Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
América Latina
Desde el Río Bravo hasta Tierra del Fuego, noticias, reportajes y análisis sobre la realidad latinoamericana

Justicia guatemalteca dicta 5.160 años de cárcel a exmilitar por la matanza de Dos Erres

© Sputnik / Valery Melnikov / Abrir banco de fotosLas rejas de la cárcel (imagen referencial)
Las rejas de la cárcel (imagen referencial) - Sputnik Mundo
Síguenos en
MOSCÚ (Sputnik) — Un exmilitar de élite del Ejército de Guatemala, Santos López Alonzo, fue sentenciado a 5.160 años de cárcel por una masacre perpetrada en Dos Erres hace más de tres décadas.

"La Unidad de Casos Especiales del Conflicto Armado Interno de la Fiscalía de Derechos Humanos obtuvo hoy la sentencia condenatoria de 5.160 años de prisión inconmutables en contra de Santos López Alonzo por delitos contra los deberes de humanidad, asesinato, supresión y alteración del estado civil. La Fiscalía demostró ante el Tribunal de Mayor Riesgo 'C' que Santos López es responsable de participar en el asesinato de 171 personas en el parcelamiento Dos Erres, Petén, en 1982", declaró el Ministerio Público.

Una cárcel (imagen ilustrativa) - Sputnik Mundo
España
Piden 375 años de cárcel para ocho acusados de agredir a dos guardias civiles en España
Santos López fue extraditado en 2016 por EEUU donde había estado detenido por problemas migratorios.

El Tribunal de Mayor Riesgo 'C', integrado por tres magistrados, condenó al antiguo kaibil (soldado de élite) a 30 años de prisión por cada uno de los 171 homicidios imputados.

Los kaibiles lanzaron un operativo militar en Dos Erres el 6 de diciembre de 1982 para recuperar las armas que los insurgentes habían arrebatado a los militares durante un enfrentamiento. Los soldados permanecieron durante tres días en esta localidad torturando y matando a sus habitantes. Varias mujeres y niñas también sufrieron violaciones sexuales, señala la acusación.

También: Fiscalía de Brasil pide 386 años de cárcel para expresidente de la Cámara de Diputados

Uno de los testigos clave en el juicio fue Ramiro Antonio Osorio Cristales, cuya familia fue asesinada en 1982.

El testigo, que tenía en aquel entonces cinco años, fue adoptado por Santos López, quien llevó al menor a su casa, le cambió el nombre y lo registró de forma irregular, haciéndolo pasar por su hijo.

Te puede interesar: Las ciudades más violentas del mundo son latinoamericanas

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала