputnik Mundo
Fallece el cineasta español José Luis Cuerda a los 72 años
 Los amanecistas es el nombre de este grupo y han conseguido crear un auténtico fenómeno fan. "En 2015 vino tanta gente que tuvimos que trasladarlo (el evento) a octubre", comentó Francisco Marín, miembro de la Asociación de Amanecistas. Un movimiento que ha ido en aumento desde la primera reunión del grupo en 2011, gestada a través de Facebook.

Y es que poco a poco, según comenta Marín, se ha ido sumando más gente a esta concentración anual que celebra la existencia de la película. Un fin de semana en el que los forofos de Amanece, que no es poco realizan una ruta por los pueblos de la Sierra de Alcaraz, en los que reproducen las escenas de la cinta. Los Molinicos vuelve a revivir el ahorcamiento del alcalde, la hostia se vuelve a alzar en la iglesia de Liétor y vuelven a crecer hombres en las vegas del río Mundo a los pies de Ayna, donde todo comienza con la entrada en sidecar de Teodoro (Antonio Resines) y su padre (Luis Ciges).

Una fiesta en honor a la cinta de José Luis Cuerda, estrenada hace 31 años, que nunca llega a pasarse de moda. Así, no solo se reúnen nostálgicos que fueron al cine en 1989, sino también cinéfilos que la descubrieron tiempo después. El propio Marín la vio cuatro años después en vídeo y comentó que muchos de los amanecistas más jóvenes que peregrinan a Ayna la conocieron vía Youtube. "Muchos la conocieron viendo fragmentos que les parecieron graciosos y de ahí pasaron a verla entera".

Sue Lyon, la actriz estadounidense  - Sputnik Mundo
Fallece a los 73 años la 'Lolita' de Stanley Kubrick

Y es en plena serranía, donde más allá de reproducir escenas, los miembros de este movimiento comparten sus impresiones y lo que significó el filme para ellos. Para Marín, la magia de la película está en que abarca a toda España y su historia: "La Guardia Civil, la Iglesia… y también el pueblo, la gente sencilla, que son los que conforman la historia de los países. Además, es crítica, pero acaba dando una visión amable, algo que no se suele ver". Es tal la amplitud de la película que cualquiera se puede ver reflejado en algún momento del largometraje. "Es fácil reconocerse a uno mismo o a alguien en la película", aseguró Marín.

Es más, Amanece, que no es poco funciona perfectamente como un espejo de lo que es España. Según Marín, amigos suyos de Sudamérica no conectaron inicialmente con la cinta, pero tras vivir cinco años en el país, entendieron perfectamente la película. Y no solo le sucede a gente hispanohablante, sino de lugares más lejanos. "A la reunión de 2017 vino una chica de Armenia o Uzbekistán, ahora mismo no lo recuerdo. Ella estudiaba en Barcelona y unas amigas le dieron a conocer la película y allí se plantó. También ese año vino un chico estadounidense que hizo de Gabino Diego con un acento estadounidense de pura cepa", comentó Marín.

El humor no entiende de fronteras y el cine tampoco. Amanece, que no es poco se ha convertido en un objeto de culto y la Sierra del Segura en la Meca de los amanecistas. Y eso que, cómo confiesa el alcalde de Ayna, Juan Ángel Martínez, en un principio no gustó la película en el pueblo. El punto irónico del largometraje de Cuerda fue mal visto en un principio por los vecinos de la localidad, que en su mayoría participaron en la película. Sin embargo, con el paso del tiempo, la cinta se fue aceptando y ahora mismo es una importante fuente de ingresos para los pueblos donde se grabó.

"Muchos viajeros vienen a raíz de las quedadas y la ruta de la película y esto ayuda al turismo rural", explicó Martínez, que además de alcalde de Ayna, fue el niño 'deprimío' en el filme. Un amanecista en Ayna, un final digno de José Luis Cuerda.

 

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
EN VIVO
Заголовок открываемого материала
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала