Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
América Latina
Desde el Río Bravo hasta Tierra del Fuego, noticias, reportajes y análisis sobre la realidad latinoamericana

Estado de Brasil refuerza seguridad por temor a llegada de narcotraficantes de Río

Síguenos en
RÍO DE JANEIRO, BRASIL (Sputnik) — El estado brasileño de Espírito Santo, en el sureste del país, reforzó su seguridad en las carreteras ante el temor de que los narcotraficantes que puedan huir de Río debido al despliegue del Ejército se instalen en su región.

"La operación empieza hoy y no tiene plazo para acabar; nuestra intención es buscar drogas, armas y personas en estado de busca y captura", explicó el teniente Igor Morotti, de la Compañía Independiente de Misiones Especiales, en declaraciones al diario local O Globo.

Un soldado brasileño en Río de Janeiro - Sputnik Mundo
¿Es preciso que intervenga el Ejército en Río de Janeiro?
El esquema de seguridad se centrará en los 198 kilómetros de frontera con el estado de Río de Janeiro, que serán vigilados a través de helicópteros, drones y vehículos policiales, un refuerzo que tendrá un coste de unos 2,5 millones de reales (casi 765.000 dólares), según las autoridades locales.

El secretario de Seguridad Pública de Espírito Santo, André García, aseguró que próximamente se reunirá con el ministro de Justicia del Gobierno, Torquato Jardim, para pedirle que vuelvan al estado los policías de carreteras que Espírito Santo prestó temporalmente al Ejecutivo central, así como establecer un canal de información entre los estados del sureste.

Lea también: Militares al acecho en Brasil

Policía militar brasileña en la favela Rocinha de Río de Janeiro - Sputnik Mundo
América Latina
Enfrentamiento a tiros entre policías y criminales en favela brasileña Rocinha
El pasado 16 de febrero el Gobierno de Michel Temer decretó la intervención federal en el Gobierno del estado de Río de Janeiro y desde ese momento la seguridad pública pasó a estar en manos de las Fuerzas Armadas.

Todos los cuerpos policiales, los bomberos, el servicio de inteligencia y la administración penitenciaria estarán hasta el 31 de diciembre bajo el mando de un militar, algo inédito en la democracia brasileña.

El despliegue del Ejército en Río de Janeiro podría provocar que los principales líderes de las facciones del narcotráfico abandonen la zona en busca de refugio en estados vecinos, se ahí el temor de las autoridades de Espírito Santo o Minas Gerais, que también anunció un refuerzo en los controles. 

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала