Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
América Latina
Desde el Río Bravo hasta Tierra del Fuego, noticias, reportajes y análisis sobre la realidad latinoamericana

La guerra comercial podría afectar el crecimiento de América Latina en 2018

La guerra comercial podría afectar el crecimiento de América Latina en 2018
Síguenos en
Los resultados preliminares del primer trimestre del año permiten observar la continuación de la tendencia de dinamización económica iniciada en 2017. Así lo explicó a Sputnik el economista uruguayo Germán Deagosto, quien aclaró que esto podría revertirse frente a la posibilidad de un enfrentamiento comercial entre Estados Unidos y China.

Si la economía de América Latina avanzara durante el 2018 como proyectaron consultoras y organismos internacionales a finales de 2017, el éxito regional estaría asegurado. Y aunque el margen de error está presente siempre, el presidente estadounidense no ha hecho más que aumentarlo.

De acuerdo a las prospecciones de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), la región crecerá durante el año 2,2%, superando el crecimiento del año anterior. Para el economista Germán Deagosto, los números del primer trimestre muestran la continuación de la tendencia y denotan un cumplimiento de las expectativas, pero las condiciones externas no aseguran su sustentabilidad en los nueve meses próximos.

Conozca más: 2018: Economía latinoamericana y caribeña crecerán, pero la pobreza no bajará

Según dijo Deagosto a Sputnik la anunciada "guerra comercial "sin duda es una mala noticia en un contexto donde las noticias empezaban a ser buenas". Para el experto, ante una economía mundial y latinoamericana que crecía, y donde había calma financiera, la guerra comercial genera nuevos desequilibrios, especialmente en algunos países de la región.

"Los dos motores del bloque —además de México- son Argentina y Brasil, países que efectivamente volvieron a crecer, pero que no tienen un crecimiento consolidado. Las dos economías siguen teniendo importantes desequilibrios fiscales y también de cuenta corriente. Eso hace que la sostenibilidad del proceso de recuperación sea muy sensible a las condiciones de financiamiento del mundo y eso es algo que este año empezó a ser más complejo respecto a 2017", explicó.

A esto, según dijo, se suman las elecciones que tendrán lugar en Brasil y México, y la inconclusa negociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte que podría determinar cambios en los pronósticos regionales. 

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала