Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo
Internacional
Todas las noticias mundiales en un mismo portal informativo. Sigue de cerca lo que pasa en diferentes regiones del planeta.

Moscú y Ankara toman medidas para disminuir tensión en el noreste de Siria

© Sputnik / Mikhail Alaeddin / Abrir banco de fotosLa Policía militar rusa en Siria
La Policía militar rusa en Siria - Sputnik Mundo
Síguenos en
MOSCÚ (Sputnik) — Rusia y Turquía toman medidas para disminuir la tensión alrededor del área de la operación Fuente de Paz, que Ankara lanzó en el noreste de Siria, informó la portavoz de la Cancillería rusa, María Zajárova.

"En el noreste [de Siria] continúa la labor de estabilización de la situación de acuerdo con el memorando ruso-turco del 22 de octubre pasado, se efectúa con regularidad el patrullaje conjunto ruso-turco a lo largo de la frontera entre Siria y Turquía. Se toman medidas para disminuir la tensión alrededor del área de la operación turca Fuente de Paz", dijo en una rueda de prensa.

La diplomática constató que la situación al este del Éufrates se complicó bastante debido a la activación de las llamadas células durmientes de los terroristas.

Fuertes y templados por la guerra: cómo los militares sirios regresan a Manbij  - Sputnik Mundo
Siria confía en que la guerra contra el terrorismo termine pronto
Zajárova aclaró que se refiere a la actividad de ISIS (autodenominado Estado Islámico, proscrito en Rusia y otros países) y al aumento de los ataques terroristas contra los grupos kurdos.

"La conducta de EEUU, que se quedó en zonas petroleras para robar la riqueza nacional de Siria, no contribuye, ni mucho menos, a lograr estabilidad y seguridad en el noreste de Siria", señaló.

Señaló que se mantiene complicada la situación en los territorios que Damasco no controla, en la zona de distensión de Idlib la población empezó a organizar protestas contra la arbitrariedad de los terroristas, pero estos responden con dureza a tales acciones, refirió.

"Es obvio que el problema de Idlib no tendrá solución mientras allí sigan operando los grupos reconocidos como terroristas por el Consejo de Seguridad de la ONU", subrayó.

Rusia y Turquía firmaron el 22 de octubre un memorando de 10 puntos, en particular sobre el despliegue de policías militares rusos y guardias fronterizos sirios en el norte de Siria, pero fuera del área de la operación turca Fuente de Paz, con el fin de facilitar el traslado de los grupos kurdos a una distancia de 30 kilómetros de la frontera sirio-turca.

Todoterreno militar ruso Tigr (archivo) - Sputnik Mundo
Vídeo: Rusia transporta a Siria docenas de vehículos blindados
Días después, el ministro de Defensa de Rusia, Serguéi Shoigú, anunció que la retirada de los kurdos se cumplió antes del plazo fijado, tras lo cual empezó el patrullaje conjunto ruso-turco.

Zajárova reveló que Moscú y Ankara mantienen contactos por las líneas diplomática y militar las 24 horas del día, para solucionar los problemas que surgen.

Si a este nivel no se logra eliminar problemas, los elevan a los dirigentes de ambos países, en algunos casos se organiza un amplio debate, refirió.

"Estamos colaborando estrechamente con nuestros colegas turcos", resumió la portavoz de la Cancillería rusa. 

Víctimas civiles en Afganistán

Asimismo, Zajarova afirmó que Moscú llama a las autoridades británicas y neozelandesas a dejar de ocultar datos sobre crímenes contra los civiles en Afganistán en 2010.

Según la diplomática, Rusia "prestó atención a los materiales en la prensa con testimonios de crímenes de guerra cometidos en períodos diferentes por los militares británicos en Afganistán".

"Condenamos los crímenes contra los civiles en Afganistán, llamamos a las autoridades británicas y neozelandesas a realizar una investigación, llevar a los responsables a la justicia, dejar de ocultar estos datos", afirmó Zajárova.

Añadió que Moscú exige que "el mando de contingentes militares extranjeros desplegados en Afganistán tome medidas exhaustivas para prevenir crímenes contra civiles en el futuro".

Militares británicos - Sputnik Mundo
Documentos revelan que Londres encubrió crímenes de militares británicos en Irak y Afganistán
En abril de 2018 se informó que el Gobierno de Nueva Zelanda planeaba investigar una operación de las fuerzas especiales en Afganistán en 2010 en la que supuestamente murieron civiles.

Según Radio New Zealand, el motivo de la investigación fue la publicación del libro Hit and Run.

Sus autores, Nicky Hager y Jon Stephenson, afirman que en el marco de la ofensiva de la unidad especial de Nueva Zelanda en aldeas afganas en 2010 fueron asesinados seis civiles y otros 15 resultaron heridos. Hager y Stephenson consideran que las autoridades de Nueva Zelanda intentaron ocultar datos sobre la operación.

Participación de Irán en el diálogo

Irán es un país que puede participar en el diálogo, es hora ya de dejar de percibirlo como un objetivo digno solo de una presión permanente, destacó Zajárova.

La diplomática anunció que el 12 de diciembre la ONU prevé estudiar un nuevo informe del secretario general de la ONU, dedicado al cumplimiento de la resolución 2231, y recordó que gracias a esa resolución "fue aprobado el Plan de Acción Integral Conjunto [PAIC]".

"Estamos convencidos de que es hora de que nuestros colegas dejen de mirar a Irán como un objetivo para la aplicación constante de unos esfuerzos que no cuentan con una base legal internacional, un objeto con el que pueden hacer lo que se les antoje", destacó la portavoz.

Moscú espera que los miembros de la ONU den una valoración objetiva y comedida a los sucesos actuales que permite estabilizar la situación, resaltó Zajárova.

La representante de la Cancillería rusa indicó además que el 6 de diciembre tendrá lugar una reunión de la comisión conjunta para la implementación del PAIC a nivel de viceministros de Exteriores.

Banderas de Irán - Sputnik Mundo
Rusia e Irán reafirman su compromiso con el PAIC
En julio de 2015, Irán y seis mediadores internacionales —Rusia, Estados Unidos, el Reino Unido, China, Francia y Alemania— firmaron el PAIC, que impuso una serie de limitaciones al programa nuclear iraní con el objetivo de excluir su posible dimensión militar, a cambio del levantamiento de las sanciones internacionales.

En mayo de 2018, Washington rompió el pacto y activó varias baterías de sanciones contra Irán con el argumento de que ese país seguía desarrollando armas nucleares.

Un año después de la retirada de EEUU, Irán comenzó a recortar gradualmente el cumplimiento de sus compromisos nucleares ante la falta de avance del resto de países signatarios para contrarrestar las restricciones norteamericanas.

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала