Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
América Latina
Desde el Río Bravo hasta Tierra del Fuego, noticias, reportajes y análisis sobre la realidad latinoamericana

Gobierno 'de facto' de Bolivia anuncia "medidas constitucionales" para enfrentar subversión

Síguenos en
LA PAZ (Sputnik) — La presidenta de facto de Bolivia, Jeanine Áñez, anunció que dictará "medida constitucionales" para enfrentar a los que denunció como "grupos subversivos armados", que estarían detrás de la persistente ola de protestas contra el reciente cambio de gobierno en el país.
"Vamos a asumir medidas constitucionales que nos permitan restaurar el orden público y el normal desarrollo de la actividad económica para entregar después de nuestro mandato un Estado viable y con posibilidades de desarrollo", dijo Áñez en una declaración en el Palacio de Gobierno, a la que se presentó acompañada por su gabinete de ministros y los altos mandos militar y policial.

Protestas en Bolivia - Sputnik Mundo
La sucia herencia de los golpes militares abre de nuevo las venas de Bolivia
La opositora autoproclamada Presidenta interina el 12 de noviembre, tras la renuncia forzada del líder indígena Evo Morales, dijo que su gobierno había identificado a "grupos subversivos armados conformados por súbditos extranjeros y compatriotas en algunas regiones en conflicto".

Áñez reiteró que el objeto principal de su gestión es "pacificar al país y organizar elecciones transparentes", tras la crisis desatada por las denuncias de fraude en las elecciones del 20 de octubre y consecuentes manifestaciones cívicas que terminaron provocando la caída de Morales.

​"Hay quienes se alimentan con el dolor de nuestra gente, que durante años han sembrado el terror en la familia; sepan que están ante una mujer firme (...) que no va a permitir que se agreda así al país y a los ciudadanos", advirtió la presidenta de facto.

Evo Morales responsabiliza a EEUU de orquestar el golpe de Estado en su contra

Áñez hizo la declaración mientras persistían bloqueos de carreteras y marchas de indígenas, campesinos, productores de coca y vecinos en varios departamentos y se extendía la escasez de combustibles y alimentos en las ciudades más grandes del país.

Según la gobernante, las protestas serían parte de "un estrategia de bloqueo a los servicios básicos como mecanismo de asfixia a las capitales".

Áñez dijo que los servicios de inteligencia atribuían a un atentado el corte ocurrido el 13 de noviembre en un gasoducto en el centro del país, que hasta ahora no había sido explicado, y detectaron además amenazas de atentado explosivo a la planta Senkata de almacenamiento de combustibles en El Alto, actualmente bloqueada por vecinos, que abastece a La Paz, al mismo El Alto y provincias cercanas.

​"Estamos haciendo absolutamente todo en coordinación, con unidad, con nuestros hermanos policías, el ejército, porque así las circunstancias lo ameritan", añadió.

Tras la declaración, la presidenta, sus ministros y los jefes militares y policiales iniciaron una reunión en el mismo palacio.

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала