Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
América Latina
Desde el Río Bravo hasta Tierra del Fuego, noticias, reportajes y análisis sobre la realidad latinoamericana

Violencia en el fútbol: más dudas que certezas sobre la seguridad en Argentina para el G20

© Sputnik / Francisco LucottiAfición de River Plate
Afición de River Plate - Sputnik Mundo
Síguenos en
El Superclásico entre River y Boca por la Copa Libertadores dejó barrabravas impunes, fallas de seguridad groseras y la política metida en medio de un escándalo de envergadura a días del comienzo del G20.

Después de un día de furia y escándalo, la sociedad fue nuevamente defraudada y avergonzado un país entero en la prensa internacional por la mala política de clubes, organismos futbolísticos y el Gobierno local, luego de que barrabravas volvieran a demostrar la facilidad que tienen para tomar por rehén el deporte favorito de los argentinos.

"Es necesario recordar que en el partido de ida, en La Boca, al micro de River también lo apedrearon, pero como no hubo heridos quedó en la nada", dijo en el programa radial En Órbita de Sputnik, el periodista argentino Pablo Lejder, productor del programa Código de Barras sobre la violencia en el fútbol. El 2 de noviembre el presidente argentino, Mauricio Macri, envió un mensaje por Twitter para alentar a que la Final se jugara con público visitante.

​Luego la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, dijo en un programa televisivo que no habría inconveniente con los enfrentamientos ya que se trataba solo de encuentros de fútbol.

"Fueron palabras desacertadas. Subestimaron un partido que desde comunicadores hasta políticos y futbolistas vendían como una guerra. Y por eso termina ocurriendo lo que pasó", indicó Lejder. Las falencias groseras del operativo darían lugar a sospechas de connivencia entre las fuerzas de seguridad y la barra, o por lo menos un grado de descuido e inexperiencia sumamente graves si se toma en cuenta la relevancia y proyección mundial de este encuentro y la cercanía del inicio de la cumbre del G20 el viernes próximo.

Parte del equipamiento de seguridad de la cumbre del G20 - Sputnik Mundo
A días del G20, la Policía argentina retrocede ante barrabravas y arremete contra maestros y estudiantes
A criterio del periodista consultado, el operativo policial del 24 de noviembre para el encuentro fue "el peor que recuerde en la historia del fútbol argentino. Un papelón. Mandaron el micro de Boca sin custodia por el medio de la gente de River, una locura. Hoy no estamos hablando de quien fue el campeón por la negligencia del operativo policial".

Tras la suspensión indefinida del encuentro, el jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, confirmó la hipótesis de que habían sido barrabravas del club "millonario" quienes atacaron el ómnibus de Boca la tarde anterior como represalia a que la Policía le decomisara 10 millones de pesos (casi 260.000 dólares) y 300 entradas al presunto jefe de "Los borrachos del tablón", Héctor "Caverna" Godoy el viernes pasado.

"Hay un apañamiento, un cómplice que le cedió esas cosas. Lo que ocurrió con el micro de Boca es un mensaje de la barrabrava de River: si ellos no podían ingresar al estadio el partido no se jugaba. Y así sucedió por desgracia", agregó.

La sumatoria de episodios bochornosos puso en tela de juicio la capacidad del Gobierno de encarar operativos de seguridad de gran magnitud en escenarios previsibles. El 27 de noviembre tendrán los clubes y el organismo una reunión en Asunción, Paraguay, para definir qué sucederá con el partido definitorio de la Final, que parece ahora más cercana a ser resuelta en tribunales que en el campo de juego. "Si el partido no se juega ganan los barrabravas. Ahora todo depende de los abogados de ambos clubes. La Copa ya se desvirtuó, toda esta la locura diluyó", concluyó Lejder.

Además: Buenos Aires de acero: así se prepara la seguridad para recibir al G20

Por el momento el episodio costó el puesto de Martín Ocampo como ministro de Seguridad porteño. Habrá que ver hasta donde cala el temblor. La incertidumbre tras este lamentable episodio se afianza: ¿Argentina es un anfitrión confiable para recibir sin sobresaltos a la reunión de jefes de Estado más importante del mundo?

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала