Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a

Encarcelan a una rusa tártara en el aeropuerto de Londres: ¿racismo, intento de humillar o crimen?

© AFP 2021 / Shaun CurryEl aeropuerto de Heathrow en Londres, Reino Unido
El aeropuerto de Heathrow en Londres, Reino Unido - Sputnik Mundo
Síguenos en
Radmila Jákova, tártara rusa, fue metida a la cárcel en el aeropuerto británico de Heathrow. Según Radmila, la detuvieron en el aeropuerto de manera ilegítima. Hay varias razones para opinar que el incidente ocurrió a causa de racismo y discriminación.

La joven había viajado sola a Francia para la boda de unos amigos con una escala en Londres, tras lo cual iba a viajar a Asia. Llevaba ropa de deporte y una mochila que decía: '¡Visita Tartaristán!' —uno de los sujetos federales de Rusia con capital en Kazán—. En Heathrow, le preguntaron varias veces qué significaba la palabra Tartaristán.

Actualización: Radmila eliminó el primer mensaje sobre el incidente en su Facebook tras consultar con sus abogados:

Не думала я, что окажусь в тюрьме, когда летела с пересадкой через Лондон на свадьбу друзей во Францию на выходные. Я бы…

Posted by Радмила Хакова on martes, 20 de febrero de 2018

Radmila reconoce que cometió un error al rellenar el formulario por la noche, cuando contestó que nunca había estado en Londres. Pero luego se acordó de que ya había visitado la zona de tránsito del aeropuerto británico antes y en seguida se corrigió. "¡No es ningún crimen!", comentó la mujer tártara.

Aeropuerto británico Heathrow - Sputnik Mundo
La imagen de un joven argentino en el suelo de un aeropuerto de Londres conmueve al mundo
Luego, la joven se acercó al control de pasaportes para preguntar si podía mejorar de alguna manera su estancia en la zona de tránsito durante la escala de 20 horas y alojarse en un hotel dentro o fuera del aeropuerto, ya que tenía un visado de EEUU que supuestamente le permitía hacerlo.

La empleada le propuso seguirla y ambas salieron de la zona de tránsito. Fue entonces cuando cometió un 'crimen', sin saber. Su visado de EEUU todavía no estaba usado por lo cual no podía abandonar esta zona del aeropuerto.

"Una oficial de la guardia fronteriza me sacó de la zona de tránsito y me dijo: 'Estamos solucionando su problema. Sígame'. La seguí y esto sí fue un delito. Me enviaron a la prisión para migrantes, desde donde me escoltaron como delincuente hasta el punto final de mi viaje con mi pasaporte retenido con un sello correspondiente", escribió Radmila en su página de Facebook.

La muchacha —que ha trabajado en programas gubernamentales, proyectos culturales y medios de comunicación, es autora de un libro y activa usuaria de las redes sociales con un número total de unos 20.000 seguidores— desconoce la razón de por qué la empleada lo hizo.
"Viajo mucho, estuve en 30 países y nunca violé el régimen de visados", añadió.

Según Radmila, la trataron muy mal en la cárcel, donde no había ninguna persona de aspecto europeo.

"Las personas que me hablaron en Londres, se rieron de mí. Al alojarme en la cárcel en vez del hotel, me preguntaron varias veces: '¿Estás contenta ahora?'. Puede parecer divertido, pero fue humillante como todo el proceso. (…) Me despertaban cada hora para sacarme de un equilibrio psicológico".

Radmila está muy decepcionada e indignada por el comportamientos de los empleados del aeropuerto y espera averiguar por qué la deportaron como delincuente y pusieron un sello en el pasaporte, que posteriormente puede provocarle problemas a la hora de solicitar otros visados y cruzar otras fronteras.

"Creo que la razón de este desagradable error es el racismo y el odio de clase (no me parecía a ellos, y desafortunadamente no hablaba inglés tan bien como ellos ni tenía ningún signo reconocible de que perteneciera a 'su clase'). Surge una sensación de poder absoluto e impunidad de una posición 'más alta' del personal fronterizo del aeropuerto de Heathrow".

Andrew Parker, el director del Servicio de Seguridad (MI5) del Reino Unido - Sputnik Mundo
El Reino Unido: la amenaza islamista es "multidimensional"
"Soy tártara. Se me nota en la cara. Pero parecer musulmana o serlo (si lo fuera) no es crimen", añadió.

La joven ya envió una carta al Consejo Británico para solicitar su ayuda, a la Embajada de Rusia en Reino Unido, así como la Embajada de Reino Unido en Rusia. Radmila también tiene previsto escribir al alcalde de Londres.

"Gastaré el dinero que sea necesario para llevar este caso a la justicia, porque, aunque parezca inesperado, una joven de Tartaristán con ropa deportiva tiene dinero para un abogado y tiene sentido de justicia", resumió Radmila.

La portavoz del Ministerio de Exteriores de Rusia, María Zajárova, reaccionó inmediatamente a la publicación de la ciudadana rusa y aseguró que la Embajada de Rusia en la capital británica se encargará del caso.

"Pero también me gustaría escuchar el comentario de los colegas británicos tanto en Moscú como en su lugar principal de ubicación, sobre esta historia. Quizás Boris Johnson preste su atención en el caso. ¡Pues es posible que se trate de una discriminación a nivel nacional! (…) Pero aún más me gustaría atraer la atención de la BBC y su departamento ruso", comentó Zajárova en Facebook.

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
EN VIVO
Заголовок открываемого материала
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала