Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a

Esta es la reacción de una rusa al probar el queso prohibido repleto de gusanos (vídeo)

CC BY-SA 2.5 / Shardan / Queso casu marzu (foto archivo)
Queso casu marzu (foto archivo) - Sputnik Mundo
Síguenos en
Italia es reconocida en todo el mundo por su excelencia gastronómica: pastas, pizza, dulces y vinos deleitan a los paladares más existentes. Sin embargo, hay una comida que genera controversia: el casu marzu, el queso que en su interior tiene larvas vivas de moscas y cuya venta es ilegal en toda la Unión Europea.

'Casu marzu' significa 'queso podrido' en el dialecto sardo y su aspecto, es cierto, es poco tentador. Sin embargo, quienes lo probaron aseguran que es un manjar, un poco picante, pero delicioso.

El secreto detrás del exquisito e incomparable sabor está en su fermentación. En esta etapa, las moscas dejan sus huevos que luego se convierten en cientos de larvas que crecen, se alimentan y defecan en el interior del queso durante semanas. Esto genera unas enzimas que rompen los ácidos grasos y que le otorgan un sabor picante al lácteo.

Te puede interesar: Queso explosivo y tsunami de cerveza: raras catástrofes causadas por comida

La Unión Europea prohibió su comercialización por no cumplir con las normas higiénicas y sanitarias, pero en la isla italiana hay quienes lo producen para "consumo personal".

El libro de los récords Guinness mundiales lo calificó como "el queso más peligroso del mundo". Tanzila Ortsueva, una turista rusa, llegó hasta esta zona del Mediterráneo dispuesta a encontrar el queso prohibido después de muchos intentos fallidos.

"Cada vez que venía a Cerdeña, preguntaba por este queso en las recepciones de los hoteles, en las queserías, les pedía que me dieran algún contacto para conseguirlo", explicó la joven rusa antes de la peligrosa degustación.

"En nuestra villa había un cocinero sardo. Cuando me escuchó hablar de este queso, me preguntó si quería probarlo y le dije que sí, que era mi sueño. Dos horas después ya lo teníamos sobre la mesa", relató Tanzila con entusiasmo a Sputnik.

Tema relacionado: Comida cruda, una forma saludable de obtener nutrientes

"Todo iba bien, pero tres minutos después vi a las larvas saltar en mi plato. Miré el queso abierto y estaban saltando desde allí. Me acobardé. No me daba miedo tenerlas en la boca, sino sentirlas en mi cuerpo", agregó la mujer que no dudó en afirmar que fue el mejor queso de su vida: "Ha sido algo fantástico. De escándalo".

Pizza con piña - Sputnik Mundo
Desmontan los mitos sobre la comida procesada
Al abrir el queso, se ve la impactante invasión de gusanos. Un dato importante a tener en cuenta: solo hay que comer los quesos que tengan larvas vivas, ya que si al abrirlo nos encontramos con gusanos muertos, significa que ya no es apto para el consumo.

Si bien los pastores que lo producen aseguran que no es cierto que sea tóxico, el temor es que pueda causar desde ingestión por acidez —pasando por vómitos y diarrea- hasta el peor desenlace: que un gusano llegue vivo al intestino y comience a generar parásitos allí. Pese a todas estas advertencias, locales —y algunos turistas- lo disfrutan como el 'caviar' sardo.

¿Probarías este manjar italiano? Coraje y ¡Buon apetito!

También: La exitosa producción de queso en Rusia destaca en el mundo tras cuatro años de embargo

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала