Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
Radio
Noticias de último momento, temas de actualidad política, económica y social. Análisis de expertos. Programas producidos y realizados por destacados periodistas desde los estudios de Sputnik en Moscú y Montevideo.

Lo dice la genética: estamos programados para comer poco

Lo dice la genética: estamos programados para comer poco
Síguenos en
¿Pensabas que tener hambre era uno de los instintos más básicos de los animales? Te equivocas, la mayor parte del tiempo nuestra genética nos programa para sentirnos satisfechos. Un equipo de investigadores acaba de identificar un gen involucrado en la formación de las neuronas que producen la hormona de la saciedad.

"Estamos programados para comer lo indispensable" es una de las afirmaciones que hizo el argentino Marcelo Rubinstein, profesor e investigador en el Instituto de Investigaciones en Ingeniería Genética y Biología Molecular del CONICET (Argentina) 

Una banda mexicana - Sputnik Mundo
Esta enfermedad cuesta más a México que el robo de combustible
Antes se pensaba que los seres humanos debían sentir hambre constantemente, y que la saciedad era una sensación pasiva, que venía como consecuencia de haber comido bien.

Sin embargo es al revés: la evolución nos preparó para comer lo mínimo posible. Esto se debe a que, en la naturaleza, conseguir alimentos requiere de un gran esfuerzo que incluso puede costarle la vida a los animales.

Recientemente se descubrió el gen NKX2.1, encargado de la formación del hipotálamo y de controlar al gen de las melanocortinas (POMC), que producen la sensación de saciedad. Pero este no es el único, hace unos años el mismo equipo ya había descubierto otro gen maestro que actúa sobre POMC y se cree que hay más.

Comida basura, imagen referencial - Sputnik Mundo
¿Un pacto con el diablo? Esta es la razón por la que algunas personas comen y no engordan
"Hay una combinación única de factores de transcripción capaz de encender un gen en particular. Esto hace que el trabajo sea mucho más difícil de lo que pensamos cuando empezamos", señaló Rubinstein.

Las sociedades industrializadas han llevado a los seres humanos a comer más de lo que precisan, debido a la accesibilidad de comestibles con alto contenido calórico y poco nutritivos. Esto desembocó en una epidemia de obesidad, una enfermedad que en palabras del investigador "no existe en la naturaleza".

"No se trata de un problema genético: más del 95% de los casos de obesidad se deben a modificaciones en los hábitos alimentarios de las personas", agregó. 

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала