Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo
Internacional
Todas las noticias mundiales en un mismo portal informativo. Sigue de cerca lo que pasa en diferentes regiones del planeta.

Los liquidadores del 11 de septiembre, afectados por una misteriosa epidemia de leucemia

© AP Photo / Michael ConroyBomberos entre los escombros del World Trade Center en Nueva York, el 12 de octubre de 2001
Bomberos entre los escombros del World Trade Center en Nueva York, el 12 de octubre de 2001 - Sputnik Mundo
Síguenos en
Los rescatistas que extinguieron los incendios y limpiaron los escombros del atentado de las Torres gemelas el 11 de septiembre de 2001 sufren de esta dura enfermedad más de lo normal.

La dolencia es el mieloma, conocido popularmente como leucemia. A esta conclusión llegaron los médicos tras un estudio cuyos resultados fueron publicados en la revista JAMA Oncology.

Atentado de 11S en Nueva York (archivo) - Sputnik Mundo
"Arabia Saudí tiene la culpa del 11S y lo sabe"
La investigación reveló que los bomberos y rescatistas que trabajaron en el World Trade Center tras el 11 de septiembre tenían un mayor riesgo de desarrollar la enfermedad precursora del mieloma: el MGUS.

El MGUS (Gamopatía monoclonal de relevancia no determinada) hace que las células plasmáticas de la sangre produzcan una proteína anormal llamada proteína monoclonal, que puede causar mieloma múltiple, un tipo de leucemia que desplaza a las células formadoras de sangre de la médula ósea.

Los médicos analizaron muestras de sangre de 781 bomberos blancos de entre 50 y 79 años que trabajaron en el lugar del atentado y las compararon con la prevalencia de la MGUS entre los que nunca participaron en aquellas tareas. Resultó que para el primer grupo, la prevalencia de esta gamopatía era casi el doble que frente al segundo.

Te puede interesar: Un infierno que se repite": descubre la base aérea de EEUU que mata sin aviones

La mayoría de los casos de mieloma múltiple se diagnostica en personas mayores de 65 años, y solo el 5% afecta a menores de 50 años.
Los científicos sospechaban desde hace tiempo que la extinción de incendios era una profesión de riesgo no solo porque el fuego, el calor y el humo pueden matar a una persona cuando intenta salvar la vida de otros, sino también porque permanecer en ese entorno puede contribuir al desarrollo de cánceres. El polvo de las torres derrumbadas expuso a los bomberos y rescatistas a niveles de potenciales carcinógenos sin precedentes.

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала