¡Usted se ha registrado con éxito!
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo
Internacional
Todas las noticias mundiales en un mismo portal informativo. Sigue de cerca lo que pasa en diferentes regiones del mundo.

"Es un gran peligro que se pueda acceder libremente" a las fórmulas de las armas biológicas

© Sputnik / Valeriy Melnikov / Abrir banco de fotosArmas químicas (imagen referencial)
Armas químicas (imagen referencial) - Sputnik Mundo
Síguenos en
MOSCÚ (Sputnik) — La fórmula de la sustancia tóxica A-234 (Novichok), publicada por el químico ruso Vil Mirzayánov, posibilitó que los terroristas crearan un arma química, aseguró el exmiembro de la comisión de la ONU de armas biológicas Ígor Nikulin.

Mirzayánov, emigrado a EEUU, desveló en un libro publicado en 2008 todas las fórmulas necesarias para sintetizar el gas A-234.

Destrucción de armas químicas - Sputnik Mundo
Rusia reitera que eliminó todos sus arsenales químicos
"Es un gran peligro que se pueda acceder libremente a esas tecnologías", dijo el experto, agregando que la publicación de esos detalles puede catalogarse de apoyo al terrorismo, ya que los grupos radicales son capaces de usar esas fórmulas para producir gases altamente venenosos.

El científico recordó que los miembros de la secta Aum Shinrikyo lograron producir en condiciones rústicas cierta cantidad de gas sarín que utilizaron en el atentado ocurrido en el metro de Tokio.

"Conozco de reojo la publicación de Mirzayánov, (…) se parece mucho a una sustancia tóxica de uso militar", precisó.

Según Nikulin, la producción de esos gases, sin embargo, requiere una infraestructura especial para que quienes los creen no mueran a causa de sus efectos.

El centro científico de Porton Down, ubicado a ocho kilómetros de Salisbury, el Reino Unido - Sputnik Mundo
La sustancia A-234, ¿fabricada en un centro científico cerca de Salisbury?
Poco antes el jefe de las Tropas de Protección Radiológica, Química y Biológica de Rusia, general mayor Ígor Kirílov, señaló que Porton Down, una de las instalaciones más importantes del Reino Unido que se dedican a la investigación de sustancias tóxicas, está situado curiosamente a solo unos cuantos kilómetros de Salisbury, donde fueron envenenados el exespía Serguéi Skripal y su hija Yulia.

Mirzayánov emigró a EEUU en 1996 y actualmente vive y trabaja en la ciudad de Princeton, estado de Nueva Jersey.

Lea también: Londres presiona a la OPAQ para que apoyen las acusaciones a Rusia

El científico admitió en una entrevista con un periódico ruso que Reino Unido o Estados Unidos pudieron producir la sustancia con la que supuestamente fueron envenenados a inicios de marzo los Skripal. 

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
EN VIVO
Заголовок открываемого материала
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала