Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
América Latina
Desde el Río Bravo hasta Tierra del Fuego, noticias, reportajes y análisis sobre la realidad latinoamericana

La empresa española que espió a Assange controlaba las visitas de rusos y norteamericanos

© AP Photo / Matt DunhamJulian Assange, fundador de WikiLeaks
Julian Assange, fundador de WikiLeaks - Sputnik Mundo
Síguenos en
MOSCÚ (Sputnik) — La empresa española Undercover Global S. L., que espiaba a Julian Assange cuando se encontraba en la Embajada de Ecuador en Londres por petición de Estados Unidos, controlaba especialmente si entraban ciudadanos rusos y norteamericanos, según publica el diario El País.

"David Morales, director y propietario de Undercover Global S.L., exigió a sus hombres que catalogaran como objetivos de máxima prioridad a los ciudadanos rusos y norteamericanos que visitaran al activista", señala la investigación de El País, que se basa en testimonios y documentos.

El director de la empresa dio instrucciones "por escrito" a sus empleados para que vigilasen "esos dos objetivos".

La información recopilada se enviaba a la sede de la empresa, en Jerez de la Frontera, donde se archivaban los perfiles de los visitantes por nacionalidades, profesiones, contactos, etc.

Protesta contra la posible extradición de Julian Assange a EEUU en Berlín, el 2 de mayo de 2019 - Sputnik Mundo
Despierten periodistas, el imperio destruye a Julian Assange y a WikiLeaks
Varios empleados de la compañía aseguran ahora que a este servidor, con todos los archivos, "se tenía acceso desde la CIA".

El foco sobre las visitas de rusos a Assange "se intensificó cuando se sospechó que pretendía salir de la embajada en 2017 con estatus diplomático ecuatoriano y dirigirse a Rusia, algo que sus abogados y el propio Assange niegan".

En 2012, Assange se refugió en la sede diplomática ecuatoriana tras perder todas las apelaciones contra la extradición que el Reino Unido se aprestaba a cumplir, accediendo al pedido de la Fiscalía sueca, que lo requería para juzgarlo por presuntos delitos sexuales.

El ciberactivista rechazaba su extradición alegando que Suecia lo entregaría a EEUU, donde podía enfrentar la pena capital por haber publicado miles de documentos secretos sobre las operaciones del Ejército estadounidense en Irak y Afganistán.

Ecuador anuló el asilo al ciberactivista australiano el pasado 11 de abril.

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала