Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a

¿Quién dijo que la forja era solo cosa de hombres?

Síguenos en
Esta rusa dejó su carrera de banquera para pasarse a la herrería.

"Mi familia no entendió fácilmente que cambiara mi puesto de banquera exitosa por la herrería. Muchos no me entendían", dice esta rusa de mediana edad llamada Natalia.

Su interés por la forja surgió casualmente, aunque cuenta que su padre es soldador y que "es posible que la genética, de alguna manera" le haya transmitido "todo esto". Asegura que su objetivo no es demostrar nada, sino vivir de la herrería "porque le gusta".

Lea más: Metalurgo hasta los huesos: pasa la mano por metal fundido como si nada

Sus creaciones, inspiradas en la naturaleza, se han mostrado ya en numerosas exposiciones.

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала