Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
América Latina
Desde el Río Bravo hasta Tierra del Fuego, noticias, reportajes y análisis sobre la realidad latinoamericana

Duque descarta dimisión de ministro de Defensa pese a orden para matar a desmovilizado

Síguenos en
BOGOTÁ (Sputnik) — El presidente de Colombia, Iván Duque, dijo que no destituirá al ministro de Defensa, Guillermo Botero, tras revelarse que un coronel del ejército ordenó asesinar en abril al desmovilizado de la guerrilla FARC, Dimas Torres, y que un cabo perpetró el crimen.
"Se están adelantado todas las investigaciones y el ministro ha estado comprometido con la búsqueda de la verdad en este caso y con cualquier caso en el que se requiera analizar el actuar de las fuerzas militares... así que yo no veo por qué tenga que proceder una renuncia. Lo que se necesita es llegar a los responsables y que se aplique la justicia", dijo Duque a la prensa, según declaraciones publicadas por el portal de noticias Kienyke.

El mazo de un juez (imagen referencial) - Sputnik Mundo
América Latina
Juez de Colombia ordena detención de militar implicado en muerte de excombatiente de FARC
La muerte de Torres el 22 de abril en un paraje del municipio Convención (Norte de Santander, noreste) no fue resultado de un forcejeo con un militar, como había dicho Botero, sino un asesinato ordenado por el coronel Jorge Armando Pérez, comandante del Batallón de Operaciones Terrestres número 11, adscrito a la Fuerza de Tarea Vulcano de ese departamento y perpetrado por el cabo segundo Daniel Eduardo Gómez Robledo, reveló el domingo la revista Semana.

El crimen se habría cometido para vengar la muerte de un soldado que cayó en una mina antipersona, según la revista, pero antes de que se conociera esa versión Botero mantuvo que se trató de una muerte accidental, por lo que desde varios sectores pidieron su renuncia.

Semana señaló, con base en investigaciones que adelanta la Fiscalía General, que el coronel Pérez instó a sus hombres a matar a supuestos implicados en la muerte del militar, y responsabilizó a Dimar Torres, quien antes de la desmovilización fue explosivista de la guerrilla FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia).

Periodismo (imagen referencial) - Sputnik Mundo
América Latina
Periodista de NYT deja Colombia tras denuncia de asesinatos extrajudiciales por Ejército
Torres se había desmovilizado en el marco del proceso de paz y trabajaba como jornalero, según verificó la propia Fiscalía.

La orden de Pérez fue acatada por el cabo Gómez Robledo, quien incluso le informó tras el hecho: "Mi coronel, ya lo maté", indicó Semana.

La revista sostiene que la Fiscalía tiene en su poder supuestos chats que implicarían a los integrantes del rjército en el crimen, ya que al parecer habían abierto un grupo en la aplicación de mensajería instantánea WhatsApp denominado 'Dimar Torres', a través del cual se intercambiaba información sobre seguimientos que los militares hacían al exguerrillero.

"Yo no necesito reportar nada. Necesito es vengar la muerte del soldado, hay que matar (…) A ese man (sic) no hay que capturarlo, hay es que matarlo", habría dicho el coronel Pérez en algunos de esos chats.

TELESCOPIO - Sputnik Mundo
Telescopio
Granda: asesinatos de candidatos y líderes "es el inicio de un genocidio"
Semana publicó otras conversaciones en las que el coronel pedía al cabo Gómez Robledo no reportar ninguna novedad por la radio después de cometer el asesinato y tratar el asunto únicamente por WhatsApp.

La revista señaló que el coronel Pérez, tras conocer del asesinato, se interesó en preguntar por WhatsApp: "¿Qué decía el hijueputa?" antes de ser ultimado a tiros de fusil.

El crimen de Torres fue denunciado el mismo 22 de abril por campesinos que escucharon disparos y quienes impidieron que soldados del batallón desaparecieran el cuerpo en una fosa que fue cavada en predios de la unidad militar.

"Chequéelos, porque eso son los que siguen", habría dicho el coronel Pérez al saber de la presencia de los campesinos, aseguró Semana.

A raíz de la publicación, este domingo el ejército dijo en un comunicado que Gómez Robledo fue enviado a la cárcel militar en el Batallón de Artillería número 13 General Fernando Landazábal Reyes, en Bogotá.

Asimismo, el 2 de mayo "se resolvió retirar del servicio activo de las Fuerzas Militares al señor cabo segundo Daniel Gómez Robledo", mientras que el coronel Pérez "fue retirado del servicio activo" y llamado a declarar por el hecho.

Por último, el Ejército indicó acatará las decisiones judiciales derivadas de la investigación penal.

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала