Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo
Internacional
Todas las noticias mundiales en un mismo portal informativo. Sigue de cerca lo que pasa en diferentes regiones del mundo.

La presidenta de facto de Bolivia dice que el informe final de la OEA es una prueba de fraude

© REUTERS / Manuel Claure Jeanine Áñez, presidenta de facto de Bolivia
 Jeanine Áñez, presidenta de facto de Bolivia - Sputnik Mundo
Síguenos en
LA PAZ (Sputnik) — La presidenta de facto de Bolivia, Jeanine Áñez, afirmó que el informe final de la Organización de los Estados Americanos sobre las elecciones del pasado 20 de octubre, publicado en la víspera, es una demostración definitiva del fraude que habría cometido la administración de Evo Morales.
"Si alguien tenía duda sobre el carácter del anterior Gobierno, el informe de la OEA es suficientemente claro, aquí se pretendió manipular la voluntad del pueblo (...), los hallazgos encontrados por la OEA son pavorosos", dijo Áñez en un acto en el Palacio de Gobierno.

La senadora opositora que se proclamó presidenta interina el 12 de noviembre, dos días después de la renuncia forzada de Morales, sostuvo que en Bolivia se intentó un "fraude monumental", un "acto criminal que se gestó desde la propia Presidencia" en procura de prolongar la permanencia del líder indígena en el poder.

Evo Morales, presidente de Bolivia emite su voto en las elecciones generales - Sputnik Mundo
América Latina
¿Hubo fraude electoral en Bolivia? Las estadísticas que desmienten a la OEA
El informe final de la OEA amplió sin cambios de fondo las observaciones del reporte preliminar de auditoría electoral que ese mismo organismo presentó el 10 de noviembre y que precipitó la caída de Morales.

Morales dimitió al cabo de tres semanas de diversas protestas ciudadanas contra el fraude denunciado, que terminaron convertidas en una insurrección liderada por comités cívicos con el apoyo a última hora de los altos mandos militar y policial.

Áñez, cuyo Gobierno ha acusado a Morales en la justicia local por sedición y terrorismo y considera llevar el caso a un tribunal internacional, advirtió que el expresidente podría enfrentar también un proceso por su presunta responsabilidad en el fraude denunciado que llevó a la anulación de las elecciones de octubre.

"Ni la historia de nuestra amada Bolivia, ni la justicia, ni Dios podrán dejar de sancionar este acto criminal" ejecutado por Morales "solamente con el afán de perpetuarse en su modelo de poder corrupto, ilegal y violento", dijo la gobernante de facto.

Jeanine Áñez, presidenta de facto de Bolivia, y Jorge Quiroga Ramírez, presidente boliviano entre 2001 y 2002 - Sputnik Mundo
América Latina
Así es el mapa de poder que "construyó" el cambio del Gobierno en Bolivia
Áñez enumeró varias irregularidades informáticas y de llenado de actas de votación que la OEA dijo haber encontrado en su auditoría.

"Ahora entiendo mejor la forma en que tuvieron que huir de Bolivia tanto Morales como su pequeño grupo de activistas violentos y criminales. Hay que ser un gobernante sin honra para intentar mofarse de esa manera de todos los bolivianos", añadió.

Áñez hizo estas afirmaciones en su discurso en un acto presentación de una autoridad electoral regional, como parte del proceso de organización de nuevas elecciones generales en marco o abril del próximo año.

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала