Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo
Qué pasa
La incertidumbre se apodera del mundo cada vez más. En Sputnik tomamos distancia para poder explicarte lo que está sucediendo. Análisis y opiniones de voces autorizadas sobre los asuntos más relevantes a nivel global. 15 minutos, de lunes a sábados.

Trump da clases magistrales de injerencia en Reino Unido

Trump da clases magistrales de injerencia en Reino Unido
Síguenos en
Pateando puertas y dando órdenes, en una clara demostración de lo que es una verdadera injerencia en otro país. Es lo que parece demostrar la visita del presidente de EEUU, Donald Trump, a Reino Unido, a donde llegó para respaldar a Boris Johnson como sucesor de Theresa May, y dar la orden de que el Brexit tiene que ejecutarse antes de fin de año.

Como si se tratara de una colonia, o de su patio trasero, el inquilino de la Casa Blanca llegó a Reino Unido y comenzó a moverse y a comportarse como si se tratara de un territorio de ultramar perteneciente a su país.

Donald Trump, presidente de EEUU  - Sputnik Mundo
"Trump quiere debilitar a la UE, diseccionando al Reino Unido"
De otra manera es difícil entender, para empezar, una visita que tiene lugar en un momento en que la primera ministra está a pocas horas de abandonar el cargo tras haber presentado su dimisión, y además en un contexto de un Parlamento completamente dividido. Así lo entiende el analista internacional Juan Aguilar.

El ambiente que reina en la visita de Trump a Reino Unido es la consecuencia de una fractura importante que se produce en todo el mundo occidental, y en concreto en el mundo anglosajón con mayor intensidad, avisa el analista.

"Es verdad que las élites occidentales aparecen unidas frente a las potencias emergentes, frente a Rusia, frente a China, frente a Irak, a Venezuela, a Corea del Norte. Pero más allá de esa impresión de unidad que dan ante terceros actores, dentro hay una fractura terrible que viene de años atrás, que se produjo, en el fondo, a partir del Brexit, y luego en las elecciones norteamericanas que dieron la victoria a Trump. Y es la fractura que hay entre los neocons o conservadores estilo tea party, con los globalistas. […] Hay un enfrentamiento terrible entre ellos por conseguir la hegemonía".

Te puede interesar: Trump asegura estar comprometido con un acuerdo comercial con Reino Unido tras Brexit

En este sentido, Aguilar entiende que en esta visita de Trump a Reino Unido realmente no hay nada que tratar.

"El efecto político de la visita puede ser grande por las implicaciones que tiene, pero el práctico, ninguno. Allí no hay primera ministra, no hay Gobierno, el Parlamento está dividido… Lo fundamentalmente importante aquí es el espaldarazo a Boris Johnson, a [Nigel] Farage [líder el partido Brexit que arrasó las europeas en Reino Unido], y a empujar y presionar para que este año no acabe sin que Reino Unido se haya ido de la UE".

El inicio de la visita no podía tener menos 'estilo Trump'. Antes de bajarse del avión se revolvió y respondió con su arma favorita a las provocaciones del alcalde de Londres, Sadiq Khan, quien en una tribuna en The Guardian, entre otras cosas, comparó el lenguaje del inquilino de la Casa Blanca con el de los fascistas del siglo XX, le denunció por racismo y misoginia, e incidió que Reino Unido no debería recibirle con alfombra roja.

"Trump es una parte de ese mundo neocons, y el alcalde de Londres, como casi toda la élite británica, es globalista. […] Este choque entre globalistas y neocons impregna a las élites de todo el mundo occidental, especialmente a las norteamericanas y a las británicas. Y esto que hemos visto, este ambiente de un alcalde de Londres criticando a Trump con acusaciones un poco absurdas, como compararle con los fascistas del siglo XX, tiene poco que ver. O el alcalde de Londres es un ignorante o simplemente está intentando insultar de forma gratuita. Pero lo que hay detrás, es esto".

Además: Trump sobre el alcalde de Londres: "Muy tonto e incompetente"

"Sadiq Khan, que ha sido terrible como alcalde de Londres, ha criticado tontamente y de un modo desagradable la visita del presidente de Estados Unidos, el aliado más importante del Reino Unido de lejos. Es un perdedor irrecuperable que debería centrarse en combatir la ola de criminalidad en Londres", fue la bala tuitera de Trump para replicarle.

​Un mensaje completamente opuesto al injerencista que lanzó a favor de Boris Johnson como sucesor de Theresa May, desde la metrópoli, antes de volar a las islas. "He estudiado en profundidad esa competición, y conozco a los diferentes candidatos. Creo que Boris haría una muy buena tarea. Creo que sería excelente. Siempre me ha gustado, y creo que tiene mucho talento. No sé si será elegido, pero creo que es un tipo estupendo. Su actitud hacia mí y hacia nuestro país ha sido muy positiva".

El presidente de EEUU, Donald Trump, escolta a la primera ministra británica, Theresa May  - Sputnik Mundo
Donald Trump tiene la receta para los problemas del Reino Unido
Unas horas a las que también les sacó provechó desde una entrevista que concedió The Times para dictar al Gobierno británico sobre la conveniencia de enviar a Nigel Farage a Bruselas para imponer un Brexit sin acuerdo a la UE. Todo esto, sin que desde Occidente nadie alce la voz para hablar sobre injerencia.

En los últimos tiempos Occidente insiste en hablar de interferencia rusa en distintos países, sin presentar pruebas. Pero aquí la prueba de la injerencia de EEUU es clara para Aguilar.

"Evidentemente hay interferencia. Posiblemente nadie consentiría que se interfiriera así en la política norteamericana o en la política británica, incluso en la política francesa. Pero esto es una lucha entre las propias élites occidentales y están tirando con pólvora de verdad. [Pero en Occidente] Nadie dice nada [sobre la interferencia de EEUU en Reino Unido]. Es más, se ve como normal: es normal, es la libertad de expresión del Sr. Trump, es su opinión", ironiza Aguilar.

"Lo mismo podríamos decir que ha habido realmente interferencia del Reino Unido en la política norteamericana. Recordemos empresas como Cambridge Analytica o el Russiagate que vino desde Gran Bretaña", expresa el periodista. Pero en esta oportunidad, "Trump no se ha quedado corto: ha dado instrucciones", concluye Juan Aguilar.

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала