Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo
Internacional
Todas las noticias mundiales en un mismo portal informativo. Sigue de cerca lo que pasa en diferentes regiones del planeta.

Desprestigio institucional y gastos exorbitantes ensombrecen comicios en México

CC0 / Pixabay / La Ciudad de México (archivo)
La Ciudad de México (archivo) - Sputnik Mundo
Síguenos en
CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — El proceso electoral mexicano está regido por instituciones con baja credibilidad, sin capacidad de fiscalizar la cifra negra del gasto de los partidos políticos en sus campañas, que podrían superar los límites legales, estiman analistas consultados por Sputnik.

"Un conflicto por el bajo prestigio de las instituciones, dependerá mucho del resultado electoral: si es cerrado, aumentará la conflictividad y jugará en contra de quien gane", dijo a esta agencia Jorge Javier Romero, profesor investigador del departamento de Política y Cultura de la Universidad Autónoma de México.

En cambio, si la diferencia es amplia, "el resultado será más aceptable y el desprestigio del Instituto Nacional Electoral (INE) no influirá demasiado", estima el académico, doctorado por la Universidad Complutense de Madrid.

Ciudad de México - Sputnik Mundo
América Latina
Comienza periodo de silencio de precandidatos, previo a campañas electorales en México
El riesgo es que se repita un resultado apretado, similar al año 2006, que le dio al ganador de centroderecha, Felipe Calderón, apenas un 0,6% sobre Andrés Manuel López Obrador, que llega este 2018 como favorito en los sondeos en su tercera competencia.

"En ese caso, el escenario será muy conflictivo, aunque hasta ahora no hay pruebas de que haya habido fraude" en aquellos comicios, dijo Romero.

El otro tema que genera incertidumbre es la fiscalización del gasto público.

Lea más: Investigación de corrupción a favor del PRI al centro del debate en México

El profesor de la Universidad Iberoamericana (UIA) y consultor político Rubén Aguilar Valenzuela estima que los gastos de campaña son exorbitantes y llegan lejos de los límites legales.

"El mayor de todos los vicios es el gasto escandaloso de las campañas, que va de 10 a 15 veces más de los topes permitidos por la ley", dijo el académico a esta agencia.

Sobre esa estimación, Romero comenta que, legalmente, "las instituciones no tienen manera de saber cuánto gastan realmente los partidos, porque el INE solo fiscaliza los reportes que los partidos reconocen y los ingresos privados declarados y legales".

Bandera de México - Sputnik Mundo
América Latina
Candidatos a la presidencia de México se disputan bandera de lucha contra la corrupción
Así, los cálculos son hechos basados solo en facturas y documentos oficiales de gastos e ingresos.

"El problema son los indicios muy fuertes de que el dinero negro en las campañas es ingente", afirma el politólogo de la universidad capitalina.

Romero señala que el Banco de México detecta masas monetarias inusuales en periodos electorales.

"La demanda de efectivo era realmente atípica desde el último trimestre del año 2017, creció en forma exponencial: cerca del 20% superior a lo normal", indicó citando datos del banco central.

Más aquí: Operador "electoral" de Odebrecht sobornó al partido gobernante de México

Ese dinero sucio circula en efectivo, no mediante circuitos financieros bancarios.

Embajadora de México: "El 2018 será un año muy importante"
"Los consultores y estrategas políticos lo saben, porque es común que les paguen con maletines llenos de billetes, que no pasan por ninguna fiscalización", agregó.

Es inevitable la sospecha: "podría proceder del crimen organizado, de la corrupción o malversación de fondos públicos, como las transferencias ilegales de gobernadores a campañas políticas", puntualizó el experto.

Instituciones sin credibilidad

La credibilidad en las instituciones políticas en México es aún muy baja.

Bandera de México - Sputnik Mundo
Elecciones en México 2018: dos para el 'show'
Un sondeo de Consulta Mitofsky de principios de febrero, indica que la calificación de los partidos políticos es la peor de todas las instituciones evaluadas: 4,4 puntos de 10.

La presidencia (4,9), los diputados (4,8) y los senadores (5) también caen en la franja más baja.

El organismo electoral (INE) alcanza una valoración mediana, con 6,2 puntos, lejos de las instituciones más respetadas: las universidades (7,4); la Iglesia católica (7,1) y el Ejército (7).

Le puede interesar: La justicia de México está atrapada en el pantano de la política electoral

Elecciones en México - Sputnik Mundo
La democracia más cara del mundo
Por otra parte, el doctor en Derecho Francisco Zorrilla Mateos, experto en legislación electoral en la Universidad Nacional Autónoma de México dijo a Sputnik que "es preocupante el desgaste de las autoridades y tribunales electorales que han tomado decisiones controvertidas".

El autor de la investigación "Financiamiento de partidos, rendición de cuentas y corrupción", señala que el desprestigio de las instituciones comienza por los ataques de los partidos, inconformes con resultados.

"Los actores políticos llevan las controversias a la escena pública, y van mermando la credibilidad de instituciones que operan con funcionamientos muy complejos, muy difíciles de entender", dijo el autor.

Los ciudadanos encargados de contar los votos "a pesar de la capacitación que reciban, enfrentarán situaciones muy complejas en tareas simples, como distinguir votos nulos, en un sistema que se ha vuelto muy abigarrado", anticipa Zorrilla.

Las elecciones en Estado de México - Sputnik Mundo
Сada secreto al final ve la luz del día: el nuevo fraude electoral en México que nadie ve
En 20 años de reformas electorales, "el sistema mexicano ha sido muy reactivo", y ha multiplicado las reglas en cada coyuntura.

Cita como ejemplo la causa de nulidad de una elección por rebasar los topes legales de gastos de campaña.

En México existe una peculiar jurisprudencia, que establece como criterio obligatorio, en qué cancha cae la pelota en esas controversias.

"Si la diferencia es menor a 5% del resultado electoral, el que debe probar que no rebasó los gastos es el acusado; pero si es mayor a 5%, quien acusa debe demostrar que el derroche fue determinante para definir la votación", explica Zorrila.

El sistema está diseñado para fiscalizar solo los reportes de gastos entregados por los partidos, el resto no existe, "no se corresponden con la realidad", puntualizó.

Siga aquí: "Autoridades de México incapaces de frenar dinero sucio en campañas"

Un total de 87,8 millones de electores están convocados a las elecciones generales del 1 de julio próximo. 

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала