Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
América Latina
Desde el Río Bravo hasta Tierra del Fuego, noticias, reportajes y análisis sobre la realidad latinoamericana

Falta de unanimidad entre los senadores mexicanos ante la decisión de dar asilo a Evo Morales

CC BY-SA 3.0 / Haakon S. Krohn / Senado de México 01Senado de México
Senado de México - Sputnik Mundo
Síguenos en
En menos de 24 horas el mundo llegó a saber sobre la renuncia del expresidente boliviano Evo Morales y su decisión de aceptar el asilo político ofrecido por el Gobierno de México. Mientras unos aplauden la salida de Morales y exigen su encarcelamiento, otros alertan contra el golpe de Estado en Bolivia.

Esta división se evidencia en las declaraciones de los altos funcionarios, políticos, expertos, incluso en las redes. A pesar de la firme postura del Gobierno mexicano de apoyar a Evo Morales, el Congreso de este país, que está a punto de recibir al expresidente, tampoco ha respondido de forma unánime ante la noticia.

Evo Morales, presidente de Bolivia (archivo) - Sputnik Mundo
América Latina
Evo Morales parte de Bolivia al exilio en México
Por ejemplo, los senadores del ala izquierda del Congreso mexicano mostraron su apoyo. Así, la senadora del Partido del Trabajo (PT) Citlalli Hernández declaró en una conferencia de prensa que "para México es importante revindicar su labor diplomática [de Morales] y su papel en la región, por lo que respaldamos la posición del Gobierno mexicano de abrir la Embajada de México en Bolivia como un espacio para dar cabida a solicitantes de asilo", sostuvo Hernández junto a otros representantes nacionales, como Martí Batres, del partido Morena.

​En su análisis destacó que, a pesar "que el conflicto que inicia por el alego del fraude electoral y que el presidente Evo Morales llamó a elecciones y a una mesa de diálogo, buscando resolver el conflicto de manera pacífica, la derecha actúa de manera violenta, generando las condiciones para un golpe de Estado", sostuvo.

Evo Morales, presidente boliviano  - Sputnik Mundo
América Latina
¿Fin del Estado de derecho en Bolivia? El país andino llega a un punto de no retorno
Los senadores mexicanos que participaron en esta conferencia de prensa estuvieron de acuerdo en confirmar su preocupación por el golpe de Estado en Bolivia, en el que señalaron la nociva participación del papel de la Organización de Estados Americanos (OEA), particularmente en la figura de su secretario general, el uruguayo Luis Almagro.

"Hacemos un respetuoso llamado a la OEA a mantenerse a la altura del proceso democrático y la garantía de libertades en Bolivia", enunció la senadora Hernández.

"Es grave y lamentable que organizaciones internacionales se ausenten o aparezcan cuando les conviene o aparezcan y sean cómplices de estos procesos golpistas", sentenció.

Los de más críticos respecto a la decisión de dar asilo a Evo Morales fueron los militantes del Partido Acción Nacional (PAN). Su presidente nacional, Marko Cortés, subrayó en sus redes que con la dimisión de Evo "ha llegado la hora de reconciliación social y trabajo para restaurar la democracia en Bolivia", dado que considera la presidencia de Morales como un ejemplo de dictadura.

"Esperamos que en América Latina se restablezcan los contrapesos democráticos, el orden y Estado de derecho", prosiguió.

La también miembra del PAN, Mariana Gómez del Campo, se mostró en contra de la llegada de Morales a México.

"Ahora nos tocará a todos los mexicanos mantener al dictador y delincuente electoral Evo Morales en nuestro país. ¿Por esto votaron? El colmo del cinismo", comentó en sus redes marcando su entrada con la etiqueta #EvoNoEresBienvenidoEnMexico.

El presidente nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Alejandro Moreno Cárdenas, fue más moderado en su comentario. Expresó el respeto del PRI hacia la decisión del expresidente de Bolivia de dimitir y subrayó que el pueblo de Bolivia mantiene su derecho a la autodeterminación y a elegir su destino, "y el resto de las naciones debemos respetar su soberanía". Sin embargo, dejo sin comentario la decisión de su propio Gobierno de prestarle asilo a Evo.

​Evo Morales anunció su dimisión como presidenre de Bolivia el 10 de noviembre tras tres semanas de manifestaciones ciudadanas, algunas violentas, contra su reelección. El secretario de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard, confirmó en su comentario en Twitter que su país estaba dispuesto a ofrecer asilo al expresidente si este decide solicitarlo.

"México mantendrá su posición de respeto a la democracia y las instituciones. Golpe no", expresó.

Más tarde, anunció que Evo Morales aceptó la invitación de México para recibir asilo político.

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала